• En Estados Unidos es una tradición dejar leche y galletas a Santa Claus. Sin embargo, en todo el mundo se deja otros alimentos durante la Nochebuena.
  • En México, los niños suelen recibir regalos de los Reyes Magos el 6 de enero y suelen recibirlos con heno y agua para sus animales.
  • Por otro lado, en países como Australia y Gran Bretaña se le dejan bebidas alcohólicas.

La época navideña está llena de tradiciones que se transmiten de generación en generación. Pero algunas de estas son exclusivas de ciertas culturas.

Por ejemplo, los niños en Estados Unidos creen que Santa Claus visita sus casas en Nochebuena para entregar regalos; mientras que en Islandia creen que hay

viene la noche de Navidad para entregar regalos, mientras que los niños en Islandia creen que hay 13 “Yule Lads” (el equivalente a Santa Claus) que los visitan durante todo diciembre. Estas diferencias en las celebraciones de un país a otro también se pueden ver en lo que los niños y niñas le dejan para comer.

Desde arroz con leche hasta cerveza, estos son algunos bocadillos que Santa Claus disfruta en su recorrido navideño por todo el mundo.

En Estados Unidos, muchos niños y niñas dejan un vaso de leche y un plato de galletas para Santa Claus

Santa Claus
Unsplash

Algunas familias se desvían de la tradición dejando a Santa y sus renos zanahorias, pizza o incluso apio.

Aunque los australianos también dejan galletas, reemplazan el vaso de leche por una cerveza fría

cerveza
Pexels

Diciembre es en realidad verano en Australia, por lo que la cerveza podría ser justo lo que Santa necesita cuando hace calor.

Algunas familias irlandesas le dejan una pinta de Guinness en Nochebuena

cerveza
Pexels

Los niños suelen colocar la cerveza fría cerca del árbol para ofrecer a Santa Claus un rápido estímulo para la larga noche que se avecina.

En Gran Bretaña, los niños y niñas dejan a Santa Claus otras variedades de alcohol

Santa Claus
Pexels

Las familias en Gran Bretaña creen que Santa Claus necesita un poco de jerez para calentarse en Nochebuena. También es tradición acompañarlo con un pastel de carne picada.

En México, los niños y niñas dejan heno y agua

heno
Unsplash

Aunque en algunas partes de nuestro país, los niños y niñas reciben regalos de Santa Claus la mañana de Navidad. Sin embargo, una de nuestras mayores tradiciones es que los Reyes Magos les traigan obsequios el 6 de enero, conocido como el “Día de Reyes”.

Para recibirlos, en México es una tradición dejar heno y agua para que los animales de los Reyes Magos (el camello de Melchor, el caballo de Gaspar y el elefante de Baltasar) coman y beban.

En Holanda, se dejan zanahorias y heno para los caballos (sí, caballos) de Santa Claus

Santa Claus
Pexels

En algunas partes de Europa —como Dinamarca, Bélgica y Holanda— los niños y niñas no creen que el trineo de Santa Claus es tirado por renos. En cambio, piensan que es tirado por caballos, por lo que les dejan zanahorias en Nochebuena.

Dinamarca no deja nada para que Julemanden, el término danés para Santa Claus, coma; pero dejan arroz con leche para los elfos

Santa Claus
Pixabay

Los niños dejan a los elfos —que se llaman nisser y viven en el ático— un cuenco de arroz con leche llamado risengrod. Creen que si se olvida, el nisser se burlará de ellos durante toda la noche.

En Islandia, los niños dejan laufabrauð, un pan de hoja que sabe a oblea crujiente

Navidad
REUTERS/Jose Cabezas

En Islandia, la Navidad dura 26 días y hay 13 figuras parecidas a Santa Claus que llevan regalos y bocadillos a los niños y niñas.

En Francia, los niños dejan zanahorias y galletas en sus zapatos

Santa Claus
Unsplash

Los franceses se aseguran de que Santa Claus no tenga hambre dejándole golosinas, como galletas, y zanahorias para los renos. Por lo general, dejan la comida en sus zapatos y se despiertan para encontrar que sus regalos.

Los niños alemanes dejan cartas escritas a mano antes de acostarse

Santa Claus
Pexels

Los alemanes tienen un ángel navideño, el “Christkind”, en lugar de Santa Claus, y no dejan bocadillos.

En cambio, dejan las letras al ángel escritas a mano y decoradas con marcadores. Por la mañana, las cartas desaparecen y en su lugar están sus regalos.

AHORA LEE: “Mi pobre angelito” 30 años después: el director Chris Columbus cuenta los secretos detrás de la película navideña

TAMBIÉN LEE: Un pequeño búho viajó desde el norte del estado de Nueva York hasta el Rockefeller Center escondiéndose en el árbol de Navidad de este año

Descubre más historias en Business Insider México

Síguenos en Facebook, Instagram, Twitter y LinkedIn