• Una pequeña investigación realizada en mujeres en etapa posmenopáusica reveló que pueden quemar grasa y dormir mejor comiendo chocolate.
  • Los dos momentos ideales para comer chocolate son una hora después de despertarse o una hora antes de irse a dormir.

Existen muchos mitos sobre el consumo de chocolate: que engorda, que es malo para la salud o que es importante limitar su consumo. 

Sin embargo, comer chocolate en pequeñas cantidades diarias con regularidad está avalado por numerosos estudios científicos.

Se ha demostrado su acción antioxidante, mantiene sanos al corazón y al cerebro, contribuye a la salud de la piel y combate la fatiga o la depresión al mejorar la transmisión de neurotransmisores, como la serotonina.

Ahora, si te encanta el chocolate, te tenemos buenas noticias.

Un pequeño estudio —recientemente publicado en The FASEB Journal y realizado a 19 mujeres posmenopáusicas— encontró que dos pequeñas ventanas de tiempo son especialmente efectivas para comer chocolate y obtener grandes ventajas.

Las mujeres mayores pueden acceder a un impacto positivo si consumen una pequeña porción de chocolate (85 gramos diarios) una hora después de despertarse o una hora antes de irse a la cama. 

Las 19 participantes se sometieron a una prueba controlada durante dos semanas, en las que consumieron a diario dicha cantidad de chocolate con leche, que es más rico en grasas, azúcar y calorías que el oscuro.

Investigaciones anteriores —como la publicada en Obesity— encontró que cuanto más chocolate comían las mujeres posmenopáusicas al día, más probabilidades tenían de aumentar su índice de masa corporal a medida que envejecían.

¿Qué pasa cuándo se come chocolate en la primera hora después de despertar?

chocolate
Pixabay

Las mujeres del estudio, publicado en The FASEB Journal, no solo se abstuvieron de aumentar de peso a pesar de comer chocolate regularmente, sino que también mostraron beneficios distintivos del hábito.

Comer 100 gramos por la mañana —especialmente dentro de una hora después de despertarse— disminuyó el hambre y el deseo de alimentos dulces en general, en gran parte porque redujo los niveles de glucosa en sangre.

La golosina también provocó quemar grasa en un mayor grado e impulsó la actividad física a lo largo del día.

¿Cómo beneficia comer chocolate antes de ir a dormir?

Comer chocolate por la noche —aproximadamente una hora antes de irse a dormir— aumentó la señalización de la melatonina, el neurotransmisor asociado con la somnolencia y que puede proporcionar ventajas al sistema circadiano, con un gran impacto en el peso corporal y el metabolismo.

En este sentido, la ciencia lleva tiempo advirtiendo que comer en el momento equivocado, como una comida pesada cerca de la hora de dormir, puede afectar negativamente los procesos metabólicos y conducir a un mayor almacenamiento de grasa.

Entre otras consecuencias, puede alterarse el modo en que funcionan los microbios intestinales, propiciando trastornos del sueño, elevación del azúcar en la sangre, distribución de la grasa corporal y somnolencia diurna.

Sin embargo, la pequeña cantidad de chocolate en el estudio tuvo el efecto contrario.

Las participantes que tomaron chocolate por la noche informaron menos variabilidad para conciliar el sueño y una mejor calidad de este en general.

Es importante, teniendo en cuenta que los problemas del sueño son quejas frecuentes durante la transición a la menopausia.

Se precisarán más investigaciones para este campo, debido a la pequeña muestra del estudio, en el que solo participaron 19 mujeres.

AHORA LEE: El chocolate amargo puede ayudar a mejorar tu circulación

TAMBIÉN LEE: Beber chocolate caliente está relacionado con mejores habilidades de memoria por sus nutrientes saludables para el cerebro, encontró un estudio

Descubre más historias en Business Insider México

Síguenos en Facebook, Instagram, Twitter y LinkedIn