• Las Administradoras de Fondos para el Retiro se crearon en julio de 1997, gestionan el dinero para la jubilación de los trabajadores.
  • Actualmente en el Sistema de Ahorro para el Retiro existen 10 Administradoras de Fondos para el Retiro.
  • Existen 69.1 millones de cuentas de Afore con un saldo de 5.7 billones de pesos, al cierre de agosto de 2021.

Seguramente te suena la palabra Afores, pero ¿sabes qué son y cuál es su función? Las Administradoras de Fondos para el Retiro (Afores) son entidades financieras que gestionan el ahorro de los trabajadores para cuando llegue el momento de jubilarse; esto es a los 65 años.

Actualmente, el Sistema de Ahorro para el Retiro cuenta con 10 Administradoras de Fondos para el Retiro, que en conjunto administran 69.1 millones de cuentas; con un saldo de 5.7 billones de pesos, al cierre de agosto de 2021.

Del esquema de beneficio definido al de cuentas individuales

Antes de 1997, en México existía un sistema llamado de beneficio definido, donde el monto de jubilación se definía desde el inicio de la vida laboral. Bajo este modelo, los trabajadores en activo hacían contribuciones que financiaban las pensiones de los retirados.

“El paradigma funcionó, en tanto, hubo muchos jóvenes y pocos adultos mayores”, establece la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar).

Según cálculos de la Asociación Mexicana de Afores (Amafore), mientras en 1970 eran 18 trabajadores activos por cada jubilado, se estima que para 2050 serán 4 trabajadores activos por cada jubilado. Este sistema no era sostenible a largo plazo.

Por ello, el 1 de julio de 1997 entró en vigor el nuevo esquema de pensiones, bajo el modelo de cuentas individuales, también llamado contribución definida, en donde los trabajadores recibirían de pensión lo que lograrán ahorrar con las contribuciones tripartitas: de los patrones, el gobierno y ellos mismos.

¿Cómo funciona una Administradora de Fondos para el Retiro?

Al registrarte en una Administradora de Fondos para el Retiro esta apertura una cuenta única y personal llamada cuenta individual, ahí se acumulan las aportaciones que periódicamente se depositan por parte del patrón, el gobierno y el trabajador.

A raíz de la reforma en pensiones las aportaciones tripartitas cambiaron, se pretende que se genere un incremento gradual en las aportaciones para pasar de 6.5% del Salario Base de Cotización de los trabajadores al 15%.

En ese sentido, la contribución patronal tendrá un incremento gradual a partir de 2023 y que concluirá en 2030. Esta contribución pasará de 5.15% en 2021 y 2022, a 13.875% del Salario Base de Cotización en 2030 para los salarios a partir de 4.01 veces la Unidad de Medida y Actualización (UMA) y hasta el tope del SBC de 25 UMA. 

Para los SBC de 1 salario mínimo (SM) hasta 4 UMA, se da un incremento progresivo de la cuota patronal la cual irá en 2030 desde 5.15% para 1 SM (sin cambio) hasta 12.077% para 4 UMA.

También cambiará la forma en que se realiza la aportación gubernamental

En el caso de la aportación gubernamental, habrá una redistribución; la cual se concentrará en su totalidad en trabajadores que ganen de 1 salario mínimo hasta 4 UMA.

En dicho rango la aportación gubernamental será tal que al sumarse con la aportación patronal den en su totalidad 13.875% del Salario Base de Cotización. Así, la aportación gubernamental irá desde 8.724% para 1 SM, hasta 1.798% para 4 UMA.

La aportación del trabajador seguirá siendo de 1.125% del Salario Base de Cotización.

Con esta reforma, y el incremento a las aportaciones a las Afores, se estima que los trabajadores podrán tener una mayor tasa de reemplazo.

Este término se refiere al monto mensual de la pensión como porcentaje del salario promedio recibido durante la vida laboral del trabajador.

Antes de la reforma la tasa de reemplazo se estimaba en 27.7%, es decir, por cada 10,000 pesos de sueldo, el trabajador recibiría 2,700 pesos como pensión.

Puedes completar el ahorro para el retiro a través de aportaciones voluntarias

Como trabajador que cotiza en el IMSS o el ISSSTE, así como independiente, puedes realizar ahorro voluntario para complementar tu ahorro para el retiro.

Cuando las Afores reciben estas aportaciones voluntarias, las invierte a través de Sociedades de Inversión Especializadas en Fondos de Retiro (Siefores).

Desde el 13 de diciembre de 2019 estas Siefores son generacionales, es decir, los recursos se agrupan dependiendo de la edad de los trabajadores y se invierte con una perspectiva de fecha de retiro.

Las Afores invierten en mercados financieros (nacionales e internacionales, de deuda y capital), sujetas a un régimen de inversión diseñado por la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro, que es el órgano regulador de las Afores.

Los rendimientos generados por dicha inversión se verán reflejados en el saldo de la cuenta individual de ahorro para el retiro de los trabajadores.

Estas son las subcuentas en que está dividida tu Afore

Cada Afore tiene a su vez cuatro subcuentas, estas son:

1) Retiro, Vejez y Cesantía

La aportación a esta subcuenta es obligatoria y la realizan: el trabajador, el gobierno, el patrón.

El trabajador podrá acceder a este saldo hasta después de los 65 años, que en México es la edad estipulada por ley para el retiro.

2) Aportaciones voluntarias

Esta subcuenta está constituída por el ahorro voluntario que cada trabajador puede ir haciendo durante su vida laboral. Entre los beneficios de depositar voluntariamente fondos adicionales a los que se aportan de manera obligatoria se encuentra lograr mayores rendimientos, beneficios fiscales, posibilidad de retirar los recursos en el momento que se requiera (sólo el monto correspondiente a las aportaciones voluntarias; y los recursos se deben recibir a más tardar a los 15 días de haberlo solicitado a la Afore).

Las aportaciones voluntarias no tienen un requisito de monto máximo ni mínimo, las puede realizar el trabajador directamente o solicitarle al empleador que las realice a partir de un descuento de su sueldo; y se pueden realizar cada 2 o 6 meses dependiendo de la Afore en la que se tenga la cuenta.

3) Vivienda

En esta subcuenta únicamente el patrón realiza aportaciones de manera bimestral, equivalentes a 5% del salario base de cotización de cada uno de los trabajadores.

Los recursos son destinados al Infonavit a través del Fondo Nacional de la Vivienda, quedando registrados dichos recursos en la Afore; por lo que deben aparecer en estado de cuenta de cada uno de los trabajadores.

El saldo de esta subcuenta puede ser utilizado para solicitar un crédito para la vivienda a través del Infonavit (si dicho trámite nunca se realiza, los recursos que se abonaron a esta subcuenta podrán utilizarse al llegar al retiro y servirán como complemento de la pensión). O para elevar el monto de la pensión una vez que la persona se jubile.

4) Aportaciones adicionales o complementarias

Su objetivo es incrementar el monto de la pensión, estas aportaciones las puede realizar cada trabajador o el patrón en cualquier momento, y se podrá disponer de ellas al momento del retiro.

Todo el dinero generado por estas aportaciones es invertido por las Afores en Sociedades de Inversión Especializadas para el Retiro (Siefores), con el objetivo de generar rendimientos.

¿Cuáles son las principales funciones de las Afores?

  1. Aperturan las cuentas individuales a petición de los trabajadores.
  2. Reciben las cuotas y aportaciones que los trabajadores, los patrones y el gobierno les entregan y, las depositan, en las cuentas individuales.
  3. Reciben y registran las aportaciones voluntarias de los trabajadores y en su caso, de los patrones.
  4. Administran e invierten el ahorro para el retiro a través de las Siefores para obtener rendimientos.
  5. Registran en la cuenta individual, los rendimientos que vaya generando el ahorro para el retiro del trabajador.
  6. También registran en la cuenta individual las aportaciones para vivienda, que hace el patrón al Infonavit, que el propio Instituto administra, así como los rendimientos que generen.
  7. Envían un estado de cuenta cuando menos tres veces al año al domicilio que el trabajador indique, para que conozca los movimientos llevados a cabo en su cuenta y lleve el control de la misma.
  8. Entregan a los trabajadores los recursos por las prestaciones a que tienen derecho durante su vida laboral, por concepto de ayuda para gastos de matrimonio y desempleo temporal.
  9. Al momento del retiro, entregan al trabajador el monto correspondiente a su pensión.

¿Qué pasa si dejo de trabajar y cotizar?

Si por cualquier circunstancia dejaras de trabajar y tienes una Afore, los recursos permanecen en tu cuenta individual, sin que nadie pueda hacer uso de ellos.

Además, estos seguirán obteniendo rendimientos hasta que cumplas la edad de retiro; y en el caso de la subcuenta de aportaciones voluntarias, hasta el momento en el que decidas hacer uso de ellos.

La cuenta personal del trabajador «inactivo», seguirá gozando de los mismos beneficios que las cuentas de los trabajadores «activos»: rendimientos, derecho de traspaso, recibir estados de cuenta, servicios personalizados; la comisión sobre flujo, desaparecerá al no existir aportaciones pero el trabajador podrá seguir realizando aportaciones voluntarias.

El ahorro de tu cuenta de Afore es heredable

Cuando el dueño de la cuenta individual fallece se contempla que los recursos de la cuenta individual sean traspasados a las personas que el titular designó como beneficiarios, siempre y cuando se cumplan con las condiciones que establezcan las leyes de seguridad social. Esto aplica tanto para trabajadores que cotizan en el IMSS como en el ISSSTE.

Es importante que tanto tú como tu familia tengan clara la Afore a la que estás afiliado así como los requisitos que se deberán cumplir para reclamarla en caso de fallecimiento.

El plazo para dicha reclamación es de 10 años. En caso de no ejercerse dicho derecho, el dinero junto con los rendimientos pasarán automáticamente al IMSS.

Existen los beneficiarios legales y sustitutos. En el primer caso, se encuentra la viuda, o el viudo si dependió económicamente de la trabajadora; los hijos menores de 16 años o mayores si no pueden mantenerse por su propio trabajo o están estudiando hasta los 25 años; los padres (si vivían en el hogar del trabajador) y a la falta del cónyuge, la concubina, o el concubinario si dependió económicamente de la trabajadora.

Los beneficiarios sustitutos, que aplican únicamente a falta de los legales, son aquellos que tienen elementos para solicitar a un juez que los designe como tales.

Para ello, es necesario acudir con la representación de un abogado a la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje que emitirá el fallo correspondiente si fue un trabajador que cotizó al IMSS; y al Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje si es un trabajador que cotizó al ISSSTE. 

Es importante que tu familia tenga información respecto a la Afore a la que estás afiliado así como los requisitos.

Existen dos situaciones en las que puedes retirar dinero de tu Afore: por matrimonio o por desempleo

La mayor parte del saldo de la cuenta individual (el que corresponde a las aportaciones obligatorias, complementarias y vivienda en caso de que no haya sido utilizado con dicho fin) se puede retirar hasta que llega la edad del retiro. Las aportaciones voluntarias como ya te comentamos, se pueden retirar cada 6 meses.

Además, hay algunos casos extraordinarios en que es posible retirar algún porcentaje del dinero que vayas acumulando en tu cuenta individual. 

Estos son, por ejemplo, si te encuentras desempleado o si vas a casarte. En el primer caso, puedes retirar al menos 30 días y como máximo 90 de tu Salario Base de Cotización, este tipo de retiro lo puedes realizar cada cinco años. Para el segundo caso tienes la opción de retirar de tu cuenta hasta 30 días de salario mínimo vigente, una sola vez en la vida.

Los retiros por matrimonio y desempleo pueden ser reintegrados a tu cuenta

Estos dos tipos de retiros parciales antes de la pensión salen de la cuenta individual; en específico de la subcuenta de Retiro, Cesantía en Edad Avanzada y Vejez (RCV) y de la Cuota Social (CS) que aporta el Gobierno Federal.

Si vas hacer el retiro por desempleo, debes contar con una Certificación de Baja del Trabajador Desempleado del IMSS (se otorga a partir del día 46 de desempleo).

La Afore te entregará la cantidad que te corresponde en un máximo de cinco días hábiles después de haberlo solicitado vía cheque o depósito.

Ten presente que cuando haces estos retiros se te descuentan semanas de cotización. Sin embargo, puedes recuperarlas realizando aportaciones totales o parciales a la subcuenta de RCV directamente con la Afore.

Ahora ya sabes un poco más de las Afores, ¿te sirvió esta información? Escríbenos a editorial@businessinsider.mx

AHORA LEE: Rendimiento, comisiones y servicio: los 3 puntos clave si quieres elegir la Afore adecuada para ti

TAMBIÉN LEE: 4 pasos para calcular cuánto necesitas ahorrar para tu retiro

Descubre más historias en Business Insider México

Síguenos en FacebookInstagramLinkedInYouTube y Twitter

AHORA VE: