Paul Alejandro S√°nchez

Paul Alejandro S√°nchez

Energía Circular

El 4 de abril se present√≥ el m√°s reciente reporte del Panel Intergubernamental sobre Cambio Clim√°tico (IPCC por sus siglas en ingl√©s). En respuesta, el Secretario General de la Organizaci√≥n de Naciones Unidas, Ant√≥nio Guterres, lanz√≥ en su cuenta de twitter la siguiente declaraci√≥n: 

‚ÄúEl √ļltimo reporte del IPCC es una letan√≠a de promesas clim√°ticas rotas. Algunos l√≠deres de gobierno y empresas est√°n diciendo una cosa, pero haciendo otra. Est√°n mintiendo. Es tiempo de parar de quemar nuestro planeta‚ÄĚ, se lee.

El tono del secretario muestra que detr√°s de todas las grandes promesas del cambio clim√°tico, poco se ha convertido en realidad respecto a mantener a raya el incremento de la temperatura media de la Tierra. Esto es a lo que llama las promesas clim√°ticas rotas de los gobiernos y empresas.

¬ŅPor qu√© se habla de promesas clim√°ticas rotas?

El reporte del IPCC muestra que las emisiones de gases de efecto invernadero mantuvieron su crecimiento acumulado en el periodo de 2010 a 2019. Incluso, en esta década las emisiones promedio fueron mayores que cualquier otra década en el pasado. Sin embargo, se reconoce que la tasa de crecimiento fue menor en comparación con la década de 2000 a 2009.

El crecimiento, no obstante, se ha dado en todos los sectores desde las emisiones de las áreas urbanas hasta en los procesos industriales, pasando por generación eléctrica y suministro de combustibles; transporte, construcción y el sector agrícola. Se reconoce también que la intensidad energética por unidad de PIB global ha disminuido 2% entre 2010 y 2019. Esto significa que se han implementado algunas mejoras en materia de eficiencia energética, principalmente en iluminación y algunos procesos industriales.

En suma, la tendencia global muestra que los compromisos nacionalmente determinados en el marco del Acuerdo de Par√≠s son insuficientes. Por ello, no solo la meta de mantener el calentamiento global por debajo del 1.5¬ļC m√°s que en los niveles preindustriales ya no posible, sino que tambi√©n se pone de manifiesto que de no actuar r√°pidamente para 2030 el calentamiento medio de la tierra podr√≠a superar los 2¬ļC.

Los escenarios modelados por el IPCC, los m√°s probables, no son nada halag√ľe√Īos. Uno de ellos, el tendencial donde no existen pol√≠ticas de transici√≥n y mitigaci√≥n y no se cumplen ninguno de las metas nacionalmente determinadas podr√≠a incrementar un 50% las emisiones de gases de efecto invernadero en 2030.

Si se cumplieran las primeras metas nacionalmente determinadas derivadas de la entrada en vigor del Acuerdo de Par√≠s, todav√≠a podr√≠an incrementarse las emisiones un 50% en 2100 y, aun en su mejor escenario, podr√≠an disminuir un 50% en el mismo periodo, considerando que se cumplen sin falta todas las metas. En cualquier caso, en estos tres escenarios, la temperatura media de la tierra subir√≠a entre 2.5 ¬ļC y 4 ¬ļC.

Consecuentemente, el grito desesperado del Secretario General es que no se est√°n tomando medidas reales para combatir el cambio clim√°tico toda vez que para mantenernos entre 1.5 ¬ļC y 2 ¬ļC se requieren medidas m√°s extremas de descarbonizaci√≥n, cambio de patrones de producci√≥n y consumo y mayor inversi√≥n a nivel global, lo que no est√° ocurriendo o bien no a la velocidad deseada. 

De tal forma que, para Guterres, mienten los gobiernos y las empresas respecto a sus compromisos para mitigar el cambio climático. De ser así, tendremos que reconocer que no se alcanzarán los objetivos, que las promesas están rotas y que no podemos mitigar el cambio climático, lo que nos queda, entonces, será planear para una dura etapa de adaptación a los efectos adversos de un mundo que se está quemando.

promesas climaticas rotas
Brenda Peralta / Business Insider México

Las opiniones publicadas en esta columna son responsabilidad del autor y no representan ninguna posición por parte de Business Insider México.

Descubre m√°s historias en Business Insider M√©xico

S√≠guenos en Facebook , InstagramTwitter y LinkedIn

Consulta a m√°s columnistas en nuestra secci√≥n de Opini√≥n