Ariel Fernando Vales

Ariel Fernando Vales

Textidermist

Con el Huracán en la esquina y el Planeta en el sofá de tu sala, las marcas tienen prohibido hacer home office.

La drástica humanización de lo genuino, está más cerca del Arts & Crafts de William Morris que de la cadena de producción de Henry Ford. La tormenta perfecta cambia el pronóstico de tu cabeza y anticipa que: ¨Las ideas no están en cuarentena¨.

Buscar la caja negra

Puertas adentro, la humanidad mezcla agendas con pijamas. Las trincheras son las casas, y las oficinas las terrazas. Afuera, el propósito real de las marcas pueden hacer del caos una hazaña.

En algún Aeropuerto sigue atrapado el Manual de Marketing de Crisis y el Plan ¨B¨ está en lista de espera. Eric Yuan hace zoom con tu privacidad, y las oficinas vacías improvisan ideas grandes, pero sin grandeza.

La religión de las marcas

La pasión y las audiencias hacen gárgaras de brief atemporales. Mantienen una relación íntima con Netflix y ¨ Venden Abrazos¨ garantizados por Mercado Libre.

Un chofer de Uber te lleva del jardín a la cocina sobre sus hombros, y los Latte believers con espuma radioactiva, se conforman con un té casero. Los estadios y las masas, dejan afuera ¨la civilización de la experiencia¨.

La naturaleza está de vacaciones, Elon Musk nombra ¨ X Æ A-12 ¨  a su nuevo hijo, y el mismísimo Angelus hace un eco agnóstico sobre Piazza San Pietro.

Una marca enfocada, puede lograr de una emoción colectiva una estrategia personal inesperada. Entre plegarias y paradigmas, siempre hay un Medici para un Renacimiento.

El motor detrás del motor, es sin lugar a dudas el arma secreta que atrapa la incertidumbre y encuentra la Atlantida de Platón. Al recuperar la intuición como estrategia, un aplauso interior matará cualquier miedo escénico.

Las raíces son las redes

Eliud Kipchage ganó el Maratón de Berlín con el nacimiento de su hijo en cada paso. En solo dos horas y quince minutos la energía invisible conquistó un record que se hizo visible. Rudolf Dassler creó el verdadero gol detrás del gol en México 70. Durante 13 segundos, logró que un tsunami llamado Pelé atara sus Pumas desconocidas ante las cámaras de todo el mundo.

La tempestad te enseña también que, ¨las raíces son las redes de una marca¨. Esas que logras conectar al entorno menos propicio para poder reinventarse. Luego del incendio del taller de muebles de Kirk Christiansen en 1924, el fuego encendió el destino cuántico de una marca: El nacimiento de LEGO.

Sin lágrimas de cocodrilo René Lacoste y su criatura, agonizaban fuera de la cancha. Un cambio radical de saque en el negocio, convirtió un pensamiento de nicho en un nuevo horizonte ¨Athleisure¨.

En algún diálogo interno de tu imagotipo, tiraste la toalla tantas veces, que una montaña tapó el ring de tu mapa mental. Existe un estrés de identidad que no puede empañar el reflejo de lo que viene. Fangio decía: ¨El destino está escrito, pero podes llegar un día antes¨

Creencias y evoluciones

La peste negra derrocó al Feudalismo en el siglo XlV. Qué vieja creencia te tocará derrocar desde tu Mac?. Un storytelling sin brillantina deja en carne viva tu esencia. Tu marca y el discurso histórico de la Reina Isabel II, saben bien que nada volverá a ser como antes.

Herbert Spencer denominaba ¨Supervivencia del más apto ¨ a lo que Darwin llamaba ¨Selección natural ¨. El Darwinismo social de las marcas te invita a enfrentarte con el principal enemigo de todas las especies: Tu propia marca.

Muchas evolucionarán con el nuevo día, y otras verán la luz por primera vez. Fanta, fue creada en 1940 en la Alemania Nazi por las restricciones del jarabe de Coca Cola por parte de Estados Unidos. Ray-Ban, y Vodafone también nacieron durante momentos bélicos. Forrest Mars inventó la receta de los M&Ms en plena Guerra Civil española, al ver soldados comer pedazos de chocolate recubiertos de caramelo que evitaban que el calor los derritiera.

Reinventarse o despedirse

Llegará el día del Gran Picnic con tu equipo de sobrevivientes y quedará inaugurada la nueva generación de marcas sociales, una cultura de ideas con anticuerpos, el bienestar activo como innovación medular constante, y las nuevas redes sociales con vacunas anti Fake News.

Surgirán nuevas ideas como la plataforma de preventa para ¨Renacer Hoteles¨. Una especie de cuarentena invertida que te invita a encerrarte pero con la naturaleza¨. ¨Salu2¨ el sistema de salud dual que te premia por no estar enfermo, ¨Puertas Abiertas¨, la campaña para restaurantes pequeños que se hacen gigantes con ¨Abrazos de Autor¨. (Un Plato, una acción social). Y el nuevo ¨Bed-Office¨, una especie de home office donde cobras por ¨Soñar, la mejor versión de tu empresa ¨.

El WeWork at Home más grande del mundo salva la humanidad. Las marcas en la calle salvarán sus propósitos. Nunca dejes en casa una marca que le toca salir a reinventarse.

Las opiniones publicadas en esta columna son responsabilidad del autor y no representan ninguna posición por parte de Business Insider México.

Descubre más historias en Business Insider México

Síguenos en Facebook , Instagram y Twitter

Consulta a más columnistas en nuestra sección de Opinión