• Las pesadillas se producen durante las fases REM, que son las que suceden durante el sueño profundo.
  • A veces se originan tras la vivencia de episodios traumáticos y otras veces por el estrés de la vida diaria o como efecto secundario de un medicamento.
  • Para evitarlas, es recomendable evitar estímulos luminosos o comidas pesadas antes de dormir.

Te despiertas agitado, con sudores, ansiedad y nervioso. Acabas de tener pesadillas. 

Una característica común es que mientras las experimentas no te das cuenta de que estás inmerso en un sueño. Esto las hace aun peores.

Las pesadillas, que tienen lugar generalmente en el primer tercio de la noche, se producen durante las fases REM del sueño, que son las de sueño profundo, y corresponden a un fenómeno que se denomina parasomnias. Según explican desde Maldita, existen dos tipos según la fase del sueño en la que se producen: las parasomnias REM (en el sueño REM, que representa 25% del ciclo de sueño) y las parasomnias NREM (en el sueño no-REM, alrededor de 75% del tiempo de sueño total).

Entre los temas que más se repiten están la falta de auxilio, agresiones, accidentes, la muerte o conflictos personales, señala el mismo medio.

Qué las produce

Las pesadillas, que suelen corresponderse con las parasomnias en sueño REM, pueden darse tras la vivencia de episodios traumáticos que se repiten durante el sueño. De acuerdo con Psychology Today, 60% de las pesadillas son originadas por un evento importante en nuestras vidas. 

Pero no siempre se debe a eso. Entre los efectos secundarios de algunos medicamentos también están esos sueños desagradables o incluso por temas que suponen cierto estrés en el día a día de las personas.

Según explica el doctor Pareja a BBC, los medicamentos que causan con más frecuencia pesadillas son los destinados a tratar hipertensión arterial, además de los psicofármacos, la medicación para el Parkinson, las de enfermedades neurodegenerativas o para el corazón. Pareja añade que los parches y las pastillas para dejar de fumar también han sido señalados como detonantes, al igual que el alcohol o el uso de drogas recreativas.

Además de estos, otros aspectos que generan pesadillas son las enfermedades que provocan fiebre, los desórdenes respiratorios al dormir o desórdenes del sueño como la narcolepsia.

¿Cómo evitar tener pesadillas?

Para evitar tener pesadillas lo ideal es fomentar una buena salud del sueño. Para ello, hay que eliminar los estímulos luminosos como las pantallas antes de ir a la cama; además de evitar alimentos pesados, alcohol o cafeína.

La psicóloga Deirdre Barrett de la Universidad de Harvard señala que una forma relativamente sencilla de evitarlas es convenciendo a nuestro subconsciente de ello. Según explica, después de tener una pesadilla podemos pensar en nuestra forma favorita de que tenga un buen final.

Cuando las pesadillas se convierten en algo recurrente, son tratadas generalmente por médicos o terapeutas y no se corrigen a través de cambios en la higiene del sueño.

AHORA LEE: Sí, el té de manzanilla te da sueño: así es como puede ayudarte a dormir

TAMBIÉN LEE: La gente tiene sueños «apocalípticos» durante la pandemia por Covid-19, según los científicos

Descubre más historias en Business Insider México

Síguenos en FacebookInstagramLinkedIn y Twitter