• Un buen l√≠der, no solo habla, sino que tambi√©n escucha a las personas, se involucra, se interesa por sus planes personales, sue√Īos y necesidades.
  • Tambi√©n toma en cuenta la mentalidad, intenciones, los sue√Īos e incluso el estado de √°nimo de sus miembros de equipo.
  • Cuando el l√≠der deja ver su humildad y se convierte en parte del equipo, la escucha se abre de manera directa, de una manera m√°s personal.
  • ¬°Estamos en Instagram! S√≠guenos.

Sabemos que los líderes deben de tener ciertas capacidades y habilidades para dirigir, supervisar y delegar, con el propósito firme de llegar a los objetivos planteados con máxima eficiencia y productividad, y al mismo tiempo, motivar el crecimiento de cada uno de los integrantes. Basta mencionar que el 43% de las personas que han renunciado a su trabajo, lo hicieron por no tener un buen líder.

Un l√≠der es el capit√°n del barco, quien elige la ruta y otorga tareas a cada miembro de su tripulaci√≥n, para llegar m√°s r√°pido y dando soluci√≥n a cada contratiempo. Pero un buen l√≠der, no solo habla, sino que tambi√©n escucha a las personas, se involucra, se interesa por sus planes personales, sue√Īos y necesidades. ¬ŅEsto los distrae del objetivo? La respuesta es no.

Escucha m√°s y habla menos

Ya no es suficiente con poner atenci√≥n a las actitudes, aptitudes, habilidades y dominio de cada puesto de trabajo. Un buen l√≠der tambi√©n toma en cuenta la mentalidad, intenciones, los sue√Īos e incluso el estado de √°nimo de sus miembros de equipo.

Actualmente, 4 de cada 10 candidatos a un puesto de trabajo, consideran como punto medular para considerar tomar un empleo, la empatía y respeto del líder.

La mentalidad de cada integrante del equipo es el espejo de su forma de trabajar, de su personalidad, de lo que quieren lograr. Escuchar y poner atención en ello, facilitará el flujo de trabajo pues abrirá un canal de confianza para compartir sus inquietudes y proponer mejores y más eficientes soluciones al trabajo del día a día.

No obstante, a√ļn queda un largo camino por recorrer. Los l√≠deres mexicanos utilizan el 19% de su tiempo en involucrarse, asesorar o desarrollar a sus empleados.

Inspira con el ejemplo

Un l√≠der se forma interactuando, conociendo a su gente, platicando y no simplemente ordenando o delegando actividades. S√≠, es necesario que el l√≠der conozca la empresa desde adentro, desde la operaci√≥n de todos y cada uno de los colaboradores, conocer las entra√Īas tanto del negocio como de las personas.

Seg√ļn informaci√≥n estad√≠stica, los l√≠deres que dedican m√°s tiempo a administrar que a interactuar con su equipo de trabajo, son 32% menos comprometidos.

Un buen líder analiza, también, el ambiente de trabajo, que las instalaciones sean las adecuadas y mantiene un ambiente agradable, contagia el entusiasmo por trabajar día a día y por el propósito del negocio. Se dice que un empleado contento es un empleado más productivo.

Los buenos l√≠deres inspiran; ser ejemplo de buenas actitudes con y para los miembros, mostrar empat√≠a entre compa√Īeros y as√≠ volverse un verdadero equipo, haciendo cada uno su parte para conseguir el objetivo.

Lidera desde el corazón

Cuando el l√≠der deja ver su humildad y se convierte en parte del equipo, la escucha se abre de manera directa, de una manera m√°s personal, sin crear barreras de puestos o cargos en el organigrama, sino una escucha desde el coraz√≥n, desde la importancia de que cada individuo cumple una parte primordial dentro del equipo y haciendo notar que el desempe√Īo de cada integrante es importante para el crecimiento de la compa√Ī√≠a.

Otra caracter√≠stica que tiene un buen l√≠der es disfrutar la vida bajo una experiencia 360¬į, tanto en lo profesional, como en lo familiar y personal. Al tener una armon√≠a en estos tres aspectos, se logra el equilibrio necesario para la plenitud. Si tenemos un balance en todos los aspectos de la vida, si su vida personal est√° bien por consecuencia su vida profesional tambi√©n lo estar√°.

Las caracter√≠sticas de un buen l√≠der son el reflejo de la buena gesti√≥n humana, de darle el valor a cada uno de los ejecutantes de una estrategia, de cada uno de los integrantes del equipo, con su forma de ser, sentimientos, de su funcionamiento y buen rendimiento y al sentirse parte de ese equipo, al ponerse la camiseta se logra el engagement de los colaboradores y la trascendencia en la operabilidad de la compa√Ī√≠a, permite perpetuar y sostener el buen desempe√Īo, el crecimiento y la innovaci√≥n tanto de las organizaciones como de sus colaboradores.

Es momento de escuchar a nuestros colaboradores y liderar con el corazón. Toma en cuenta que mientras el 80% de los líderes piensa que sus trabajadores se encuentran a gusto, solamente el 28% está realmente satisfecho.

* Jos√© Manuel Arana es autor del libro Liderando desde el coraz√≥n. Ha desempe√Īado cargos de CEO y Direcci√≥n General en Estados Unidos, Europa, Brasil y M√©xico en los sectores de agronegocios, biotecnolog√≠a, alimentos, industrial, automotriz y salud.

Las opiniones publicadas en esta columna son responsabilidad del autor y no representan ninguna posición por parte de Business Insider México.


Descubre m√°s historias en Business Insider M√©xico

S√≠guenos en FacebookInstagramTikTokThreadsTwitter y YouTube

Consulta a m√°s columnistas en nuestra secci√≥n de Opini√≥n

AHORA ESCUCHA: