Paul Alejandro S√°nchez

Paul Alejandro S√°nchez

Energía Circular

Ya hablamos de la posibilidad de capturar CO2 directamente del aire y tambi√©n de los requerimientos de energ√≠a que esta tecnolog√≠a tendr√≠a. Pero en esta ocasi√≥n quiero hablar de uno de los usos que tendr√≠a el carb√≥n capturado, convertirse en diamante. Es decir, competir con la naturaleza que le ha tomado a√Īos con alta presi√≥n y temperatura para convertir el carb√≥n en diamantes para producir diamantes en laboratorio con el carb√≥n capturado.

La idea de producir diamantes de laboratorio no es nueva; podr√≠amos rastrearla en el siglo XIX. En nuestros tiempos, desde algunos a√Īos, ya es una realidad cada d√≠a m√°s com√ļn; se han creado diamantes en ambientes controlados, en laboratorios que utilizan tecnolog√≠a de punta para replicar los procesos naturales como alta presi√≥n y temperatura que se involucran en la transformaci√≥n de grafito a diamante.

Como es bien sabido, desde finales del siglo XVIII se descubri√≥ que los diamantes eran, en realidad, carb√≥n puro. Entonces, se iniciaron m√ļltiples esfuerzos para desarrollarlos con cierto grado de viabilidad econ√≥mica. Los primeros diamantes de laboratorio aparecieron en la d√©cada de 1950 y se popularizaron a partir de los 1970 y 1980.

Cabe destacar que cuando pensamos en diamantes, rápido se nos vienen a la mente los que se utilizan para joyería, particularmente, en anillos de compromiso y otras joyas de altura. Sin embargo, los diamantes, que no necesariamente tienen las características estéticas de los diamantes que se utilizan en la joyería; también se utilizan en otras industrias como maquinaria y equipos para cortar, conductores térmicos, electrónicos, materiales ópticos e incluso lasers.

La idea, entonces, es sencilla, al menos en concepto. Capturar CO2 del aire, con la tecnología que ya hemos analizado, para convertir el CO2 capturado en diamantes utilizando procesos de laboratorio. Con ello evita el efecto invernadero que ocasiona el calentamiento global y el cambio climático, al mismo tiempo que crea un producto deseado.

Una compa√Ī√≠a en Estados Unidos incluso ya vende la idea de joyer√≠a de diamantes de laboratorio que compensa tus emisiones de gases de efecto invernadero. La empresa se llama Aether y sostiene que cada carat remueve al menos 20 toneladas de CO2 en el aire; lo que equivale a compensar 2 a√Īos y medio de emisiones de una persona promedio.

El proceso para convertir el CO2 capturado es el de alta temperatura y alta presi√≥n que es el m√°s longevo y m√°s barato a la fecha. El proceso requiere una temperatura interna de 1400¬ļ Celsius y alta presi√≥n para convertir el CO2 capturado en diamantes. El diamante producido es el de joyer√≠a por su alto valor de mercado que compite con los diamantes naturales.

Como se√Īalabamos la semana pasada, al alto costo energ√©tico de la captura de CO2 directa del aire se le a√Īade el costo del proceso de calentar el CO2 a 1400¬ļ Celsius y someterlo a alta presi√≥n. Por lo que, si se utilizan energ√≠a de fuentes convencionales el balance final de CO2 ser√≠a negativo. Para ello, la empresa, utiliza fuentes renovables de energ√≠a con lo que complementa, al menos en teor√≠a, el ciclo virtuoso de energ√≠a circular.

Sin duda, los diamantes de CO2 reciclados no son diamantes naturales, pero en la pr√°ctica son id√©nticos y dif√≠ciles de determinar si son de laboratorios. Adem√°s, tienen una ventaja al eliminar los problemas de conflicto, medio ambiente y pr√°cticas monop√≥licas que han caracterizado a la industria. Y t√ļ, ¬Ņcomprar√≠as un diamante de CO2 reciclado?

Las opiniones publicadas en esta columna son responsabilidad del autor y no representan ninguna posición por parte de Business Insider México.

Descubre m√°s historias en Business Insider M√©xico

S√≠guenos en Facebook , Instagram y Twitter

Consulta a m√°s columnistas en nuestra secci√≥n de Opini√≥n