En un mundo que premia la extroversión y la proactividad, ser una persona introvertida en tu trabajo puede suponer una desventaja con respecto a tus compañeros. 

«Lo observamos al revisar las métricas de liderazgo», asegura Susan Cain, escritora de Â«El poder de los introvertidos» o de la que algunos consideran la «biblia» de las personas introvertidas, Â«Quiet».

«Las personas que tienden a ocupar puestos de liderazgo suelen ser personas extrovertidas, aunque también hay estudios que indican que los introvertidos que asumen puestos de poder lo hacen muy bien y que obtienen resultados tan buenos, incluso mejores, que los líderes extrovertidos». 

Cain, en declaraciones para Insider, pone el ejemplo de una ejecutiva anónima que ascendió a la cúspide de una compañía de la lista Fortune 500 sin recurrir a redes de contactos.

En su lugar, se apoyó en sus puntos fuertes como persona reservada y se limitó a construir relaciones individuales. 

«Con los años, creó una red de contactos que le fue tremendamente útil y que le era leal; lo hizo aprovechando sus puntos fuertes como comunicadora», afirma la experta.

En un contexto de recesión, gran parte de las recomendaciones sobre cómo mejorar en el trabajo giran en torno a destacar más, establecer más contactos, interactuar más con los compañeros… en definitiva, hacerse ver. 

Si eres una persona introvertida preocupada por las olas de despidos y por mostrarte como una pieza indispensable de la compañía donde laboras, aquí hay una lista de sugerencias basadas en las recomendaciones de expertos en comportamiento corporativo, como la autora Susan Cain.

1. Pon «manos a la obra» 

Hacer contactos puede ser una manera segura de potenciar tu carrera profesional, pero ¿qué pasa si no te sale naturalmente? 

Centrarse en las tareas y no en los contactos puede ser una estrategia de demostrar tu valor, según el profesor de comportamiento corporativo de la Trinity Business School, Wladislaw Rivkin.

Al fin y al cabo, señala Rivkin, «el trabajo también consiste en completar objetivos». 

«Para una persona introvertida puede ser más fácil hablar con sus compañeros sobre las tareas que desempeña que mantener una conversación informal, establecer una relación con sus colegas o hablarle acerca de su visión de negocio», sostiene el experto.

Rivkin subraya que esta es la mejor estrategia profesional para la introversión, ya que intentar establecer relaciones puede privar a estas personas de la energía necesaria para llevar a cabo tareas más importantes. 

El trabajo remoto se plantea como una oportunidad en ese sentido, según Susan Cain.

«Laborar desde casa puede favorecer a los introvertidos, porque es una situación en la que pueden centrarse en hacer (sus pendientes) y comunicarlo luego, en lugar de focalizarse en lo mucho que se nota su presencia en la oficina o en ser carismáticos».

2. Comparte tu experiencia con los compañeros

Después de hacer tu trabajo tienes que mantener a tus compañeros al tanto de que estás añadiendo valor a la organización.

«No se trata de promocionarse a uno mismo, sino de compartir la experiencia, que es una actitud mucho más cómoda para las personas introvertidas», asegura la autora de Quiet.

Los trabajadores reservados pueden encontrar oportunidades para compartir su labor, por ejemplo, a través de correos electrónicos o «organizando comidas informales» en las que describan su tarea de una manera sencilla y discreta, detalla.

3. Preparar las reuniones con antelación

Preparar con antelación lo que vas a decir puede ayudarte a canalizar tu energía de manera mucho más efectiva.

«Para muchos introvertidos, hablar en voz alta les pasa factura, por lo que es algo que buscan hacer en contadas ocasiones. Si eres así, tienes que encontrar la manera de que aquello que digas tenga impacto», recomienda Cain.

La escritora de Â«El poder de los introvertidos» aconseja: «Cada vez que vayas a una reunión o a una situación de trabajo en grupo, dedícale un tiempo antes a pensar qué cosas querrás plantear, qué pregunta querrás hacer, qué papeles querrás desempeñar».

Esto te parecerá raro porque parece que todo el mundo se comunica de manera espontánea, pero mucha gente aplica este enfoque, afirma Cain. 

