• La globalizaci贸n del comercio mundial est谩 entrando en una nueva fase.
  • Se est谩n configurando nuevos bloques econ贸micos en competencia, agrupados en torno a EU y China.
  • Este cambio en las prioridades est谩 acelerando una reconfiguraci贸n en las cadenas de suministro.
  • S铆guenos en Google News.

La globalizaci贸n del comercio mundial est谩 entrando en una nueva fase. No es primera vez que se observan cambios en esta tendencia. La actividad comercial entre naciones cay贸 entre la Primera y la Segunda Guerra Mundial, desde 30% del PIB mundial a tan solo un 10%.

Aument贸 significativamente en las d茅cadas posteriores, llegando a 50% del PIB en el 2000. Luego vio un impulso adicional con la entrada de China a la Organizaci贸n Mundial de Comercio, alcanzando 60% del producto global.

Sin embargo, el comercio se estanc贸 desde la crisis financiera mundial de 2008, una se帽al de que la globalizaci贸n est谩 bajo presi贸n. El riesgo ahora es ver un retroceso o al menos un profundo redise帽o, con un alto grado de fragmentaci贸n.

La reconfiguraci贸n comercial entre dos bloques

Desde hace alg煤n tiempo se est谩n configurando nuevos bloques econ贸micos en competencia, agrupados en torno a Estados Unidos y China.

En ese contexto, los pa铆ses que no se alinean a estos polos podr铆an ver crecer su poder de influencia. Desde la perspectiva de un inversionista, esto trae un atractivo inter茅s hacia muchos pa铆ses emergentes, especialmente en Am茅rica Latina.

A medida que aumenta la fragmentaci贸n global, se est谩 dando cada vez m谩s prioridad a la seguridad en los procesos productivos, a trav茅s de subsidios industriales, controles de exportaciones y otras pol铆ticas, por encima de la m谩xima eficiencia que caracteriz贸 a la 茅poca dorada de la globalizaci贸n.

Este cambio en las prioridades est谩 acelerando una reconfiguraci贸n en las cadenas de suministro, a medida que los pa铆ses buscan acercar la producci贸n a casa.

Este proceso favorece a un selecto grupo de pa铆ses emergentes que ofrecen materias primas e insumos valiosos para estas cadenas. Como, por ejemplo, la fabricaci贸n industrial y de productos qu铆micos de India; el complejo de semiconductores de Corea del Sur; el cobalto de Indonesia, litio de Chile y tierras raras de Brasil, claves para la electromovilidad.

Los beneficiados del nearshoring

Otros pa铆ses emergentes, como M茅xico o Hungr铆a, se benefician de los esfuerzos de Estados Unidos y la Eurozona para mover su producci贸n a regiones m谩s pr贸ximas.

En este contexto, la inversi贸n en activos emergentes aparece como una forma de aprovechar esta versi贸n recargada de la globalizaci贸n. De la misma manera que este fen贸meno impacta de manera selectiva y no a todos los pa铆ses emergentes por igual, el proceso de inversi贸n tambi茅n debe ser focalizado.

Ya no hace sentido mirar a estos mercados como una sola clase de activo; es necesario ser m谩s granular, enfoc谩ndose en pa铆ses o industrias espec铆ficas.

Las oportunidades en las divisas fuertes

En el entorno actual hay oportunidades interesantes en los bonos emergentes, con una preferencia por las emisiones en monedas fuertes, principalmente en d贸lares estadounidenses, pero tambi茅n en euros u otras monedas desarrolladas, que presentan valorizaciones m谩s atractivas que las emisiones en monedas locales.

Adem谩s, el comienzo de recortes de tasas de inter茅s por parte de bancos centrales de pa铆ses emergentes 鈥搈ientras que sus pares en mercados desarrollados las suben o mantienen鈥 hace m谩s fr谩giles a sus monedas.

En s铆ntesis, el redise帽o de la globalizaci贸n si bien trae consigo incertidumbre y volatilidad, tambi茅n presenta oportunidades para varios mercados emergentes mejor posicionados para aprovechar esta nueva etapa. La deuda de mercados emergentes, de manera selectiva, ofrecen una interesante oportunidad para esto.

* Axel Christensen es director de Estrategia de Inversiones para Am茅rica Latina de BlackRock.

Descubre m谩s historias en Business Insider M茅xico

S铆guenos en Facebook, Google News, Instagram, LinkedIn, TikTok, Threads, Twitter y YouTube

AHORA ESCUCHA: