• Después de una pausa inducida por la pandemia, las revisiones de desempeño están regresando.
  • Las grandes empresas están restableciendo estos mecanismos para decidir quién puede estar cerca del despido.
  • Personas expertas en carrera y liderazgo compartieron cómo los trabajadores deben prepararse para estas pruebas.
  • ¿Ya conoces nuestra cuenta en Instagram? Síguenos.

Hay una cosa que las evaluaciones de desempeño nunca deberían tener: sorpresas, dijo Ben Granger, psicólogo de la firma de gestión de experiencia Qualtrics. 

Sin embargo, para los empleados que son nuevos en la fuerza laboral o que se incorporaron durante el pico de la pandemia, puede ser un shock. 

Anteriormente, muchos empleadores suspendieron las revisiones para darles a los jefes más tiempo para reclutar talento durante la «Gran Renuncia». También fue para brindarles a los empleados un respiro para equilibrar el trabajo y las tareas domésticas, informó The Wall Street Journal

Hoy en día, empresas como Goldman Sachs, Google y CarParts.com están actualizando o restableciendo las evaluaciones de desempeño como una manera de garantizar que los empleados laboren mejor y de decidir quién puede ser despedido. 

BambooHR, una firma de software de gestión del desempeño, indicó que la cantidad de empleadores que se inscribieron en su servicio de revisión del desempeño aumentó 30% en julio con respecto al año pasado, según The Wall Street Journal. 

Una revisión de desempeño debe ser parte del diálogo continuo entre un empleado y su gerente, no una bomba sorpresa, aseveró Granger. 

Insider habló con seis coaches de carrera y liderazgo sobre cómo los empleados pueden prepararse para sus evaluaciones de desempeño.

1. Sé proactivo 

Incluso si tu jefe aún no ha establecido una revisión, lo mejor es solicitar una, afirmó Arika Pierce, coach de liderazgo independiente y oradora motivacional.  

«Si eres un empleado nuevo y tu compañía no tiene una revisión de desempeño de 90 días integrada, debes crear una», agregó Pierce, quien también es autora de un libro sobre cómo avanzar en su carrera, llamado «Yo Puedo. Lo haré. Mírame: Cómo no ser pasado por alto, mal pagado o infravalorado».

«No esperes hasta que haya pasado un año para saber que estás haciendo algo mal». 

Para reducir parte de la ansiedad que pueden sentir los principiantes, Sian Beilock, científico cognitivo y presidente de Barnard College, sugirió practicar antes de las evaluaciones de desempeño.

«Algún tipo de entrevista simulada en la que un colega que ha estado ahí te guíe a través del proceso puede hacer mucho para calmar los nervios», aseguró Beilock. 

“Descubre de qué se trata: Pregúntale a los compañeros, incluso pregúntale a tu jefe qué esperan que prepares”. 

Antes de una revisión de desempeño, incluso si tu gerente no lo requiere, debes completar una autoevaluación e identificar las áreas en las que podrías haber tenido un mejor desempeño, comentó Will Rippetoe, fundador y coach profesional en The Interview Beast.

«Tu líder apreciará su preparación y la seriedad con la que lo estás tomando». 

2. Comparte tus logros  

La preparación para las evaluaciones de desempeño no debe comenzar la semana anterior a la reunión, aseveró Granger. Los empleados deben registrar continuamente sus logros, incluso si faltan meses para ello.

En la revisión, no tengas miedo de compartir estos éxitos, comentó Bridgitt Haarsgaard, CEO y fundadora de la compañía de capacitación en liderazgo corporativo The GAARD ​​Group.

«No estás alardeando. Estás informando y también estás celebrando tus éxitos», puntualizó.

Los empleados también deben cuantificar sus resultados, destacó Granger. Â«Cuando sea posible, vincula los números a las contribuciones». 

3. Escucha y aprende  

Una revisión de desempeño es un momento para escuchar y ser autorreflexivo, mencionó Haarsgaard. Al hacerlo, un trabajador puede mostrar su madurez, autoconciencia y apertura a la retroalimentación. 

«La retroalimentación es un regalo», declaró Pierce. Â«A veces es difícil de digerir, especialmente si no está de acuerdo con los comentarios, pero si los recibes, sé específico y pide ejemplos». 

Cuando recibas una crítica constructiva, pídele a tu jefe que te diga qué deberías haber hecho en ese escenario, indicó Pierce. 

Después de esta revisión de desempeño, mantén registros de los pasos que estás tomando para abordar esta crítica, sugirió. 

De esa manera, puedes mostrarle a tu gerente que comprendes sus comentarios y mostrar cómo mejoraste en tu próxima revisión. 

4. Da tu opinión 

Las evaluaciones de desempeño no deben ser una conversación unilateral, sino un proceso colaborativo, acordaron los coaches de carrera y liderazgo. 

En algunos casos, esto significa que los trabajadores deben estar preparados para decirles a sus gerentes cómo podrían liderar mejor, precisó Pierce.

Es importante no tratar a tu jefe como si fuera el que está siendo revisado, pero esta reunión puede ser una «gran oportunidad para darle retroalimentación sobre lo que funciona o no», indicó.

Esta es también una oportunidad para contarle a tu líder sobre los problemas que tienes con tu puesto o empresa, dijo Lupe Colangelo, coach de carrera y gerente de asociaciones de la empresa de educación privada General Assembly.

«No quieres que se sienta como una amenaza, como si no consiguieras lo que quieres y te vayas», finalizó. Â«Pero está bien ejercer una presión saludable sobre tu empleador».

AHORA LEE: Planes por objetivos: cuál es su importancia y por qué debes hacer uno

TAMBIÉN LEE: Esto debes saber sobre las modificaciones en conciliación laboral en México

Descubre más historias en Business Insider México

Síguenos en FacebookInstagramTwitterLinkedInTikTok y YouTube

AHORA VE: