Carlos Brown

Carlos Brown

Colectivo

Pocas palabras despiertan tan poco inter√©s en el debate p√ļblico como ‚Äúauditor√≠a‚ÄĚ o ‚Äúfiscalizaci√≥n‚ÄĚ; sin embargo, cuando entendemos la enorme relevancia que tienen para lo p√ļblico entonces vemos estas palabras desde un lugar distinto. Su pertinencia quedar√° de manifiesto durante los pr√≥ximos d√≠as, tras la presentaci√≥n de los resultados de la fiscalizaci√≥n superior de la cuenta p√ļblica del ejercicio fiscal 2019. Quiz√° esta √ļltima oraci√≥n suene profundamente aburrida y t√©cnica, pero es una de las discusiones m√°s pol√≠ticas que pueden darse en nuestra sociedad. Vamos por partes.

Aunque solemos poner mucho √©nfasis en el rol del presidente y de la Secretar√≠a de Hacienda sobre el dinero p√ļblico federal, la realidad es que la C√°mara de Diputados tiene un papel crucial en su aprobaci√≥n, control y vigilancia que suele pasar desapercibido. Las y los diputados tienen la facultad no solo de decidir c√≥mo se asigna el dinero p√ļblico cada a√Īo durante las negociaciones presupuestarias ‚Äďaunque en nuestro pa√≠s son contados los casos en que dicha negociaci√≥n modifica de manera significativa el proyecto que env√≠a el poder ejecutivo‚Äď, sino tambi√©n de controlar y vigilar el uso de esos recursos. Por ello es que la Secretar√≠a de Hacienda env√≠a, de manera peri√≥dica, informes sobre la situaci√≥n econ√≥mica, las finanzas p√ļblicas y la deuda p√ļblica.

El informe m√°s completo que se publica cada a√Īo es la cuenta p√ļblica, que contiene la informaci√≥n contable, presupuestaria y program√°tica sobre c√≥mo se gast√≥ el dinero durante todo el a√Īo. La Secretar√≠a de Hacienda integra y entrega dicho informe a la C√°mara de Diputados el 30 de abril del a√Īo posterior al a√Īo en cuesti√≥n; es entonces cuando comienza el proceso de casi diez meses de fiscalizaci√≥n de dichos recursos, es decir, del control, revisi√≥n y vigilancia tanto del dinero p√ļblico como de la forma de operar del gobierno con este. Dado que esta labor requiere profundos conocimientos t√©cnicos, la C√°mara de Diputados se apoya en un √≥rgano t√©cnico especializado para tales fines, conocido como la Auditor√≠a Superior de la Federaci√≥n (ASF).

La ASF es encabezada por el auditor superior, puesto que es actualmente ocupado por David Colmenares, quien fue elegido en marzo de 2018 por mayor√≠a calificada de las bancadas de Morena, PRI, PVEM y Nueva Alianza, as√≠ como de algunas personas legisladoras de PAN, PRD y MC. Colmenares ‚Äďquien ocupar√° el puesto hasta el a√Īo 2026‚Äď junto con su equipo cuentan con autonom√≠a t√©cnica y de gesti√≥n para elegir a qui√©n y c√≥mo fiscalizar. Dos meses antes de la publicaci√≥n de la cuenta p√ļblica, la ASF publica el Programa Anual de Auditor√≠as, donde presenta el n√ļmero y tipo de auditor√≠as que realizar√°. Es importante recordar que la ASF puede fiscalizar a cualquier entidad, persona f√≠sica o moral, p√ļblica o privada, que haya captado, recaudado, administrado, manejado o ejercido recursos p√ļblicos federales.

As√≠, tras diez meses de trabajo, el 20 de febrero de cada a√Īo deben entregar los informes individuales y general con los resultados de la fiscalizaci√≥n del ejercicio fiscal concluido 14 meses atr√°s, con dos entregas preliminares en el √ļltimo d√≠a h√°bil de los meses de junio y octubre del a√Īo previo. Es decir, el pasado s√°bado 20 de febrero de 2021 se realiz√≥ la entrega final de los hallazgos sobre la cuenta p√ļblica del a√Īo 2019, que fue adem√°s el primer a√Īo de la administraci√≥n de L√≥pez Obrador. En este v√≠nculo puedes consultar tanto los informes individuales de auditor√≠a como el informe general ejecutivo ‚Äďque resume los hallazgos de los informes individuales‚Äď con informaci√≥n relativa al gasto del gobierno federal, que incluye a su vez revisiones al Censo del Bienestar, as√≠ como de la operaci√≥n de los programas sociales y los megaproyectos de esta administraci√≥n durante su primer a√Īo.

Estos resultados seguramente estar√°n en la discusi√≥n p√ļblica durante los pr√≥ximos d√≠as debido a los hallazgos de las auditor√≠as, que han sido retomados por algunos medios de comunicaci√≥n durante este fin de semana. Sin embargo, aunque la ASF a√ļn tiene un largo camino por recorrer hacia la presentaci√≥n de sus hallazgos en un lenguaje coloquial y cercano a la ciudadan√≠a ‚Äďaunque se aprecia el esfuerzo puesto en realizar versiones simplificadas de los informes, siguen siendo escritos en un lenguaje t√©cnico‚Äď, es innegable la relevancia de sus resultados para tener un debate serio sobre el uso de los recursos p√ļblicos, en medio de una discusi√≥n p√ļblica dominada por las filias y fobias nutridas por la actual polarizaci√≥n pol√≠tica en el pa√≠s. Ahora corresponde a los y las diputadas hacer uso de los resultados de estos informes para virar hacia un uso m√°s justo, eficiente y eficaz de los escasos recursos p√ļblicos, especialmente tras un a√Īo en que qued√≥ m√°s que clara su importancia.

Por todo lo anterior es importante cuidar al vigilante y defender su importante rol institucional en la construcci√≥n de una mejor democracia a trav√©s de la fiscalizaci√≥n de los recursos que deber√≠an ser de todas las personas que habitamos este pa√≠s. Es inevitable que los resultados de la fiscalizaci√≥n se politicen tras su publicaci√≥n, pero esa es exactamente su intenci√≥n: es crucial que los hallazgos de la ASF se discutan en el debate p√ļblico para que sean un insumo que permita mejorar los criterios, tanto del poder ejecutivo como del poder legislativo, sobre el destino de los recursos p√ļblicos.

Aunque est√©n disfrazadas detr√°s de un lenguaje t√©cnico, pocas decisiones son m√°s pol√≠ticas que las relacionadas con el dinero p√ļblico.

Las opiniones publicadas en esta columna son responsabilidad del autor y no representan ninguna posición por parte de Business Insider México.

Descubre m√°s historias en Business Insider M√©xico

S√≠guenos en FacebookLinkedIn, Instagram y Twitter

Consulta a m√°s columnistas en nuestra secci√≥n de Opini√≥n