Carla Luisa Escoffié Duarte

Carla Luisa Escoffié Duarte

Una ciudad propia

Las burbujas inmobiliarias que m√°s han marcado la memoria colectiva en la historia reciente son la de Jap√≥n a principios de los 90 y las de Espa√Īa y Estados Unidos durante el 2008. No obstante, el peligro de enfrentarse a una es cada vez m√°s frecuente por el papel predominante de la especulaci√≥n en el mercado inmobiliario y el alza en los precios de la vivienda.

Una burbuja inmobiliaria surge cuando un producto es sobrevalorado por una población, alentando a mucha gente a invertir en él no para darle uso sino para revenderlo a compradores que, nos aseguran, llegarán en el futuro. Se sostienen por una euforia que no permite ver que hay más gente comprando para vender después que gente interesada en ser el usuario final de ese producto.

Los efectos pueden ser ir desde afectaciones a unas cuantas empresas hasta generar una crisis econ√≥mica internacional. Nunca sabemos el tama√Īo real de una burbuja especulativa sino hasta que estalla.

A fines de 2021 los precios de la vivienda en la zona euro era similar a 2008

En noviembre de 2021, el Banco Central Europeo advertía que la sobrevaloración de precios de la vivienda en los mercados de la zona euro era similar a los momentos previos de la crisis de 2007-2008.

En aquella ocasión refirió algunas preocupaciones sobre la situación en Alemania, Francia, Bélgica, Finlandia, Luxemburgo y Holanda.
Recientemente, el 11 de febrero de 2022, la Junta Europea de Riesgo Sistémico (ESRB, por sus siglas en inglés) emitió un informe concluyendo en términos generales en las mismas preocupaciones que el Banco Central de Europa manifestó en 2021.

La ESRB, encargada de velar por la estabilidad financiera de la Unión Europea, centró su preocupación en los casos de Alemania y Austria, pero también identificó que habían vulnerabilidades en Bulgaria, Croacia, Hungría, Liechtenstein y Eslovaquia que requieren ser analizadas con mayor profundidad.

Además, indicó que persistían las vulnerabilidades en los mercados de Dinamarca, Finlandia, Luxemburgo, Países Bajos y Suecia, países a los que emitió recomendaciones en la materia desde 2019.

Los precios de la vivienda crecen m√°s r√°pido que nunca

El diagn√≥stico general de su informe fue que ‚Äúlos precios de las viviendas han seguido aumentando o incluso han crecido m√°s r√°pido que nunca, resultando en una constante o creciente sobrevaloraci√≥n del precio de la vivienda‚ÄĚ.

Escenarios similares se viven en otros países del norte global, como Estados Unidos y Nueva Zelanda, donde también se ha debatido el riesgo de una burbuja. Más allá de las indudables diferencias de contexto y del ritmo de los precios, las coincidencias entre latitudes han llevado a la hipótesis de que la pandemia no solo no detuvo las burbujas especulativas, sino que las incrementó e incluso generó otras.

Las causas de este fen√≥meno podr√≠an ser m√ļltiples: reducci√≥n de requisitos para adquirir cr√©ditos, relajamiento de tasas de inter√©s, el miedo y la incertidumbre que empuj√≥ a la gente a invertir en lo que siempre le dijeron que era lo √ļnico estable en este mundo (los inmuebles) y el aumento de la demanda de segunda vivienda, entre otros factores pudieron haber llevado a una euforia especulativa.

La burbuja inmobiliaria podría mitigarse con reformas legales en vivienda

Pero el ESRB tambi√©n identific√≥ l√≠neas de batalla para atender esta situaci√≥n. Entre sus conclusiones m√°s relevantes destaca el hecho de que muchas de las vulnerabilidades m√°s preocupantes podr√≠an ser ‚Äúmitigadas eficientemente con la ayuda de reformas en materia de vivienda y de pol√≠ticas tributarias‚ÄĚ.

En esta tónica, advirtió que en muchos de los países debía fortalecerse el mercado de arrendamiento.

Cada vez es más evidente que las burbujas inmobiliarias no pueden ser entendidas como productos del azar. Se relacionan con acciones y omisiones de las autoridades, así como de actores privados, razón por la cual deben ser entendidas como un asunto de derechos humanos.

En 2008 atestiguamos c√≥mo pueden llevar a crisis masivas en el ejercicio del derecho a la vivienda, tal y como pas√≥ en Estados Unidos y Espa√Īa.
A√ļn hay muchas cosas que no comprendemos bien sobre c√≥mo la pandemia est√° potencializando estos procesos, sobre todo a la luz de otros fen√≥menos paralelos como el aumento de los precios de materiales de construcci√≥n.

Pero una cosa es segura: estos procesos no son observados para prevenir y en su caso mitigar sus efectos, corremos el riesgo de que la crisis económica por el Covid-19 deje de heredera otra, pero producto de los abusos especulativos.

Las opiniones publicadas en esta columna son responsabilidad del autor y no representan ninguna posición por parte de Business Insider México.

Descubre m√°s historias en Business Insider M√©xico

S√≠guenos en FacebookInstagramLinkedInTwitter y Youtube

AHORA VE: