• Algunas de las mentes más brillantes de la historia usaron diversos trucos para aumentar su sabiduría.
  • Aunque parezca descabellado, la mayoría de ellos los podemos hacer.
  • Si deseas aprender algo en un corto tiempo, esto es para ti.
  • ¿Ya conoces nuestra cuenta de Instagram? Síguenos.

Que tengan mentes prodigiosas no significa que las personas exitosas no utilicen trucos para aprender las cosas más rápido y eficazmente.

Es el caso de algunas de las personas más brillantes de este y el pasado siglo. Albert Einstein, el también premio Nobel de Física Richard Feynman, el fundador de Tesla y SpaceX, Elon Musk o Bill Gates destacan por sus capacidades, incluso en campos muy diversos.

Pero para ello tienen algunas estrategias, como han revelado estas mismas figuras en alguna ocasión.

Recopiladas por Medium, aquí van sus mejores consejos para aprender más rápido y ser un experto en lo que te propongas.

No olvides ninguno de estos trucos

1. Albert Einsten: disfruta con lo que estás haciendo

Incluso para una de las mentes más brillantes de la historia, para avanzar en el conocimiento y facilitar el aprendizaje, es mejor disfrutar con lo que haces. 

Así lo recalca en una carta que Einstein escribió en 1915 a su hijo, que por aquel entonces tenía 11 años y quería mejorar su dominio del piano.

«Me alegro mucho de que encuentres alegría con el piano… toca las cosas del piano que te gustan, aunque el profesor no te las asigne. Esa es la manera de aprender más, cuando estás haciendo algo con tanto disfrute que no notas que el tiempo pasa. A veces estoy tan metido en mi trabajo que me olvido del almuerzo».

2. Richard Feynman: explica las cosas de manera que hasta un niño pueda entenderlas

El físico Richard Feynman ganó el Premio Nobel en 1965 por sus aportes en el terreno de la electrodinámica cuántica.

Entre sus logros, varias expresiones matemáticas que rigen el comportamiento de las partículas subatómicas, así como sus investigaciones en computación cuántica.

Feynman es también autor de una teoría para aprender absolutamente cualquier cosa de manera rápida y efectiva. Su técnica se basa en hacer aquello que tienes que estudiar tan sencillo como sea posible. Y en ese camino hacia la simplicidad adquirirás un conocimiento realmente profundo de lo que quieres abordar.

Para saber si dominas algo explica los conceptos con tus propias palabras como si trataras de enseñárselo a un niño.

Con ello te darás cuenta de si tu conocimiento te permite hacerlo o si no eres capaz de hacer conexiones o poner ejemplos.

De esta manera es fácil identificar aquello que se ha entendido y lo que aún no se tiene muy claro. Cuando comprendas todo a la perfección será fácil que el conocimiento se quede en tu cabeza para siempre.

3. Elon Musk: piensa en el conocimiento como en un árbol

No hay duda de que hay que tener una mente brillante para haber liderado compañías tan relevantes y disruptivas como PayPal, Tesla o Space X, entre otras.

Rodearse de personas inteligentes y leer no solo sobre lo que le interesa, son algunas de las técnicas con las que Musk ha logrado despuntar en campos tan dispares como la ingeniería, el espacio o la economía.

Además, se basa en un truco con el que lograr absorber eficazmente. Se trata de concebir este como un Ã¡rbol semántico, tal y como el propio Elon Musk aseguró a un usuario de Ask Me Anything, de Reddit.

Según esta estrategia para aprender rápidamente, debes asegurarse de entender los principios fundamentales — el tronco y las grandes ramas—, para después llegar a los detalles — las hojas—, «o no habrá nada a lo que agarrarse».

4. Bill Gates: toma notas a mano

Otro de los grandes millonarios que reconoce apoyarse en los libros como una de las claves para lograr el éxito es Bill Gates

El fundador de Microsoft es un lector voraz que lee alrededor de 50 libros al año y que disfruta compartiendo sus recomendaciones.

También es sorprendente su capacidad de memorizar todo el conocimiento que extrae de sus lecturas.

Esto lo logra, según el propio magnate tecnológico, tomando notas a mano en los márgenes de los libros. Al menos de los que considera interesantes.

Este sencillo gesto te ayuda a reflexionar sobre lo que estás leyendo y a expresarlo de forma coherente, similar a la estrategia planteada por Feynman.

«Me ayuda a pensar muy bien en lo que me está diciendo el texto», afirmó Gates al respecto en una charla en 2017.

 La ciencia ha avalado que tomar notas a mano ayuda a fijar la información, entender antes las cosas y crear más asociaciones con otros datos que ya conoces. En definitiva, a aprender más rápido y mejor.

AHORA LEE: El director de propósito puede disminuir el agotamiento de los trabajadores —pero aún hay mucho por hacer

TAMBIÉN LEE: 3 alternativas para que no digas «lo siento» en la oficina todo el tiempo

Descubre más historias en Business Insider México

Síguenos en FacebookInstagramLinkedInTwitterTikTok y YouTube

AHORA VE: