•  La grasa visceral se almacena cerca de tus órganos internos, alrededor de tu cintura.
  • Esta grasa, aumenta el riesgo de hipertensión arterial, diabetes, cáncer y accidente cerebrovascular.
  • Para deshacerte de ella, limita la ingesta de azúcar, haz ejercicio con regularidad y come más frutas y verduras.

Los investigadores han descubierto que tener demasiada grasa visceral se relaciona con hipertensión, apnea del sueño, diabetes, accidente cerebrovascular y enfermedades cardiacas.

Pero ¿qué es la grasa visceral y por qué es tan peligrosa para la salud? Y más importante aún, ¿cómo deshacerse de ella si tienes demasiada?

En este artículo te lo explicamos todo y también te decimos por qué es una buena idea hacer un esfuerzo adicional para lograrlo.

Entendiendo la grasa visceral

La grasa visceral es solo uno de los cuatro tipos de grasa que almacenas en tu cuerpo. Lo que la diferencia de otros tipos es principalmente la ubicación y lo poco saludable que es para ti:

  • Grasa visceral. Es la que recubre tus órganos internos y se encuentra en tu cavidad abdominal. Un exceso de ella puede resultar en un mayor riesgo de enfermedades cardiacas, diabetes y cáncer.
  • Grasa subcutánea. Esta grasa se encuentra justo debajo de la piel. Es la razón por la que puedes notar celulitis en tus piernas. Por lo general, no representa un riesgo para la salud.
  • Grasa blanca. Aquí es donde el cuerpo almacena la energía que no necesita. Así que, por ejemplo, si consumieras más calorías de las que quema tu cuerpo, se convertirían en grasa blanca.
  • Grasa parda. Se encuentra con mayor frecuencia en los bebés y con menor frecuencia en los adultos, es una forma de tejido graso que protege al cuerpo del frío. Es saludable y las investigaciones sugieren que puede ayudar a proteger contra la obesidad.

Los peligros de la grasa visceral

La razón por la que la grasa visceral excesiva puede aumentar el riesgo de cardiopatía, cáncer y diabetes tipo 2 se debe a lo cerca que está de una vena porta. Esta es una vena principal que se dirige hacia el hígado.

El exceso de grasa produce ácidos grasos (o lípidos) que viajan a través de la vena porta hasta el hígado, donde pueden causar problemas con la insulina y el colesterol. Esto, puede causar o exacerbar enfermedades cardiovasculares, diabetes y cáncer.

Además, se cree que la grasa abdominal manipula algunas de las hormonas, como la leptina, que controla el hambre. Y se descubrió que las personas obesas tienen niveles elevados de esta hormona, lo que hace que sientan hambre con más frecuencia y puede causar un mayor aumento de peso.

Así puedes saber si tienes demasiada grasa visceral

Este tipo de grasa se encuentra debajo de los músculos, así que no puedes verla ni sentirla. Por lo tanto, para saber si tienes demasiada grasa visceral, puedes calcular tu índice de masa corporal (IMC) o revisar la circunferencia de tu cintura.

Nota: El IMC no siempre es un indicador claro de la cantidad de exceso de grasa corporal que tienes. Es importante considerar la circunferencia de tu cintura y consultar con un médico si tienes demasiada grasa visceral.

Según la Facultad de Medicina de Harvard, los hombres cuya cintura mida más de 101.6 centímetros de circunferencia y las mujeres con más de 88.9 centímetros son más propensos a tener un exceso de esta grasa.

Puede ser complicado saber si estás perdiendo grasa visceral, ya que posiblemente también pierdas grasa subcutánea. las mejores formas de saberlo son hacer un seguimiento de tu IMC y de la circunferencia de tu cintura, de acuerdo con Michael Russo, médico cirujano bariátrico de Memorialcare Surgical Weight Loss Center.

Cómo deshacerte de ella

La mejor manera de combatir la grasa visceral es hacer cambios de estilo de vida sostenibles y a largo plazo, que se enfoquen en mejorar tu dieta y agregar ejercicio.

«La dieta es aproximadamente 80% de la ecuación. El ejercicio también es muy importante: aumentar la frecuencia cardíaca durante 30 minutos al día, todos los días», dice Russo.

El tipo de ejercicio no es tan importante como lo es concentrarte en aumentar tu frecuencia cardíaca y sudar. El entrenamiento de fuerza, el cardio y otras formas de ejercicio son de utilidad.

Consejo rápido: Si tienes problemas para hacer ejercicio con regularidad, comienza dando largos paseos por tu vecindario como preparación para hacer ejercicios más rigurosos.

En cuanto a la dieta, comer más verduras a diario, vigilar la ingesta de sodio y moderar la cantidad de alimentos procesados ​​y azúcar, pueden ayudarte a perder grasa visceral.

 Además de seguir una dieta, las personas pueden aumentar la cantidad de proteínas magras, cereales integrales y frutas que consumen.

Con estos cambios, es posible perder grasa a un ritmo razonable. Aunque la manera en que tu cuerpo la pierda depende de factores como la genética.

En general, se ha descubierto que la grasa visceral se reduce más rápidamente con la dieta y el ejercicio que con otros tipos de grasa. De acuerdo con Harvard Health, esto se debe a que se metaboliza más rápidamente en ácidos que el cuerpo puede desechar (ya sea a través de la orina o del sudor).

Importante: la mayoría de los médicos dicen que perder 450 a 900 gramos por semana es un ritmo saludable de pérdida de peso.

Al mantener una dieta saludable y hacer ejercicio regularmente, deberías comenzar a notar una diferencia en unos meses.

Cirugía de pérdida de peso para casos extremos

Si alguien no logra perder grasa visceral haciendo cambios en su estilo de vida, la cirugía es otra opción.

«La forma más eficaz de reducir la grasa visceral si alguien tiene mucha, es la cirugía bariátrica o de pérdida de peso, que te altera a un perfil hormonal más normal, para que tu cuerpo ya no requiera un exceso de grasa. Es como bajar el termostato”, dice Russo.

Otras opciones quirúrgicas, que no son tan efectivas como la cirugía bariátrica, incluyen terapias basadas en globos gástricos. Estos ayudan a limitar la cantidad de alimentos que ingieres, haciendo que te sientas satisfecho más rápido.

Información para recordar

Perder grasa visceral requiere tiempo y esfuerzo. Una dieta baja en carbohidratos y una rutina de ejercicio moderado te ayudarán a eliminar el exceso de grasa alrededor de tu abdomen. 

Trabajar activamente para perder grasa visceral y llevar un estilo de vida más activo te beneficiará a largo plazo. Todo el mundo tiene algo de grasa abdominal, tenerla no es necesariamente una señal de que tengas que perder peso.

Sin embargo, un exceso puede causar efectos adversos a la salud a largo plazo. Es mejor consultar a tu médico para ver si la grasa de tu abdomen te pone en riesgo de padecer enfermedades cardiacas u otros problemas de salud.

AHORA LEE: Así es cómo se puede comer carne roja sin poner en peligro tu salud, según un cirujano cardiovascular

TAMBIÉN LEE: El DDT altera las hormonas durante generaciones; incluso las mujeres cuyas abuelas estuvieron expuestas al químico tienen mayores riesgos de obesidad y cáncer de mama, dicen los científicos

Descubre más historias en Business Insider México

Síguenos en FacebookInstagramLinkedIn y Twitter