Ivonne Vargas

Ivonne Vargas

Laberinto Laboral

Una de las nuevas obligaciones para las empresas que ofertan el servicio de outsourcing en M茅xico es darse de alta en el padr贸n para subcontratistas; adem谩s de actualizar sus obligaciones ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) e Infonavit. La nueva fecha para estar en orden con estos aspectos es el 1 de septiembre. 

Calificar como positiva esta ampliaci贸n es un asunto m谩s de formalismo y de salir bien en los post en redes sociales. El problema de fondo es lo inflexible que resulta para muchas empresas cumplir con los tiempos con los recursos con que cuentan.

Por suerte, en esta ocasi贸n las c谩maras empresariales se mostraron ligeramente m谩s 鈥榓gresivas鈥 con su postura. El domingo pasado, Coparmex se帽al贸 mediante un comunicado que la decisi贸n de ampliar la pr贸rroga es positiva, pero insuficiente. 

Resalto la frase ‘ligeramente agresiva’, porque venimos de una Reforma que se dio entre tanta unanimidad que un esbozo de desacuerdo luce extra帽o. 

Un mes de ampliaci贸n en la Reforma, 驴es suficiente?

El presidente L贸pez se ha mostrado jubiloso con sus declaraciones sobre 鈥榗ombatir las malas pr谩cticas del outsourcing鈥. Lo secunda la poca expresividad de la mayor铆a de las C谩maras en el pa铆s. As铆 que una de las preguntas por explorar es: 驴C贸mo esta ampliaci贸n ayudar谩 a los millones de empleados que siguen sin tener clara su situaci贸n laboral tras la reforma al outsourcing?

La Secretaria del Trabajo, Luisa Mar铆a Alcalde, pone en este escenario a 2 millones 400 mil empleados. 

Por su parte, la firma de capital humano, ManpowerGroup, realiz贸 un an谩lisis de cu谩ntas personas podr谩n incorporarse a la n贸mina de las empresas; esto considerando los 4 millones 600 mil empleos subcontratados que existen en el pa铆s, seg煤n datos del Instituto Nacional de Estad铆stica y Geograf铆a (Inegi), y  las intenciones de contrataci贸n de las empresas. La empresa encontr贸 que solo 30% de los trabajadores subcontratados pasar铆a a ser empleados de base; mientras, 60% pasar铆a a esquemas sin seguridad social y 10% se ir铆an a a esquemas de evasi贸n o informales.

El propio Gobierno tiene en el esquema de subcontratados alrededor de 500,000 personas, estima el presidente del Centro de Estudios para el Empleo Formal, Armando Le帽ero. Ser铆a interesante escuchar de voz de las autoridades c贸mo poner en orden a sus propios trabajadores subcontratados, con un periodo de transici贸n irrisorio,

Entonces, un poco de fricci贸n en subcontrataci贸n es urgente 

En materia de outsourcing y en muchos otros temas de pol铆tica laboral. 

No es la primera, ni la segunda y, seguramente, no ser谩 la tercera vez, que el Gobierno festeje un cambio sobre una iniciativa, sin ni siquiera tener claridad sobre la situaci贸n en que se encuentran las empresas y el desempleo. 

Para que esta ampliaci贸n genere cierto beneficio, mucho va a depender de la participaci贸n de la Secretar铆a del Trabajo y Previsi贸n Social (STPS) y para dar agilidad a las autorizaciones pendientes de los servicios especializados, cuyo proceso ha sido muy lento, ejemplifica Le帽ero Llaca, tambi茅n director general de Retribuye, firma especializada en administraci贸n de capital humano. 

De acuerdo con el director, el periodo para realizar los tr谩mites requeridos 鈥攖anto notariales, como las altas ante el Sistema de Administraci贸n Tributaria (SAT) e Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), y los permisos de la Secretar铆a del Trabajo y Previsi贸n Social (STPS)鈥 鈥渃ontin煤a siendo irracionalmente limitado鈥.

Seg煤n cifras difundidas por la Secretar铆a del Trabajo y Previsi贸n Social, 70,000 empresas comenzaron su alta en el Registro de Prestadoras de Servicios Especializados (REPSE); de 茅stas, 25, 500 concluyeron el tr谩mite.

El efecto de la regulaci贸n de la subcontrataci贸n

La regulaci贸n del outsourcing y el 鈥榚fecto positivo鈥 para erradicar pr谩cticas da帽inas, debiera verse reflejada en el incremento del n煤mero de trabajadores registrados en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). Eso no ha pasado, ni se tiene una proyecci贸n clara de en qu茅 tiempo y c贸mo se obtendr谩.

Tampoco se ve reflejado esta iniciativa en un mayor sueldo promedio de salario diario registrado. Y a煤n falta alrededor de 95% de los empleadores 鈥攅n su mayor铆a de micro, peque帽as y medianas empresas鈥 por registrarse en el REPSE. 

En el  fondo, mi planteamiento es: 驴Por qu茅, si estamos viendo un escenario tan desafiante, nos resulta dif铆cil cuestionar y expresar, la mayor铆a de veces de manera tibia, nuestro descontento? 驴Es cultural? 驴Creemos que resulta complicado lograr contrapeso sobre las medidas dictaminadas por las autoridades? 驴Nos resulta indiferente?

La fricci贸n, que este Gobierno detesta, es fundamental; al hacerla, se cuestiona, se indaga. Hay un proceso de disertaci贸n que nos permite llegar a decisiones con mayor an谩lisis. M茅xico vive un momento de profundo desaf铆o 鈥攜 nadie escapa de esto, ni 鈥榝if铆s鈥, ni la 鈥榗lase mediera aspiracionista鈥欌, donde, el hecho de no decidir y dejar que otros decidan nos puede impactar m谩s de lo imaginado.

La invitaci贸n es a cuestionar y generar puntos de fricci贸n. Esto puede ser el inicio de un juicio amplio sobre los retos que implica dar paso a nuevas pr谩cticas, obligaciones, mediciones; as铆 como lo demandan las muchas reformas que est谩n teniendo lugar en el pa铆s. 

Las opiniones publicadas en esta columna son responsabilidad del autor y no representan ninguna posici贸n por parte de Business Insider M茅xico.

Descubre m谩s historias en Business Insider M茅xico

S铆guenos en Facebook , InstagramTwitter y LinkedIn

Consulta a m谩s columnistas en nuestra secci贸n de Opini贸n