• Warren Buffett, uno de los grandes inversionistas mundiales tiene una de las mejores recetas para el ahorro: “No ahorres lo que te queda después de gastar, gasta lo que te queda después de ahorrar”.
  • La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), dice que el ahorro se traduce en guardar una parte de tus ingresos para utilizarlos a futuro o ante algún imprevisto.
  • Para que ejercites tu hábito de ahorro te presentamos algunos retos que te mostrarán que “el tamaño no importa”, y que sí “de poquito en poquito se llena el marranito”.

Hemos vivido equivocados. Generalmente etiquetamos como ahorro a lo que nos sobra después de pagar las cuentas, ¿no?

¿Cuántas veces te ha funcionado este sistema? Estoy segura que pocas, poquísimas veces, pues generalmente no nos sobra nada, quedamos tablas, si bien nos va; algunas otras ni las cuentas salen: gastamos más de lo que ingresamos. Todo mal.

Warren Buffett, uno de los grandes inversionistas mundiales tiene una de las mejores recetas para el ahorro: “No ahorres lo que te queda después de gastar, gasta lo que te queda después de ahorrar”.

Así de sencillo, cuando damos al ahorro un lugar dentro de nuestro presupuesto, ya sea en porcentaje o una cantidad fija, todo lo demás tendrá que ajustarse, y no al revés.

El ahorro, siempre dentro de tu presupuesto

De acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), el ahorro se traduce en guardar una parte de tus ingresos para utilizarlos a futuro o ante algún imprevisto.

“La recomendación general es guardar una parte fija, no importa si son 10, 20 o 50 pesos. Lo importante es que sea una cantidad fija dentro de tu presupuesto”, de acuerdo con la Revista Proteja su Dinero.

Pero lamentamos decirte que: ahorrar no es solamente guardar lo que te sobra al final de la quincena.

Para que ejercites tu hábito de ahorro te presentamos algunos retos que te mostrarán que “el tamaño no importa”, y que sí “de poquito en poquito se llena el marranito”.

Para ejercitar el hábito del ahorro, el reto de las 52 semanas

Es un reto muy popular, que aunque se recomienda iniciarlo a principios de año, el ahorro no tiene fechas establecidas.

El método es muy simple: establece una cantidad para la primera semana, la siguiente semana esa cantidad tendrá que ser el doble: por ejemplo, si la primera semana tu cantidad fueron 10 pesos, a la siguiente tendrás que ahorrar 20 pesos, y así sucesivamente.

De acuerdo con el portal Querido Dinero si lo inicias desde la primera semana del año, es decir, lo llevas a cabo por las 52 semanas que tiene un año, al final tendrás 13,780 pesos.

El reto de los 30 días para ejercitar el hábito del ahorro

Daniel Urías, fundador de Cooltura Financiera, propone que vayas paso a pasito: en este caso cada día pondrás un peso, hasta llegar al final de mes, cuando lograrás ahorrar 30 o 31 pesos.

Al final del día deberás poner tu peso en el lugar que asignaste para tu ahorro, cuando tengas más de 100 pesos puedes poner a trabajar ese dinero en Cetes Directo y ganar rendimientos por ese dinero, ¿qué tal?

Ejercita el hábito del ahorro con el reto de los 10 pesos

También muy popular desde hace algunos años, este reto consiste en guardar todas las monedas de 10 pesos que caigan en tus manos. Necesitas una botella de refresco, el galón de agua o lo que tú decidas.

De acuerdo con cálculos de Querido Dinero, si decides ahorrar las monedas en una botella de refresco de 2.5 litros, se estima que podrás guardar alrededor de 10 mil pesos cuando esté totalmente llena.

Ahorrar no debe ser doloroso, al contrario cuando tengas un guardadito y puedas enfrentar una emergencia o irte de vacaciones a donde tú decidas, te caerá el 20 de su importancia, ¿cómo ves, te atreves a realizar alguno de estos retos?

LEE TAMBIÉN: Si la «nueva normalidad» será el trabajo a distancia, ¿cómo mantener a tu equipo conectado?

Descubre más historias en Business Insider México

Síguenos en Facebook, Instagram y Twitter.