Carlos Brown

Carlos Brown

Colectivo

En tiempos de redes sociales, se han vuelto comunes los argumentos ‚Äúde libro de texto‚ÄĚ, es decir, cuya l√≥gica es tan sencilla que aparece hasta en los libros b√°sicos. A prop√≥sito de la discusi√≥n sobre el alza del salario m√≠nimo a nivel nacional para 2021, varias voces salieron a defender ‚Äďalgunas con peras y manzanas‚Äď que este incremento tendr√≠a un efecto negativo tanto en los precios como en el empleo. Pr√°cticamente todos los argumentos para explicar estos efectos negativos se redujeron a los que encontramos en los modelos simplistas que se utilizan en los primeros cap√≠tulos de los libros de texto de econom√≠a.

En respuesta a estos argumentos, el presidente de la Comisi√≥n Nacional de los Salarios M√≠nimos (Conasami), Luis F. Mungu√≠a, public√≥ un texto explicando que el an√°lisis de las implicaciones de un alza del salario m√≠nimo era mucho m√°s complicado que lo que los modelos m√°s simplistas permiten explicar. Al final del texto, Mungu√≠a llama a seguir discutiendo el tema, pero que ‚Äúes importante hacerlo con un marco te√≥rico amplio y moderno‚ÄĚ. La realidad es mucho m√°s complicada y el an√°lisis requiere m√°s complejidad que un modelo b√°sico, y la misma Conasami ha publicado durante los √ļltimos dos a√Īos un gran c√ļmulo de evidencia para mostrar que dichos efectos negativos no han ocurrido en nuestra econom√≠a.

La respuesta del doctor Mungu√≠a es un recordatorio de la importancia de pensar fuera de la caja‚Äď m√°s all√° de nuestros modelos convencionales‚Äď no s√≥lo para entender lo que ocurre en nuestro pa√≠s y en nuestro mundo, sino tambi√©n para pensar en soluciones que consideren los contextos y las complejidades de nuestras econom√≠as. Esta discusi√≥n definitivamente no es nueva: cuando el FMI y el Banco Mundial empujaron el Consenso de Washington por el mundo, con sus ‚Äďahora conocidos y documentados‚Äď catastr√≥ficos resultados para varias econom√≠as, esta discusi√≥n result√≥ m√°s pertinente que nunca. Como nos recuerda el economista turco Dani Rodrik, la clave para el desarrollo est√° en considerar las caracter√≠sticas institucionales e hist√≥ricas de cada pa√≠s.

Las crisis sanitaria, econ√≥mica, social y de cuidados que enfrenta M√©xico llaman a pensar en soluciones que rompan con las pol√≠ticas dictadas por los libros de texto de econom√≠a y empecemos a pensar en soluciones m√°s radicales ‚Äďes decir, que vayan a la ra√≠z del problema. Esto quiz√° le suene a algo que leer√≠a en un panfleto que considere poco serio, pero hasta uno de los peri√≥dicos de m√°s renombre a nivel internacional y fiel defensor de la visi√≥n ortodoxa de la econom√≠a, el Financial Times, llamaba hace unos meses a abandonar lo que en sus propias p√°ginas hab√≠an defendido hasta hace poco y a buscar soluciones radicales a los problemas que aquejan a la humanidad por la pandemia de Covid-19.

Esto es especialmente importante ante lo que ocurre en M√©xico: la actual administraci√≥n federal, que lleg√≥ al poder con una plataforma que se asemejaba a la centro-izquierda de los pa√≠ses de Europa occidental o a la izquierda en Estados Unidos, ha defendido la ortodoxia fiscal a ultranza cuando ni el gobierno alem√°n ‚Äďque es m√°s papista que el papa en cuanto a ortodoxia fiscal se refiere‚Äď se ha atrevido a defenderla ni a escala europea ni a nivel nacional.

¬ŅQu√© quiere decir esto? Para entender a la econom√≠a mexicana, Jaime Ros explicaba que √©sta era como un avi√≥n con distintos motores que lo mantienen en el aire y lo ayudan a que las ca√≠das no sean tan profundas para evitar que se estrelle. Cada motor representa una pol√≠tica econ√≥mica que puede utilizarse para impulsar al avi√≥n ‚Äďfiscal, monetaria, comercial, industrial, entre otras‚Äď y la capacidad para hacer menos graves las ca√≠das depende de que ese motor est√© funcionando en el momento y de manera adecuada.

Usando el ejemplo de Ros, M√©xico decidi√≥ apagar durante los √ļltimos dos a√Īos el motor fiscal del avi√≥n, uno de los m√°s importantes a pesar de la hist√≥rica debilidad de las finanzas p√ļblicas mexicanas. En medio de una crisis sin precedentes, la peor en el √ļltimo siglo seg√ļn la estimaci√≥n oportuna del PIB para 2020, el gobierno mexicano tiene uno de los paquetes de pol√≠ticas fiscales de est√≠mulo m√°s peque√Īos entre las econom√≠as emergentes alrededor del mundo, que apenas alcanza el 2% del total de lo que produce nuestra econom√≠a en un a√Īo. Mientras la mayor√≠a de los gobiernos alrededor del mundo responden con todos los elementos a la mano para evitar que sus sociedades retrocedan d√©cadas en sus niveles econ√≥micos y sociales, en M√©xico decidimos ser m√°s ortodoxos que los alemanes en el peor momento posible.

Esto no tiene por qu√© quedarse as√≠. El costo de la inacci√≥n de nuestros gobiernos ‚Äďtanto a nivel federal como estatal y municipal‚Äď ya comenz√≥ a pasar factura a millones de familias en el pa√≠s, que resienten los efectos de las crisis en sus ingresos por el desempleo o el cierre temporal de sus negocios, su deuda familiar o comercial creciente porque el gobierno no quiso endeudarse para apoyar a estas familias, su cada vez menor disposici√≥n del tiempo por los cuidados de ni√Īas, ni√Īos, personas enfermas o adultas mayores. Es momento de exigir que salgamos de la caja de pol√≠ticas del libro de texto para poder salir de estas crisis.

Brenda Peralta
Brenda Peralta

Las opiniones publicadas en esta columna son responsabilidad del autor y no representan ninguna posición por parte de Business Insider México.

Descubre m√°s historias en Business Insider M√©xico

S√≠guenos en Facebook , Instagram y Twitter

Consulta a m√°s columnistas en nuestra secci√≥n de Opini√≥n