• ChatGPT puso a Microsoft nuevamente en el centro de la "guerra" tecnol√≥gica.
  • La creaci√≥n de contenido por parte de los usuarios se volvi√≥ un negocio muy lucrativo para las corporaciones.
  • El conocimiento es el arma m√°s poderosa que tienen los usuarios en esta batalla.
  • S√≠guenos en Google News.

El ritmo fren√©tico de la evoluci√≥n tecnol√≥gica ha llevado a una ‚Äúguerra‚ÄĚ de titanes. ¬ŅHabr√° un gran ganador o es cuesti√≥n de ciclos?

Probablemente, si t√ļ eres de las personas nacidas en los 70s u 80s (generaciones X a Y), tuviste una cuenta de Hotmail, pasaste por los grupos de MSN, usaste Gopher, Altavista, Netscape, AOL e Internet Explorer, y a lo mejor chateaste con ICQ y tambi√©n alcanzaste a llamar por Skype. Microsoft se distingu√≠a por ser el gran proveedor de plataformas de b√ļsqueda y contacto remoto.

Si eres millennial o centennial, puede que hayas usado s√≥lo algunas de las anteriores herramientas o que hoy las menciones √ļnicamente para referirte a lo ‚Äúvintage‚ÄĚ en tecnolog√≠a.

En ese camino del surgimiento de aplicaciones basadas en internet, Google apareció tímidamente, con una pantalla blanca y un buscador de interfaz sencilla poderoso en sus resultados.

Volviendo a la pertenencia generacional, si viviste el surgimiento de Gmail, seguramente abriste tu cuenta y has tenido (o llegaste a tener) otras de Hotmail y Yahoo como respaldo.

El constante ir y venir de las aplicaciones

Como testigo de nacimientos y ca√≠das, o s√≥lo como un usuario o usuaria regular en algunas de sus versiones, casi sin duda has vivido la actividad con que el gigante de Mountain View fue integrando aplicaciones y sistemas a su ecosistema de entornos digitales, incluidos Chrome, YouTube, Android y un sinn√ļmero de experimentos m√°s. Para los ‚ÄúApple Lovers‚ÄĚ, muy probablemente todo ha sonado (y sigue sonando) a Google (hoy ‚ÄúAlphabet‚ÄĚ).

Pues bien, en esta ‚Äúguerra‚ÄĚ de tecnolog√≠as, en 2023 Microsoft volvi√≥ a aparecer con un poderoso aliado: ChatGPT, lo que ha hecho parecer que el ecosistema cambia nuevamente de rumbo y de l√≠der.

Las mismas generaciones X y Y de Hotmail desempolvan ahora su cuenta para entrar al ecosistema de Edge y Bing que, potenciados por ChatGPT, son el nuevo canal para buscar y encontrar.

Adem√°s, la propietaria del sistema Windows ha integrado a su buscador y navegador un modelo de puntos (‚Äúrewards‚ÄĚ), que como en los ‚Äúlikes‚ÄĚ de Meta (propietario de Facebook e Instagram), incentiva la ansiedad por su obtenci√≥n al tiempo que alimenta los ‚Äúpecados‚ÄĚ de la ambici√≥n y el hedonismo.

Dentro de este intercambio de jugadas ofensivo-defensivas de ‚Äúsoftwares‚ÄĚ, aparecen elementos variados que llevan la realidad a otro nivel.

Las nuevas ¬ęrealidades¬Ľ

Conceptos como ‚Äúmetaverso‚ÄĚ toman fuerza y se vuelve posible vivir de forma paralela en mundos que superan la ficci√≥n y retan las normas y el statu quo.

En los entornos empresariales, tanto Meta como Mesh (de Microsoft) buscan extender el uso de sus productos para permitir mayor dinamismo en las reuniones y talleres y asegurar la presencia de integrantes de distintas latitudes.

Atestiguamos as√≠ la ‚Äúevoluci√≥n‚ÄĚ de la realidad en su virtualidad y presencialidad, y vivimos las manifestaciones de c√≥mo esta batalla entre empresas tecnol√≥gicas est√° transformando la l√≥gica y condiciones de nuestros sistemas de relacionamiento, de los videojuegos a actividades como la compra de ropa o la adquisici√≥n de propiedades. 

Si bien los anteriores conflictos parecen ser ajenos a la variable geopol√≠tica, en el espectro aparece tambi√©n la disputa por p√ļblicos zetas, millennials y centennials que libran China y Estados Unidos con TikTok e Instagram como ‚Äúcampos de batalla‚ÄĚ.

La creaci√≥n de contenido √ļtil e in√ļtil a cambio de seguidores se ha convertido tambi√©n en un negocio lucrativo que, apoyado en la inteligencia artificial, permite la personalizaci√≥n de una gran cantidad de publicidad que a su vez impulsa a sectores adicionales y genera millones en ingresos, alimentado por la envidia y la pereza como ‚Äúnuevos‚ÄĚ pecados digitales.

El poder del usuario

En estos cuarenta a√Īos de v√©rtigo, es importante recordar que la constante en el centro del cambio hemos sido los usuarios y nuestras necesidades b√°sicas de relacionamiento, comunicaci√≥n y recompensa a las que las distintas empresas, desde las fundadas en garajes de casas californianas hasta las que ocupan ahora edificios corporativos alrededor del mundo, buscan incansablemente satisfacer primero y mejor.

Las innovaciones cada vez m√°s radicales nos obligan a entender las estrategias de los bandos y tomar partido en el campo de batalla de nuevos universos (y multiversos).

Solo el conocimiento, el arma más poderosa, empoderará nuestra capacidad de decisión y hará la diferencia en el encumbramiento de cualquier ganador.

Si los usuarios hemos estado en el centro de la vor√°gine del cambio tecnol√≥gico, nos toca garantizar esa misma posici√≥n de val√≠a en el n√ļcleo de los pr√≥ximos cuarenta a√Īos de innovaciones.

* Lorena Palacios es profesora de la Escuela de Negocios del Tecnológico de Monterrey, Campus Guadalajara, y Jahir Lombana, profesor investigador de la Escuela de Negocios de la Universidad del Norte (Barranquilla, Colombia).

Las opiniones publicadas en esta columna son responsabilidad del autor y no representan ninguna posición por parte de Business Insider México.


Descubre m√°s historias en Business Insider M√©xico

Síguenos en Facebook, Google News, Instagram, LinkedIn, TikTok, Threads, Twitter y YouTube