• A lo largo de la historia, han habido atletas profesionales en diferentes que se identifican como parte de la comunidad LGBTQ.
  • Michael Sam, Ryan Russell y Ryan O'Callaghan son todos ex atletas de la NFL.
  • Sheryl Swoopes, Megan Rapinoe y Billie Jean King son atletas que se identifican como lesbianas.
  • Por su parte, Caitlyn Jenner, Patricio Manuel, Fallon Fox y Renée Richards son atletas transgénero.

Mientras Hollywood se vuelve cada vez más receptivo a la comunidad LGBTQ, algunas personas creen que el mundo de los atletas todavía tiene trabajo por hacer.

Según un informe de la Campaña de Derechos Humanos de 2019, 70% de los miembros de la comunicad LGBTQ no se acercan a sus compañeros de equipo y entrenadores mientras practican un deporte.

Además, 82% de los atletas han presenciado lenguaje homofóbico o transfóbico en su disciplina, de acuerdo con la Encuesta OutSport.

Sin embargo, a lo largo de la historia han habido atletas LGBTQ que orgullosamente han defendido quiénes son; mientras han recibido el apoyo de sus compañeros de equipo y aficionados.

Desde jugadores de la NBA hasta la NFL, aquí 20 atletas que forman parte de la comunidad LGBTQ.

Billie Jean King

BILLIE JEAN KING
Reuters

Billie Jean King es uno de los nombres más famosos del tenis profesional. En el transcurso de su carrera, ganó 39 títulos de Gram Slam entre 1966 y 1975.

Por otro lado, también venció a Bobby Riggs en el famoso combate llamado “La batalla de los sexos”.

No obstante, en 1981, King fue “sacada del clóset” como lesbiana, por lo que sus publicistas le dijeron que negara los rumores.

“Dije: ‘Lo voy a hacer. No me importa. Es importante para mí decir la verdad’”, dijo King a NBC News 44 años después.

“La única cosa que mi madre siempre decía es: “Sé sincero contigo mismo”, agregó.

Renée Richards

Renee Richards atleta
REUTERS/Mike Segar

Renée Richards hizo su transición de hombre a mujer durante la década de 1970.

En 1976, la tenista solicitó participar en el US Open y se negó a tomar la prueba corporal de Barr requerida, la cual analizaría su sangre para descubrir su sexo.

Cuando fue rechazada por el Abierto de los Estados Unidos, demandó a la Asociación de Tenis de dicho país por discriminación de género y ganó.

Richards finalmente se retiró del deporte en 1981 y se convirtió en una influyente entrenadora. Hoy, ella se niega a ser el foco de atención por ser una activista trans.

“Hace años fui la pionera, no hay dudas al respecto. Todos me citaron a mí y a mi caso judicial”, comentó a Sports Illustrated. “Pero ya no lo soy”.

Michael Sam

Michael Sams
Michael Sams/Instagram (@mikeysam52)

En 2014, Michael Sam reveló en una entrevista con ESPN que es gay e hizo historia ese mismo año al ser reclutado por los Rams de Saint Louis.

Fue así como Sam se convirtió en el primer hombre abiertamente gay en jugar en la NFL.

“Desde febrero y mi gran anuncio, han habido muchas especulaciones porque soy el primer jugador de futbol americano abiertamente gay, pero ¿sabes qué? No se trata de eso. Se trata de jugar futbol”, dijo Sam en una conferencia de prensa poco después de ser seleccionado en el Draft.

Desafortunadamente, Sam fue despedido del equipo. En 2015, anunció que dejaría el deporte para siempre.

Ryan Russell

Ryan Russell
Ryan Russell/Instagram (@rkrelentless)

Ryan Russell jugó para los Cowboys de Dallas y para los Buccaneers de Tampa Bay como ala defensiva. Actualmente es agente libre.

En 2019, su nombre se popularizó cuando anunció que es bisexual en un ensayo publicado en ESPN.

“Deja que esto se hunda en tu cerebro: aunque las personas abiertamente LGBTQ prosperan en todas las áreas de la vida pública — política, entretenimiento y en las principales corporaciones en Estados Unidos — son tan invisibles en los deportes profesionales que un blogger de chismes hace un favor un jugador de futbol bisexual al no revelar que sale con hombres”, escribió Russell.

“Nadie debería necesitar un favor para vivir honestamente. En ningún mundo tener cuidado debería significar dejar de ser tú mismo. La carrera que elijas no debe dictar las partes de ti que debes mostrar”, agregó.

Ryan O’Callaghan

Ryan O'Callaghan
Ryan O’Callaghan/ Instagram (@ocallaghanryan)

Ryan O’Callaghan jugó seis temporadas en la NFL junto con los Patriots de Nueva Inglaterra y los Chiefs de Kansas City.

En 2011, anunció su retiro. El ex jugador de futbol americano confesó que en ese entonces tuvo pensamientos suicidas y se volvió adicto a los analgésicos porque viva “dentro del clóset”.

“Todo mi plan era jugar al futbol y matarme”, dijo a NBC News.

“Desde muy joven, estaba convencido de que mi familia nunca me amaría si supieran quién era realmente. Las cosas que escuchas de niño, cada vez que escuchas a alguien decir ‘p–o’ o hablar mal de un chico gay; o ver algo en la televisión y burlarse de eso. Si tienes un niño dentro del clóset, él escucha cada vez que dices algo así. Eso se queda con él. Esto fue hace 25 años. La mayoría de las cosas que dijeron fueron por ignorancia, no por odio”, comentó.

Un psicólogo convenció al atleta de que hablara con su familia, Finalmente, tras ser aceptado con brazos abiertos, salió públicamente del clóset en 2017.

Megan Rapinoe

Megan Rapinoe LGBTQ
REUTERS/Bernadett Szabo

En 2019, la Selección Estadounidense de Futbol Femenil ganó la Copa Mundial Femenina de la FIFA; y todos los ojos estaban puestos en la capitana y jugadora estrella del equipo: Megan Rapinoe.

La atleta rápidamente se hizo un nombre tras una serie de entrevistas de televisión, donde expresó su apoyo a los derechos de las mujeres y derechos LGBTQ, como una mujer abiertamente lesbiana.

“Creo que las atletas femeniles, en general, están a la vanguardia de cada protesta en general porque somos homosexuales, somos mujeres, somos mujeres de color o somos todo a la vez”, dijo Rapinoe a NBC.

“Desafortunadamente, estamos siendo constantemente oprimidas de alguna manera. Así que pienso que nosotras siendo atletas, en el pináculo de nuestra carrera, estamos en una especie de protestas, y eso es desafiante por sí mismo”, agregó.

Robbie Rogers

Robbie Rogers
REUTERS/Danny Moloshok

Robbie Rogers jugó futbol en Inglaterra hasta 2013, cuando anunció públicamente que es gay y dijo que dejaría el deporte.

Más tarde comentó a The Guardian que dejó el futbol tras salir del clóset porque no quería la atención y el escrutinio de los medios.

“Me gustaría ser futbolista”, dijo Rogers. “No me gustaría lidiar con el circo. ¿La gente viene a verte porque eres gay? ¿Me gustaría hacer entrevistas todos los días, donde la gente pregunta: ‘Así que te duchas con chicos, ¿cómo es eso?’”

Afortunadamente, unos meses más tarde fue fichado por el L.A. Galaxy y se convirtió en el primer hombre abiertamente gay en jugar en una importante liga profesional de Estados Unidos.

Jason Paul Collins

Jason Paul Collins
Jason Paul Collins/Instagram (@jasoncollins_98)

En 2013, Jason Paul Collins hizo historia cuando se convirtió en la primera persona abiertamente gay de las cuatro ligas profesionales más importantes de Estados Unidos.

La noticia la compartió mientras jugaba con los Wizards de Washington en un artículo de Sports Illustrated, en el que escribió: “Soy un jugador de la NBA de 34 años. Soy negro. Y soy gay”.

“No me propuse ser el primer atleta abiertamente homosexual que jugaba en un deporte de equipo estadounidense importante. Pero como lo estoy, estoy feliz de comenzar la conversación”, dijo.

“Desearía no ser el niño en el aula levantando la mano y diciendo: ‘Soy diferente’. Si me saliera con la mía, alguien más ya lo habría hecho. Nadie lo ha hecho, por eso estoy levantando la mano”, agregó.

Al año siguiente, Collins se retiró de la NBA tras disputar 13 temporadas.

Sheryl Swoopes

Sheryl Swoopes LGBTQ
REUTERS/Stuart Franklin

Sheryl Swoopes fue una de las primeras mujeres en ser reclutada por la Women’s National Basketball Association (WNBA).

A lo largo de su carrera ganó tres medallas de oro olímpicas y muchas veces fue nombrada la “versión femenil de Michael Jordan”. En 2005, ella dio a conocer que es lesbiana.

“Estaba en un momento de mi vida en el que estoy cansada de tener que fingir ser alguien que no soy”, dijo Swoopes al New York Times.

“Básicamente estaba viviendo una mentira. Durante los últimos siete u ocho años, estuve esperando exhalar”, añadió.

Swoopes se retiró del deporte en 2011.

Patricio Manuel

Patricio Manuel box LGBTQ
HBOBoxing/ YouTube

Patricio Manuel comenzó a boxear profesionalmente como mujer a principios de la década de 2000 y se obtuvo el Campeonato Nacional de Boxeo Amateur de Estados Unidos.

Cuando finalmente hizo su transición, salió públicamente de clóset como un hombre trans, como pocos atletas LGBTQ él perdió a su entrenador y su gimnasio.

“Duele mucho… los gimnasios son nuestro espacio seguro”, dijo Manuel a The Guardian.

“Que alguien básicamente diga que puedes estar aquí, pero nadie puede saber que estás aquí… yo no vivo mi vida así. Nunca comprometeré quién soy para que alguien se sienta cómodo”, comentó.

En 2018, Manuel luchó contra Hugo Aguilar en un combate profesional y ganó, convirtiéndose en el primer boxeador abiertamente transgénero en Estados Unidos.

Orlando Cruz

Orlando Cruz
REUTERS/David Manning

En 2012, Orlando Cruz, un boxeador profesional de Puerto Rico, anunció que es homosexual. En ese momento dijo: “siempre he sido y siempre seré un orgulloso hombre gay”.

“No quiero ocultar ninguna de mis identidades”, declaró a ESPN.

Quiero que la gente me mire por el ser humano que soy. Soy un deportista profesional que siempre da lo mejor de sí. Quiero que la gente continúe viéndome por mis habilidades de boxeo, mi carácter, mi espíritu deportivo. Pero también quiero que los niños que sufren bullying sepan que puedes ser quien quieras ser en la vida, incluso un boxeador profesional, que todo es posible y que quién eres o a quién amas no debe ser un impedimento para lograr nada en la vida”, explicó.

En 2016, Cruz dedicó un partido a las víctimas del tiroteo en del Pulse, un club nocturno gay ubicado en Orlando, Florida.

Fallon Fox

Fallon Fox
Fallon Fox/Instagram (@fallon_fox)

En 2013, Fallon Fox realizó una serie de entrevistas con Sports Illustrated y Outsports, convirtiéndose en la primera mujer transgénero en la historia de las Artes Marciales Mistas (MMA).

Sin embargo, su salida del clóset no fue completamente sencilla, ya que fue una de las atletas LGBTQ que recibió múltiples críticas y dudas sobre si debería luchar contra mujeres cis.

“Me tomó cerca de un año comprender y sentir el apoyo de la comunidad transgénero”, dijo Fox a The Guardian.

“Porque diablos, tienen miedo. Algunos de ellos y ellas me apoyan, pero tienen miedo ir a mis peleas por esto. Pero tuve una pelea donde la gente vino a apoyarme y eso es todo lo que necesitaba. Necesitaba saber con certeza que tenía a alguien por quien estaba luchando además de mí”.

Glenn Burke

Glenn Burke
Cortesía: Los Angeles Dodgers

Glenn Burke se unió a la MLB en 1977 con los Dodgers de Los Ángeles. Mientras jugaban, todos en el equipo sabían que Burke era gay, pero la afición no lo supo.

En 1980, Burke dejó el juego y se mudó a San Francisco. Salió del clóset públicamente en 1982 y en 1995 murió de SIDA a los 45 años.

Billy Bean

Billy Bean atletas LGBTQ
Patrick Gorski-USA TODAY Sports

En el transcurso de su carrera en la MLB, Billy Bean jugó para los Tigers de Detroit, los Dodgers de Los Ángeles y los Padres de San Diego; pero en 1995 dejó el juego porque ya no podía vivir con su secreto.

En 1999, finalmente salió del clóset como gay. Hoy, él es el Embajador para la Inclusión de atletas LGBTQ en la MLB, lo que le permite hablar con cada equipo de la liga sobre la importancia de la inclusión y la aceptación.

“Me siento recompensado en esos momentos de que estamos creando un ambiente donde esto no es siniestro”, dijo Bean a Cleveland.com.

“Creo que el hecho de que tengamos esta conversación significa que nos estamos acercando. Creo que deberíamos habernos ocupado de esto hace mucho tiempo, pero está sucediendo”, agregó.

David Denson

David Denson atletas LGBTQ
Timber Rattlers/ YouTube

En 2015, David Denson jugaba con los Brewers de Milwaukee cuando informó públicamente que es gay en una entrevista, como otros atletas LGBTQ.

Así fue como se convirtió en uno de los primeros atletas LGBTQ abiertamente gay que jugaba en la liga.

“Creo que abrí la puerta. Mostré ser gay no me hace diferente o menos persona”, dijo Denson al Milwaukee Journal Sentinel.

“Si hay otros que quieren salir del clóset, con suerte, tendrán mi historia a cual recurrir y verán que todo puede salir bien”, declaró.

Denson anunció que se retiraría del béisbol en 2017 y dijo a los medios que no tenía nada que ver con salir del clóset.

Gus Kenworthy

Gus Kenworthy  atletas LGBTQ
REUTERS/Mike Blake

En 2014, Gus Kenworthy ganó la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Sochi 2014 por esquí.

Solo un año después, el freeskier volvió a ser noticia al ser uno de los atletas LGBTQ y tuitear una fotografía suya en la portada de la revista ESPN con las palabras “Soy gay”.

“Wow, se siente bien escribir esas palabras”, dijo Kenworthy. “Durante la mayor parte de mi vida, he tenido miedo de abrazar esa parte de mí. No obstante, recientemente he llegado al punto en el que el dolor de aferrarse a la mentira es mayor que el miedo a dejar ir, y estoy muy orgulloso de finalmente bajar la guardia”.

Caitlyn Jenner

Caitlyn Jenner  atletas LGBTQ
REUTERS/Danny Moloshok

En los Juegos Olímpicos de 1976, Caitlyn Jenner ganó una medalla de oro y estableció un récord mundial.

A lo largo de las décadas, permaneció en el ojo público con la ayuda de patrocinios y tras protagonizar junto con su familia el reality show “Keeping Up with the Kardashians”.

En 2015, su nombre se viralizó después de que anunció que estaba en proceso de transición y que su nombre ahora es Caitlyn.

“Mi vida es muy simple”, dijo Jenner a Variety. “Es solo ser yo misma todo el día. Creo que la gente piensa cuando haces la transición es que ahora eres una persona totalmente diferente. Todavía soy la misma persona. Caitlyn vivió dentro de mí toda mi vida”.

Johnny Weir

atleta Johnny Weir atletas LGBTQ
REUTERS/Antti Aimo-Koivisto/Lehtikuva

Johnny Weir es considerado una superestrella en el mundo del patinaje artístico.

Primero ganó fama en el campo internacional en los Juegos Olímpicos en 2006 y 2010. Desde entonces, Weir se cruzó los principales medios de comunicación, apareció en su propio reality show llamado “Be Good Johnny Weir” y presentó varios segmentos de programas de estilo de vida.

En 2011, publicó sus memorias y fue uno de los atletas LGBTQ que salió del clóset como gay de esta forma.

“Llevo mi sexualidad de la misma manera que uso mi sexo o mi color de piel. Es algo que simplemente es y algo en lo que nací”, tuiteó en 2018.

“Tuve mucha suerte de crecer en una familia/comunidad que me aceptó y quizás por eso no veo mi sexualidad como algo que deba abordarse. Sin embargo, estoy en deuda con los guerreros que vinieron antes que me permiten llevar la vida abiertamente”, agregó.

Adam Rippon

Adam Rippon atletas LGBTQ
REUTERS/Lucy Nicholson

En 2015, Adam Rippon uno de los atletas LGBTQ que salió del clóset en una entrevista para la revista Skating, por lo que hizo historia cuando clasificó a los Juegos Olímpicos de Invierno de 2018. El patinador se convirtió en el primer estadounidense abiertamente gay en ir a los Juegos Olímpicos.

“Una vez, estaba en cuarto grado y alguien dijo: ‘Oh, porque patinas, eres gay’”, dijo Rippon a Today.

“Y ni siquiera sabía lo que eso significaba. Pero para mí, sentí que estaban tratando de insultarme y me sentí tan expuesto frente a todos mis compañeros de clase y mis compañeros. Me sentí avergonzado y no sabía por qué y ni siquiera sabía lo que significaba ser gay. Pero también recuerdo sentirme mal por ellos. Recuerdo estar agradecido de poder hacer algo que realmente me gustaba todos los días”, comentó.

Greg Louganis

Greg Louganis LGBTQ
REUTERS/Mario Anzuoni

Greg Louganis ganó cuatro medallas de oro y una medalla de plata en tres Juegos Olímpicos entre 1976 y 1988 como buzo; pero fue hasta 1994 que informó públicamente que es gay. Al año siguiente, anunció que también vive con SIDA.

“Las cosas son diferentes ahora”, dijo Louganis a ESPN.

“Creo que hemos llegado al lugar de reconocer el acoso escolar y reconocer la importancia de defender a tu compañero de equipo. Creo que hay menos de eso. Hay mucha más sensibilidad y la gente es mucho más abierta. Solo mira cómo muchos atletas han salido del clóset ahora”, agregó.

AHORA LEE: Las prácticas que deben seguir las empresas para tener una verdadera inclusión laboral LGBT+

TAMBIÉN LEE: Con una carta, Marcus Rashford echó para atrás una iniciativa del gobierno de Boris Johnson para eliminar los comedores gratuitos escolares

Descubre más historias en Business Insider México

Síguenos en Facebook, Instagram y Twitter