4. Escoge cuál es el mejor momento para hablar 

Hay que elegir estratégicamente cuándo es el mejor para hablar con el fin de tener el máximo impacto, ya que «el momento puede ser bastante crucial», según Wladislaw Rivkin.

«Puede que no seas la persona más animada de la fiesta, pero si aportas algo valioso durante una reunión importante â€”en la que tal vez se encuentre tu jefe o alguien importante— puedes causar una muy buena impresión», señala el profesor de la Trinity Business School.

Rivkin explica que una persona introvertida puede ensayar para hablar en momentos importantes o en partes concretas de una reunión. Cain sostiene que hacerlo al comienzo de una reunión es una decisión fantástica.

«Hay que darse un empujón para hablar pronto porque los comentarios que se hacen al principio de una reunión tienen un efecto edificante; la gente se fija más en ellos y les presta más atención», indica la escritora.

«Las personas prestan más atención a quienes intervienen antes, por lo que existe más contacto visual si eres uno de los primeros en hablar. Se convierte en una especie de círculo virtuoso en el que cuanta más gente te presta atención, más quieres hablar. Ese puede ser un pequeño truco para darte el empujón necesario para hablar cuanto antes».

Otra forma de no pasarla mal hablando en público es hacerlo solo durante dos o cinco minutos, lo que puede tener un «impacto significativo en la manera en que la gente te percibe», según Cain. 

5. Revisa tus objetivos con tus superiores de vez en cuando 

Con el trabajo a distancia puede ser fácil pasar desapercibido, pero los expertos animan a los empleados introvertidos a ponerse en contacto de vez en cuando con sus encargados. 

«Una persona introvertida que labora (en este formato) necesita mostrar un poco más de iniciativa para pedirle a su jefe o a su superior que revisen juntos cómo lo están haciendo», afirma la autora.

Lo recomienda como una táctica para que los jefes de esas personas sepan «todo el trabajo» que están haciendo. 

Puede resultar incómodo, pero un «camino» muy eficaz de solicitar a tu jefe que te dedique tiempo es pedirle consejo profesional.

«Puedes aprovechar esa oportunidad para ver con ellos lo que estás haciendo y quizá descubras que no tenían ni idea sobre eso porque lo has estado realizando desde casa».

6. Sé creativo cuando te comuniques con la gente

Tener diferentes maneras de comunicar es clave. El profesor de comportamiento organizacional de la Brandeis International Business School, Andy Molinsky, pone el ejemplo de una persona introvertida que hacía un resumen detallado de las reuniones en las que participaba sin que se lo pidiesen.

«No solo era un acta de las reuniones, sino que era interesante; lo hacía sin que se lo pidieran, lo que acabó siendo un valor diferencial que aprovechaba los puntos fuertes de sí misma. Existen muchas formas creativas en las que una persona introvertida puede resultar eficaz», declara Molinksy. 

Otros ejemplos pueden ser la capacidad de investigación, las conversaciones individuales o el trabajo previo a la hora de mantener una reunión.

La escritora de Â«El poder de los introvertidos» también cita la comunicación indirecta, como las labores de redacción en la página web de la empresa.

7. Fíjate en otros líderes introvertidos

Las personas introvertidas representan entre 25 y 40% de la población mundial, una representación similar a la que tienen en el cargo de director ejecutivo o general.

Si estás intentando averiguar cómo prosperar en un lugar de trabajo que premie a las personas extrovertidas, puede resultarte útil fijarte en líderes que sean parecidos a ti. 

«Los líderes corporativos tampoco son todos necesariamente extrovertidos. Puedes intentar relacionarte con ellos o puedes aprender de ellos, ya sea observándoles o directamente preguntándoles por su estilo de liderazgo, averiguando así si pueden ofrecerte algún truco o consejo», sugiere Molinsky.

AHORA LEE: Si quieres ser feliz, olvídate de seguir tu instinto —esto es lo que propone un científico de datos que laboró en Google

TAMBIÉN LEE: 5 carreras de alta demanda que puedes estudiar mientras trabajas

Descubre más historias en Business Insider México

Síguenos en FacebookInstagramLinkedInTwitterTikTok y YouTube

AHORA VE: