• La mayor铆a de los seres humanos perciben un mill贸n de tonalidades distintas, pero hay quien puede distinguir hasta 100 millones.
  • Nuestra percepci贸n visual es posible porque en los ojos tenemos fotorreceptores que transforman la luz que llega a la retina en impulsos nerviosos.
  • Esos impulsos, una vez procesados, son los que puede entender nuestro cerebro e interpretar como color.
  • 驴Ya conoces nuestra cuenta en Instagram? S铆guenos.

Seguro que has dicho alguna vez eso de 鈥渇lipo en colores鈥. Pero 驴sabes exactamente en cu谩ntos colores? La mayor铆a de los seres humanos perciben alrededor de un mill贸n de tonalidades distintas. Pero hay un grupo, bastante numeroso por cierto, que puede distinguir hasta 100 millones. 驴De d贸nde viene semejante superpoder?

Empecemos por el principio. Para entender este fen贸meno debemos entender que nuestra percepci贸n visual es posible porque en los ojos tenemos unas c茅lulas llamadas fotorreceptores que transforman la luz que llega a la retina, en el fondo del ojo, en impulsos nerviosos. Esos impulsos, una vez procesados, son los que puede entender nuestro cerebro e interpretar como color.

La radiaci贸n lum铆nica que perciben nuestros fotorreceptores es lo que conocemos como espectro visible. En concreto, los fotorreceptores del ser humano perciben una franja muy estrecha del total del espectro electromagn茅tico, ya que solo responden a las longitudes de onda que van desde los 400 nan贸metros de amplitud (nm) 鈥攍as m谩s estrechas y energ茅ticas que podemos percibir y que nuestro cerebro interpreta como morado鈥, hasta los 750 nm 鈥攍as m谩s espaciadas entre s铆 y que interpretamos como rojos鈥.

La clave est谩 en los conos

Los humanos contamos con dos tipos de fotorreceptores que se estimulan con la luz: conos y bastones. Los bastones son tan sensibles que pueden responder a un solo fot贸n. De ah铆 que sean las c茅lulas que nos ayudan a ver por la noche o cuando hay poca iluminaci贸n. En cuanto a los conos, funcionan mejor cuando hay mucha luminosidad y nos permiten distinguir los colores durante el d铆a.

Se dice que los seres humanos somos tricr贸matas porque existen tres clases de conos.

A los conos que responden a las ondas m谩s largas de nuestro espectro visible los llamamos conos para el rojo. Sin embargo, esta definici贸n es imprecisa: aunque son muy sensibles a 564 nm, que corresponde a la longitud de onda del rojo, tambi茅n lo hacen a ambos lados de ese valor.

Los conos que se estimulan con las ondas medias (los 鈥渃onos para el verde鈥) tienen una sensibilidad muy alta a 534 nm, pero tambi茅n responden a longitudes de onda superiores e inferiores. En cuanto a los conos que responden a las ondas m谩s estrechas, las que percibimos como azules, son m谩s sensibles a las longitudes de onda alrededor de los 420 nm, pero tambi茅n abarcan un mayor espectro a ambos lados de ese valor.

Cuando miramos un objeto, lo vemos de un color determinado porque, por sus caracter铆sticas fisicoqu铆micas, absorbe unas longitudes de onda del espectro visible y refleja otras. 脡stas 煤ltimas son las que llegan a nuestros fotorreceptores y estimulan a los conos correspondientes.

Cada longitud de onda estimula de forma muy particular los tres tipos diferentes de conos, de forma que cada color que vemos se deben a una combinaci贸n espec铆fica de estimulaci贸n de los distintos conos.

Cuatro en lugar de tres

Aunque los humanos somos generalmente tricr贸matas, en personas con dos cromosomas X (la mayor铆a mujeres) se ha visto que las mutaciones en una de las copias de los genes para distinguir el verde o el rojo en uno de los cromosomas X puede producir un cuarto tipo de cono. Se debe a que estos tetracr贸matas cuentan con una copia de la prote铆na correcta y otra copia de la mutada en ese cuarto tipo de cono. Si las dos prote铆nas que se generan, la correcta y la mutada, funcionan adecuadamente, este 鈥渃ono de m谩s鈥 les permite tener una visi贸n crom谩tica extraordinaria.

Como las longitudes de onda que recoge este cuarto tipo de cono estar铆an en una zona entre las del rojo y el verde est谩ndar, pueden distinguir muchas m谩s tonalidades, muchos m谩s matices. De hecho, pueden diferenciar tonalidades que para un tricr贸mata son id茅nticas entre s铆. De hecho, mientras que una persona tricr贸mata puede distinguir un mill贸n de tonalidades dentro de nuestro espectro visible, una tetracr贸mata multiplica este n煤mero hasta los 100 millones.

Tricr贸matas vs tetracr贸matas | Human Color Vision and Tetrachromacy, Elements in Perception (Universidad de Cambridge)

驴Hay mucha gente tetracr贸mata? Es dif铆cil de evaluar, aunque existen estudios que indican que del 12 al 50 % de las personas con cromosomas XX y hasta el 8 % de las XY podr铆an serlo. Es complicado analizarlo porque, aunque se pueda confirmar que una persona posee la mutaci贸n que determina esta anomal铆a, resulta dif铆cil demostrar que esa opsina diferente se est谩 expresando suficientemente como para ser funcional. Tambi茅n cuesta verificar que el espectro visible al que esa nueva opsina responde sea lo suficientemente diferente al que responden las opsinas 鈥渘ormales鈥 como para recoger informaci贸n diferente.

En cualquier caso, los expertos que trabajan en este tema se preguntan si, de confirmarse el elevado porcentaje de personas tetracr贸matas (que realmente tienen una visi贸n crom谩tica m谩s rica), habr铆a que dejar de decir que los humanos somos tricr贸matas y considerar seriamente la tetracromacia como una caracter铆stica inherente a la especie humana.

*The Conversation es una fuente independiente y sin fines de lucro de noticias, an谩lisis y comentarios de expertos acad茅micos.

*Conchi Lillo es Profesora titular de la Facultad de Biolog铆a e investigadora de patolog铆as visuales de la Universidad de Salamanca.

AHORA LEE: Vivir con crometofobia, el miedo a gastar dinero: 芦para m铆 es una preocupaci贸n constante禄

TAMBI脡N LEE: 4 curiosidades sobre los idiomas empleados en la saga de Star Wars

Descubre m谩s historias en Business Insider M茅xico

S铆guenos en FacebookInstagramLinkedInTwitterTikTok y YouTube

AHORA VE: