Roberto B√°ez

Roberto B√°ez

Juego de Percepciones

¬ŅYa fueron a ver Barbie al cine? Apenas hace unas horas la esperada pel√≠cula, basada en la mu√Īeca m√°s famosa del mundo, lleg√≥ desde Hollywood a la pantalla grande en todos los rincones del mundo‚Ķ o casi a todos.

Pero la llegada de Barbie no ha quitado la atenci√≥n de otra nota muy importante, que tiene varios d√≠as acaparando la atenci√≥n de los medios: la huelga del Sindicato de Guionistas de Estados Unidos (WGA), a la cual recientemente se sum√≥ el Sindicato de Actores de Cine. 

Ambos acontecimientos representan situaciones completamente diferentes, pero tienen en com√ļn que han puesto los ojos del mundo nuevamente en Hollywood. En el juego de percepciones en el que nos movemos todos los d√≠as, la llamada ‚Äúmeca del cine‚ÄĚ juega un rol fundamental en la influencia que ejerce en el mundo. 

Hollywood y el soft power

El concepto de soft power se acu√Ī√≥ en los noventa, generalmente utilizado en el estudio de las relaciones internacionales. Se refiere a la influencia de un actor pol√≠tico para incidir en las acciones o intereses de otros actores, a trav√©s de medios culturales e ideol√≥gicos.

Durante muchos a√Īos se explic√≥ la hegemon√≠a de Estados Unidos en el mundo pos Guerra Fr√≠a, por una combinaci√≥n de hard power (recursos econ√≥micos y capacidad militar) y soft power, donde Hollywood jugaba un papel central para extender el american way of life.

Un ejemplo cl√°sico es la pel√≠cula Rocky IV de 1985, donde el famoso personaje interpretado por Sylvester Stallone derrota a un boxeador ruso, enalteciendo durante toda la trama los valores estadounidenses. ¬ŅQu√© tanta influencia sigue teniendo Hollywood en la vida del mundo?

Barbie y el mapa

La llegada de la pel√≠cula de Barbie en verdad ha causado furor. Una de las muchas notas que ha generado la expectativa, fue la aparici√≥n en una escena de un dibujo que fue acusado de representar al ‚Äúmapa de las nueve rayas‚ÄĚ, el reclamo del gobierno de Pek√≠n en aguas disputadas del mar de China Meridional. En pocas palabras, se culp√≥ a Barbie de estar del lado de China.

La pel√≠cula fue vetada en Vietnam, el cual es uno de los pa√≠ses en la disputa, mientras Filipinas anunci√≥ que s√≠ la transmitir√° pero con esa parte ‚Äúdesenfocada‚ÄĚ.  Incluso el senador texano Ted Cruz acus√≥ a la pel√≠cula de alimentar a la audiencia con ‘propaganda comunista china‚Äô. Probablemente se requiera de ‚ÄúBarbie embajadora‚ÄĚ para solucionar estas controversias.

Otro tema que ha generado mucha conversaci√≥n es el enfoque feminista y el empuje progresista que se dice ha dado Hollywood hacia este y otros temas. La ola rosa ha recorrido el mundo con un despliegue de relaciones p√ļblicas en verdad impresionante, al final ha logrado que hablen de ella en todos lados multiplicando su visibilidad. 

Fran Drescher y la IA

Y mientras algunos se preocupaban por la cancelaci√≥n de la gira publicitaria de Barbie debido a la huelga de actores en Hollywood, Fran Drescher, nuestra entra√Īable ‚ÄúNana Fine‚ÄĚ, encabezaba las protestas en favor de guionistas y actores. 

Drescher trajo a la mesa, entre otros temas, uno que a muchos nos tiene ocupados: la regulaci√≥n de la Inteligencia Artificial (IA) en beneficio de los trabajadores. ¬ŅEs la primera que habla sobre esto? No, pero su imagen ha dado la vuelta al mundo y ha puesto los ojos en ella y en el tema, ha potenciado su visibilidad. 

No se le resta cr√©dito a las huelgas que han existido en el mundo para la reivindicaci√≥n de los derechos laborales, pero si se trata de llamar la atenci√≥n, Hollywood tiene los reflectores. A la voz de Drescher, se han sumado otras como las de Mark Rufallo, Hilary Duff y Jason Sudeikis, personas a las que la gente quiere y escucha. Un poder que ya sobrepasa lo ‚Äúsoft‚ÄĚ y que ha puesto a pensar al resto del mundo. 

Es importante estar al pendiente de los acuerdos a los que llegue Drescher y el sindicato al que representa, tal vez los trabajadores de muchas industrias podamos aprender de ellos. La lucha de ‚Äúla Ni√Īera‚ÄĚ bien valdr√≠a una Barbie l√≠der sindical basada en su imagen, que tambi√©n le de la vuelta al mundo para inspirar a m√°s ni√Īas y ni√Īos.  

Lo que ocurre hoy en Hollywood habla de una muestra de la influencia que sigue ejerciendo en el mundo, ya no solo el soft power, en el contexto de la Guerra Fría para extender los valores y la cultura de un Estado, sino como referente para otros temas como la necesidad de regular la IA, algo que como humanidad nos afecta. Hollywood no está parado, está más activo que nunca. 

Fran Drescher a Barbie | Roberto Baez

Las opiniones publicadas en esta columna son responsabilidad del autor y no representan ninguna posición por parte de Business Insider México.

Descubre m√°s historias en Business Insider M√©xico

S√≠guenos en Facebook , InstagramTwitter y LinkedIn

Consulta a m√°s columnistas en nuestra secci√≥n de Opini√≥n