• Las feministas han luchado por los derechos de las mujeres en diversos ámbitos.
  • No obstante, su esfuerzo fue "eclipsado" por el gobierno, que creó el Día de las madres en México.
  • En la actualidad, las mujeres pueden cuestionarse y decidir sobre su sexualidad y la maternidad.
  • ¿Ya conoces nuestra cuenta en Instagram? Síguenos.

El Día de las madres no solo consiste en flores, regalos con los que te «quebraste» la cabeza o comidas; su historia es más interesante de lo que parece, al menos en México.

Junto con Guatemala y El Salvador compartimos la fecha (10 de mayo) en la que celebramos a nuestras mamás.

En un inicio, los motivos por lo que existe esta celebración en nuestro país no estaban propiamente dedicados a honrar a las mujeres que decidieron tener hijos. Había una razón oculta que «rindió frutos» rápidamente.

Érase una vez la participación de las mujeres…

Durante siglos, las mujeres han luchado por sus derechos en todos los ámbitos.

No obstante, a inicios del siglo XX, un grupo de mexicanas decidió hacer un encuentro para hablar del sufragio femenino, la incursión de las mujeres en el ámbito laboral y libertad para elegir si deseaban o no ser madres.

Este evento fue el Primer Congreso Feminista de Yucatán y se realizó del 13 al 16 de enero de 1916 en Mérida. Uno de los tópicos era el no idealizar la maternidad y decidir sobre las relaciones sexuales y los hijos.

Después de él, «se formaron por todo el país grupos de trabajo donde se discutían asuntos como la educación sexual. Se crearon folletos que para muchas mujeres tenían un valor ético; sin embargo, para el ala conservadora del país esta información era considerada socialista y antiburguesa. La regulación de la natalidad se convirtió, nada sorprendente, en una discusión capitalista. Para muchas mujeres era importante ‘aspirar a ser algo más que madres: jefes del hogar’, como lo dijo Josefita García en 1922», explica Susana Vargas Cervantes en el texto «Día de las madres: una invención capitalista».

Agrega que en Yucatán, tanto el gobernador en turno, Salvador Alvarado, como su sucesor, Felipe Carillo Puerto, apoyaron la causa feminista e impulsaron medidas como el derecho al divorcio, a tener educación sexual, entre otros.

México debía tener un Día de las madres, según el gobierno

A lo largo de la historia, diversos países ya habían creado el Día de las madres, pero México aún no figuraba en el listado, a pesar de que el concepto de maternidad es un eje en la vida de la sociedad.

Pero surgió el Primer Congreso Feminista de Yucatán y eso no fue del agrado del gobierno y de los conservadores, que mantenían atisbos de los lineamientos del Porfiriato sobre el tema; apostaron a la imagen de la mamá sumisa, que debía forjar buenos ciudadanos e inculcar reglas que no atentaran contra la moral.

«Este énfasis sobre el papel de las mujeres en la reforma moral instauró un culto a la domesticidad femenina en el que ellas tenían la tarea más importante, la de crear un ‘hogar blanco’ (…). Las buenas madres eran responsables de instaurar dentro de casa los valores capitalistas, aquellos que un ciudadano moderno debía tener: higiene, puntualidad y organización. Una buena familia no distinguía entre hogar y trabajo y, de esta forma, las mujeres procreaban hijos/ciudadanos que tuvieran una ética de trabajo capitalista», considera Vargas Cervantes.

La manera de «hacer oídos sordos» a las demandas de las feministas fue fomentando la existencia del Día de las madres en México, con una historia basada en creencias religiosas y en señalamientos.

La campaña fue creada por el diario Excélsior y uno de sus fundadores, Rafael Alducín; aseguraban que el acceso a educación sexual y laica era aberrante e inmoral. El apoyo que recibió fue inmediato, especialmente del entonces secretario de Educación Pública, José Vasconcelos.

«La niñez escolar del país (será) la que rinda homenaje a las santas y abnegadas mujeres que han contribuido a la prolongación de la familia mexicana, con su noble y alto ejercicio de las funciones de la maternidad», declaraba el funcionario.

El proyecto finalmente tuvo el «visto bueno» del Arzobispado mexicano. Por ello lo celebramos desde hace 100 años.

¿Cómo ha cambiado a lo largo de la historia el Día de las madres en México?

Tras su nacimiento en 1922, hubo varias acciones que refrendaron la imagen de la mujer que está obligada a criar a sus hijos, cuidar al esposo y existir solo dentro del hogar. Prueba de ello son filmes como «Cuando los hijos se van», «Corona de lágrimas» o «La agonía de ser madre», por citar algunos.

Derivado del Día de las Madres y su marca en la historia de México también se forjó el Monumento a la Madre, creado por José Villagrán García y Luis Ortiz Monasterio; se inauguró en 1949. Las esculturas originales desaparecieron tras el terremoto del 19 de septiembre de 2017.

Sin embargo, pese a esta fecha, la lucha de las mujeres por sus derechos, especialmente los sexuales y reproductivos, continuaron a lo largo del siglo XX.

Por ejemplo, en 1974 se publicó la Ley General de Población y se creó el Consejo Nacional de Población (CONAPO).

«A finales del mismo año, al artículo 4 de la Constitución Mexicana se añadió un párrafo que sentaría las bases de la planificación familiar: ‘Toda persona tiene derecho a decidir de manera libre, responsable e informada sobre el número y el espaciamiento de sus hijos'», explica el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA, por sus siglas en inglés).

Para ello, el gobierno está obligado a garantizar el acceso a métodos anticonceptivos y a informar a las personas sobre su uso.

Un año después se celebró la Primera Conferencia Mundial sobre la Mujer, donde México fue anfitrión.

Maternidades deseadas

Otro avance, ya en el siglo XXI, fue la despenalización y legalización del aborto en la Ciudad de México (2007).

Aunque en el resto de la República Mexicana este procedimiento es legal, tan solo en la capital del país; Sinaloa; Oaxaca; Veracruz; Hidalgo, Baja California y Colima está despenalizado.

Esto ha llevado a otro tema: las maternidades deseadas. Organizaciones como el Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE), colectivos feministas y diversas organizaciones luchan por ayudar a las mujeres a tener educación sexual y decidir si desean o no tener hijos.

Durante las marchas del 8 de marzo, Día internacional de la mujer, es una de las consignas más importantes.

AHORA LEE: Fernanda Montiel: la mexicana que vence sus miedos para romper el techo de cristal en el off road

TAMBIÉN LEE: Las madres trabajadoras son el grupo de talento que las compañías pierden por falta de apoyo

Descubre más historias en Business Insider México

Síguenos en FacebookInstagramTwitterLinkedIn y YouTube

AHORA VE: