• El cabello ha sido un signo de importancia desde los egipcios hasta los purépechas.
  • Un experto en sociología asegura que el cabello puede significar estatus social, belleza y autoestima.
  • Además, puede significar actos de autonomía y resistencia, cuando lo dejamos totalmente ser cómo es.

La herencia de las mujeres detrás de mí es un cabello chino, crespo, grueso y negro que muchas veces traté de cambiar para encajar con los demás. Así, lo transformé en lacio y delgado.

Por años, lo sometí a tratamientos para recibir los halagos que siempre me daban cuando era lacia: «te ves mejor así», «qué bonita se ve tu cara», «qué guapa», «ese estilo se te ve mejor». Cuando no lo llevaba lacio, me hacía un chongo para solucionar todos mis problemas.

Más tarde descubrí que solo estaba cumpliendo con un estereotipo de belleza y decidí soltarlo, que se esponjara, que se viera el volumen y los rizos que heredé de las costas de Guerrero.

Ese simple gesto fue un acto de amor propio, de aceptación, de libertad y autonomía sobre mi cuerpo.

cabello rizado | Business Insider México
Fernanda Pintle

Así es cómo descubrí la importancia del cabello tanto individual como colectiva, una característica que nos permite representar lo que sentimos y pensamos.

El cabello y su importancia en las culturas

El cabello ha sido un signo de importancia desde los egipcios hasta los purépechas. Por ejemplo, los primeros acostumbraban a llevar la cabeza rapada y cuando salían de su país, lo dejaban crecer con la promesa de cortarlo cuando pudieran regresar.

De esta forma, los purépechas cuentan en una leyenda que bajo la luna llena, los abuelos afilaban sus hachas para cortar el cabello de las mujeres, quienes tomaban las puntas recién cortadas y las enterraban. Así podrían garantizar que su larga cabellera crecería mejor.

Además, los griegos creían que los dioses del infierno cortaban el cabello, al mismo tiempo que se cortaba el estambre de vida.

Con esto en mente, actualmente el cabello se utiliza como un símbolo.

La sabiduría, juventud, belleza y el estatus quo del cabello

Felipe Gaytán, especialista en sociología de la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales de La Universidad La Salle, asegura que el cabello puede significar estatus social, belleza y autoestima.

Por ejemplo, el cabello largo en mujeres se le atribuye los adjetivos de belleza, salud y juventud; mientras que el cabello corto es atribuible a que tan mayor te ves.

Sin embargo, en los hombres el cabello largo es sabiduría. Por ejemplo, las películas de cultura pop, los hombres sabios como Dumbledore en la saga de «Harry Potter» o Gandalf en la trilogía de «El Señor de los Anillos».

A esto se le suma la idea de que un cabello largo resulta ser un signo de feminidad, asegura la autora del libro de «A contrapelo: O por qué romper el círculo de depilación, sumisión y autoodio», Bel Olid.

Y es que si una mujer lo lleva demasiado corto o al estilo tomboy, puede recibir comentarios que cuestionan su belleza.

«Cortarnos el cabello, las mujeres, es una forma de renunciar a nuestra feminidad. En nuestro cabello largo reside esta idea, donde es atractivo y femenino; el cabello corto no lo es. Y socialmente no es deseable», dijo.

La interseccionalidad en el cabello

Sumado a esto, si una mujer decide raparse también es cuestionable «si es demasiado bonita» para hacerlo, debido a que solo las mujeres con facciones consideras por la sociedad como bonitas se les permite hacerlo «porque se le ve bien», explica Olid.

No solo se encuentran esos cuestionamientos a las mujeres que deciden no llevar cabello o tenerlo corto, también la interseccionalidad de género y el racismo se atañe al cabello rizado o al afro de las mujeres. La interseccionalidad se explica con el siguiente ejemplo: dos mujeres negras, una de clase alta y otra de un barrio pobre, no tendrán las mismas oportunidades, a pesar de ser ambas mujeres afroamericanas.

«Aquí hay una intersección entre las exigencias racistas y las machistas, a las mujeres blancas se nos exige algo que podemos cumplir con más facilidad que las personas negras», señaló.

Muchas veces se ve al cabello afro como algo excéntrico y que incluso mujeres con este tipo de cabello prefieren llevar pelucas lacias para poder encajar dentro de lo que se encuentra bonito para la sociedad.

Dejar nuestro cabello al natural es un acto de autonomía

Para Alejandra Higadera, de editorial Malvestida, el acto de llevar el cabello como realmente se quiere es un acto de rebeldía, debido a que muchas veces la cultura de la belleza dicta cómo es el molde en el que todas debemos caber.

Incluso, dejar ser al cabello de cada una, demuestra la diversidad de mujeres que existen en la sociedad y hacerlo es un motivo de resistencia y una decisión sobre nuestro cuerpo.

«Hay mucha resistencia de la cultura de la belleza a que las mujeres estén rapadas, (al hacerlo) se toma como una forma de autonomía, donde yo decido como me veo, que hago con mi cuerpo y no voy a esperar una representación, yo la voy a crear», explicó Higareda.

El cabello un reflejo de los cambios en la sociedad

Para el sociólogo, el cabello es un símbolo que refleja a la sociedad.

Por ejemplo, en la década de los 70 el afro era popular y referencia de belleza, demostrando cómo cambian los cannones con el tiempo.

Por otro lado, el experto asegura que la tendencia que se vio durante la pandemia de dejar el cabello cano, solo será por un rato y cuando se regrese a la socialización común volveremos a mostrarnos cómo queremos que nos vean.

«Uno pensaría que va a cambiar pero no, este fenómeno que sucedió donde la identidad parecía mostrarse más no simularse, es decir, no presentarme como quiero que me vean, sino presentarme como lo que soy, era una forma de apropiarse del espacio, pero una vez que salimos esto no durará», dijo.

«El cabello está muy relacionando con la exigencia del control sobre el cuerpo de las mujeres y sobre la exigencia de gustar todo el tiempo y seguir cánones que van cambiando a lo largo del tiempo y culturalmente», dijo Bel.

AHORA LEE: La dictadura de la depilación: La hipersexualización de las niñas

TAMBIÉN LEE:  La dictadura de la depilación —De dónde nació la idea de estar sin pelos y por qué las mujeres sienten esta presión

Descubre más historias en Business Insider México

Síguenos en FacebookInstagramLinkedIn y Twitter