• Dalia Ramos es la responsable de que los autos F1 de la escudería Alpine estén listo para correr en diferentes circuitos del mundo a lo largo del año.
  • La mexicana es la jefa de Build and Test de la escudería francesa y contó a Business Insider México lo que implica su trabajo.
  • Al ser una mujer latinoamericana, Ramos es “minoría dentro de la minoría”.
  • ¿Ya conoces nuestra cuenta en Instagram? Síguenos

Cuando era pequeña, el padre de Dalia Ramos le regaló un monoplaza de la Fórmula (F1) de juguete, que terminó por convertirse en el emblema de su amor por los automóviles.

En la mente de la originaria de la CDMX jamás cruzó que algún día llegaría a trabajar en la máxima categoría del automovilismo, aquella que muchos mexicanos conocen gracias a su parada anual en el Autódromo Hermanos Rodríguez o por el piloto Sergio “Checo” Pérez.

En entrevista con Business Insider México, Ramos contó que estudió ingeniería en mecatrónica en el Tecnológico de Monterrey, campus Estado de México. Comenzó a trabajar en Procter & Gamble, pero hace nueve años decidió irse a Inglaterra para estudiar la maestría en ingeniería y gestión de fabricación.

Al terminar sus estudios, la mexicana tuvo la oportunidad de trabajar en en el área de manufactura de Rolls-Royce.

Sin embargo, lo que terminó dando un giro de 180º a su vida fue que Renault renovó su planta de F1 ubicada en Enstone. Aunque el equipo fabrica su unidad de potencia en Viry, Francia —y por ende se identifica con dicha nacionalidad—, el resto de su monoplaza se fabrica en el poblado británico.

La transformación de Renault a Alpine abrió las puertas a Dalia Ramos

Tras firmar un nuevo Pacto de la Concordia —y comprometerse con mantenerse en la máxima categoría hasta 2025—, Grupo Renault apostó por una reestructuración completa y un cambio de imagen de su escudería, convirtiéndose, a partir de 2021, en Alpine F1 Team.

El objetivo de este cambio era traer un nuevo significado, valores y colores a la F1, presentando a Alpine como un “símbolo de la excelencia francesa” y una marca que representa la “elegancia, ingenio y audacia”, de acuerdo con Lucas De Meo, CEO de Grupo Renault.

Otro motivo era impulsar las ventas de los modelos Alpine, volviéndolos más atractivos y visibles para futuros clientes a través de una plataforma deportiva altamente competitiva, como lo es la F1 y el Campeonato Mundial de Resistencia de la FIA (WEC).

Esta reestructuración llevó a que Alpine buscara a una nueva persona que ocupara el puesto de jefe de Build y Test. Al toparse con la vacante, Ramos sintió que los requisitos la describían a la perfección.

La mexicana Dalia Ramos | Cortesía: Alpine F1 Team
La mexicana Dalia Ramos | Cortesía: Alpine F1 Team

“En cuanto vi el rol, me encantó”, dijo. “Todo mi proceso de reclutamiento empezó con Renault y fue transformándose. Pasaron entre siete u ocho meses desde que yo apliqué hasta que empecé. Cuando llegue, hace un año, ya éramos Alpine”.

En la temporada 2021, la primera como Alpine, el piloto francés Esteban Ocon obtuvo la victoria del GP de Hungría. Asimismo, el bicampeón del mundo, Fernando Alonso, se subió al podio del GP de Qatar.

La escudería sumó suficientes puntos para finalizar el Campeonato Mundial de Constructores en quinto lugar. Además, el CEO de Alpine, Laurent Rossi, aseguró a Business Insider México que el cambio de imagen duplicó las ventas de la marca francesa, batiendo récords históricos ese año.

Asimismo, tras ganar en Hungría, el interés por conocer los automóviles Alpine aumentó en un 300%, de acuerdo con Rossi.

¿Qué hace la jefa de Build y Test en una escudería de la F1?

La mexicana Dalia Ramos
La mexicana Dalia Ramos | Cortesía: Alpine F1 Team

Ramos describió a el departamento de Build y Test (Ensamblaje y Pruebas, en español) de Alpine como “grande y extenso”, aunque no por el número de personas que lo componen, sino por las tareas que abarca.

Como su jefa, la mexicana, a grandes rasgos, es la responsable de el ensamblaje, las pruebas y la homologación del monoplaza en la fábrica, que es necesario para que esté listo y corra en diferentes circuitos del mundo a lo largo del año.

También, está a cargo de cuatro áreas más pequeñas. La primera es “Ensamblaje mecánico”, en la que se arman todos los componentes internos del auto, como la transmisión, los frenos, el sistema hidráulico y el sistema de combustible.

Luego está “Ensamblaje final”, en donde se arman todos los componentes externos del carro. De acuerdo con Ramos, esto incluye partes como los alerones delanteros y traseros, los neumáticos y hasta los asientos, que se diseñan específicamente a la medida de cada piloto.

Por si esto fuera poco, en esta área también se fabrican todas las herramientas que su equipo de carrera utilizará en las paradas de pits.

Alpine en los pits del GP de Miami 2022 | REUTERS/Brendan Smialowski
Alpine en los pits del GP de Miami 2022 | REUTERS/Brendan Smialowski

La mexicana también está a cargo de “Pruebas de validación”, que, como su nombre lo dice, realiza todas las pruebas mecánicas de los componentes internos y externos para garantizar que el monoplaza tenga el desempeño que buscan.

“También vemos la parte de la seguridad de los componentes, por lo que aquí se incluye la homologación de la FIA (siglas de la Federación Internacional del Automóvil)”, dijo.

Por último, está la “Coordinación de piezas”, en donde se hace toda la logística para que los componentes del monoplaza se envíen a los circuitos en donde competirá y de regreso a la fábrica.

“Ahí vuelve a pasar por todas las áreas de Build and Test y se le regresa a tiempo a los chicos del race team para la siguiente carrera”, explicó.

Asimismo, Build and Test es responsable de dar mantenimiento y garantizar que puedan correr los autos de la Academia Alpine para jóvenes pilotos.

Esto incluye a Jack Doohan y Olli Caldwell, quienes están compitiendo en la Fórmula 2; y Victor Martins y Caio Collet, que corren en la Fórmula 3.

Construir el primer monoplaza de la nueva era de la F1

El monoplaza 2022 de Alpine
El monoplaza 2022 de Alpine | REUTERS/Sarah Meyssonnier

Ramos llegó a Alpine con el reto de construir el monoplaza con el que Alpine competiría en la temporada 2022. Esta inició una nueva era de la máxima categoría.

Al igual que el resto de las escuderías, el equipo francés desarrolló un nuevo diseño de automóvil que tiene por objetivo potenciar los adelantamientos, hacer que las carreras sean más cercanas y volver al deporte más competitivo.

“Nosotros llamamos ‘car build’ al periodo previo al inicio de la temporada”, explicó la mexicana. “Era mi primer año, mi primer ‘car build’ y fue sumamente pesado. Todo el mundo me dijo que es el peor que han visto en muchísimos años”.

Originalmente, el nuevo monoplaza debía estar listo para competir en la campaña 2021. No obstante, su debut se retrasó un año por la pandemia del Covid-19.

El monoplaza 2022 de Alpine | REUTERS/Sarah Meyssonnier
El monoplaza 2022 de Alpine | REUTERS/Sarah Meyssonnier

De acuerdo con Ramos, “el concepto ya estaba listo”, pero al tener un margen más amplio para trabajar en él, Alpine no desaprovechó la oportunidad para seguir desarrollando su desempeño.

“En F1 siempre que te dicen que tienes 10 minutos más, son 10 minutos que quieres aprovechar para mejorar el auto”, platicó. “Cuando llegamos a ensamblar sus componentes, fue bastante intenso. Trabajamos los siete días de la semana y en turnos larguísimos. Al final, llegamos a los test de invierno”.

La jefa de Build and Test explicó que una parte de los trabajadores que están bajo su cargo son mecánicos que estuvieron en el equipo de carrera de Alpine. El resto son técnicos que, según ella, “conocen muy bien los carros porque los armaban y desarmaban cuando había carrera”.

“Es gente que tiene mucha confianza en lo que hace. Cuando tuvimos un ato completamente nuevo y no sabían cómo ensamblarlo o qué resultado esperar, fue un poco impactante para ellos, después de dominarlo al 100%”, añadió.

A lo largo de la temporada, Alpine implementa mejoras en sus monoplazas

Esteban Ocon durante el GP de Mónaco 2022 | REUTERS/Benoit Tessier
Esteban Ocon durante el GP de Mónaco 2022 | REUTERS/Benoit Tessier

El trabajo de Ramos y su departamento no termina cuando el monoplaza comienza a competir en la pista, ya que a lo largo del año se pueden ir implementando modificaciones en sus componentes para mejorar su desempeño.

La mexicana explicó que la decisión de qué cambiar y cómo hacerlo la toman las áreas de diseño y desarrollo. Cuando esta idea madura, se la comunican a ella.

“Generalmente tenemos un plan de lo que va a pasar durante el año, pero este se va volviendo más específico conforme nos acercamos (a ciertas carreras)”, dijo. “Sabemos cuándo va a venir un paquete grande de upgrades, pero no exactamente qué va a traer hasta que ya estemos más cerca”.

Según Ramos, los upgrades pueden incluir la implementación de nuevos componentes internos o externos, pero que también la modificación o ajuste de los que ya existen.

“Es muy padre porque la logística necesita mucha coordinación. Yo tengo que ver cuántos componentes van a necesitar para cada carrera. Por ejemplo, si me piden cambiar cuatro alerones, de los que tengo veo cuáles traemos de regreso a la fábrica, cuándo se modifican y cómo se van usando mientras se producen nuevos”.

Además, “siempre hay algo que sale de último minuto”, agregó.

Dalia Ramos no trabaja directamente con los pilotos Esteban Ocon ni Fernando Alonso

Esteban Ocon y Fernando Alonso, pilotos de Alpine en la F1.
Esteban Ocon y Fernando Alonso, pilotos de Alpine en la F1 | REUTERS/Sarah Meyssonnier

La mexicana aseguró que no trabaja directamente con los pilotos, aunque su retroalimentación durante las carreras permite saber qué cambios se necesitan hacer a los monoplazas de Alpine.

“Algunas de estas cosas (la retroalimentación) pasan directamente a mi departamento, pero otras van al de simulación. Ahí es donde ellos realmente hacen la prueba de la carrera y demás”. 

“Durante las carreras, el race team nos envía la retroalimentación de lo que va pasando en tiempo real. Nos dicen que les gusta a los pilotos y no. También nos van pidiendo qué tenemos que cambiar para la siguiente carrera”, dijo. 

Por otro lado, el departamento de Build and Test tiene que estar preparado para enviar piezas a los circuitos donde se está corriendo durante los fines de semana de Gran Premio.

Esteban Ocon y Fernando Alonso en el GP de Hungría 2021
Esteban Ocon y Fernando Alonso en el GP de Hungría 2021 | REUTERS/Florion Goga

“No nos ha pasado. Generalmente estamos bien preparados, pero puede darse el caso que un viernes algo suceda (un accidente) o quieran algo diferente para la carrera del domingo. Si estamos compitiendo en Europa, podemos alcanzar a enviarlo”, afirmó.

Como se mencionó anteriormente, cuando el equipo de Ramos sí trabaja mano a mano con los pilotos es a la hora de crear sus asientos, momento en el que también se ve que los pedales y los controles estén en las posiciones correctas.

“Son días largos. Los chavos generalmente conocen cómo trabaja cada piloto. Hay quien llega y sabe exactamente cómo quiere su asiento y si no se lo das así, no quiere nada”, contó.

“Hay otros a los que puedes ir guiando un poquito más. Los muchachos siempre están preparados para ese tipo de cosas”.

Equilibrio: trabajar en el auto que está compitiendo y en el de la próxima temporada

Esteban Ocon durante el GP de Miami 2022 | John David Mercer-USA TODAY Sports
Esteban Ocon durante el GP de Miami 2022 | John David Mercer-USA TODAY Sports

Para Ramos, 12 meses pasan demasiado rápido en la F1. Aunque solo se han disputado siete de las 22 carreras que forman parte del calendario 2022, ya se le están haciendo preguntas sobre cómo será el monoplaza que competirá en 2023 y si está lista para él.

“No terminas una cosa cuando ya estas revisando la siguiente. Incluso con los upgrades que voy a hacer en mi equipo para realizar las pruebas para el siguiente año. Hay que comprar las cosas a tiempo”, señaló.

En el caso del departamento de diseño, poco a poco ha ido destinando un mayor porcentaje de su presupuesto para el auto de la siguiente campaña. Sin embargo, en Build and Test se trabaja en “todo al mismo tiempo”.

“Van llegando los nuevos componentes, sobre todo para las pruebas que tenemos que hacer, que es en lo que más me ocupo”, afirmó. “Honestamente, hay que balancear la carga de trabajo”.

Ser una mujer latinoamericana en Alpine: la minoría dentro de la minoría

Dalia Ramos
La mexicana Dalia Ramos en el garage de Alpine | Cortesía: Alpine F1 Team

De acuerdo con Ramos, en la plata de Alpine ubicada en Enstone trabajan 850 personas, de las que solo 11% son mujeres. Además, la representación latinoamericana es aún más escasa, ya que solo hay alrededor de cinco trabajadores de dicha región.

“Una amiga me dijo que soy minoría entre la minorías. Me siento muy orgullosa de ello”, resaltó a Business Insider México.

La escudería francesa lleva 12 meses trabajando con el Comité de Diversidad e Inclusión y tiene como objetivo que para 2025 la representación femenina crezca hasta llegar al 30%.

Para conseguirlo, la jefa de Build and Test considera que el primer paso es dar a conocer a las mujeres que la F1 está abierta, disponible y esperándolas con los brazos abiertos.

«Muchas veces tenemos preconcebida la idea de que no podemos estar ahí porque es solo para hombres”, señaló. “Hay que darles el ejemplo y decirles que es posible”.

No obstante, el trabajo no termina ahí. Internamente, Alpine tiene un largo camino que recorrer para garantizar la presencia de más mujeres en su planta.

“No se trata solo de salir a convencerlas. No hay mucho que tengas que hacer si a una chica le interesa. Sin embargo, una vez dentro, tenemos que convencerlas de que les vamos a dar el lugar, el valor y el respeto que se merecen”, dijo Ramos.

“Eso significa que también tenemos que educar a la gente que está en la planta y que no están acostumbrados a convivir o ver mujeres en ciertos puestos”, agregó. “Hay que decirles: ‘Las cosas están cambiando y de ahora en adelante vas a ver esto’; así como qué es aceptable y qué no”.

En cuanto a tener una mayor presencia de mexicanos y latinoamericanos en Alpine, Ramos considera que se tiene que empezar a ver como algo posible.

“Requiere de mucho trabajo y esfuerzo, pero los mexicanos nos distinguimos por ser trabajadores”, dijo. “Somos bastante capaces y tenemos las herramientas para estar aquí o donde queramos”.

“Me gustaría que nos lo creyéramos más”.

El GP de la Ciudad de México: el siguiente objetivo de Dalia Ramos

F1 2022 CDMX
Mario Achi, la mascota del GP de la Ciudad de México | REUTERS/Francois Lenoir

En 2021, Ramos obtuvo la nacionalidad británica, una experiencia que describió como “bonita y conmovedora, pero que me reafirmó que mis raíces están en México”.

Tras pasar nueve años en Inglaterra, lo que más extraña la originaria de la CDMX es a su familia y amigos, a quienes trata de visitar al menos dos veces al año.

Claro que también extraña otras cosas, como la comida, la calidez de los mexicanos y el mariachi.

Este 2022, la F1 tiene programado visitar el Autódromo Hermanos Rodríguez del 28 al 30 de octubre durante el GP de la Ciudad de México. Ramos espera poder viajar con Alpine para competir en la pista.

“Mi trabajo es 100% en la fábrica. Generalmente, se procura que las personas que trabajan ahí vivan la experiencia en la pista porque el ritmo no es el mismo y es una experiencia muy valiosa”, dijo.

“Se supone que este año voy al GP de la Ciudad de México. Estoy tratando de asegurarme de eso”, finalizó.

Hasta el momento, Alpine se ubica en el sexto lugar del Campeonato Mundial de Constructores con 40 puntos. Ocon está en el noveno lugar del Campeonato de Pilotos, mientras que Alonso se ubica en el 13º.

AHORA LEE: Susie Wolff, la CEO de ROKiT Venturi Racing de la Fórmula E, comparte cuál es la clave para impulsar a la mujeres en el automovilismo

TAMBIÉN LEE: Tatiana Calderón: el futuro de las mujeres en el automovilismo, un deporte que todavía es dominado por los hombres

Descubre más historias en Business Insider México

Síguenos en Facebook, Instagram, Twitter, LinkedIn, YouTube y TikTok

AHORA VE: