Roberto B√°ez

Roberto B√°ez

Juego de Percepciones

¬ŅRecuerdan a Adam Neumann el fundador de WeWork? Hace poco le√≠ que ‚ÄĒtras el fracaso al frente del gigante del coworking‚ÄĒ Neumann quiere resolver la crisis clim√°tica con cr√©ditos de carbono y criptomonedas.

El art√≠culo menciona que la empresa planea vender una criptomoneda respaldada por cr√©ditos de carbono; el Goddess Nature Token, o token de la diosa de la naturaleza. Con este, la compa√Ī√≠a busca ¬ęcrear un acceso democratizado a las compensaciones e incentivar proyectos de mitigaci√≥n del cambio clim√°tico de alto impacto¬Ľ. 

Al ver esta nota y el prop√≥sito de esta nueva meta que se ha propuesto Neumann, no pude evitar que mi mente en autom√°tico hiciera referencia a WeCrashed, la miniserie de Apple+ basada en la historia de este personaje, y a c√≥mo los unicornios han jugado un papel importante en la creaci√≥n de percepciones de una realidad corporativa alterna.  

Basada en hechos reales 

A pesar de que WeCrashed tiene elementos caracter√≠sticos de los dramas producidos por las plataformas de streaming, no deja de estar basada en hechos reales, muchos de los cuales son representados fielmente en la serie. 

Jared Leto y Anne Hathaway interpretan a un exc√©ntrico matrimonio Neumann, cuyas ideas motivaron y ayudaron a construir la empresa de espacios compartidos de trabajo m√°s grande del mundo pero, aparentemente, tambi√©n fueron culpables de su debacle. 

Estas ¬ętelenovelas corporativas¬Ľ como cari√Īosamente les llamo, han funcionado para que el mundo en general conozca la historia de estos grandes personajes de los negocios, desde la parte m√°s personal hasta las entra√Īas de las empresas m√°s exitosas del mundo.  Crean percepciones, repercuten en la reputaci√≥n. 

Los unicornios y las percepciones

WeWork en su momento fue uno de los unicornios m√°s famosos. El concepto ‚Äúunicornio‚ÄĚ empez√≥ a hacer popular relativamente hace pocos a√Īos, con el surgimiento de empresas privadas digitales que comenzaban a registrar enormes crecimientos, hasta adquirir una valuaci√≥n superior a los 1,000 millones de d√≥lares.

Los unicornios empezaron a crear percepciones. La imagen del √©xito empresarial transmutaba del alto ejecutivo, regularmente hombre maduro, de traje, que usa accesorios de marcas de lujo, rodeado de gente igualmente trajeada, a la del fundador de una startup con una imagen mucho m√°s relajada, usando gadgets cool y con equipos diversos regularmente m√°s j√≥venes ‚ÄĒaunque la brecha de g√©nero es una deuda que sigue pesando en ambos mundos ‚ÄĒ. 

Una imagen que fue heredada de personajes como Steve Jobs, normalizada por Mark Zuckerberg y Elon Musk, es representada por ejemplo en el Neumann de Leto en la serie, la misma que muestra que los outfits formales y costosos ya no son representativos de la forma de pensar en el futuro, hasta rayar en el estereotipo. 

De pronto en el mundo de los medios de comunicaci√≥n comenzamos a ver portadas de revistas con los fundadores del unicornio del momento, entrevistas en medios globales para reportar los casos de √©xito y notas nacionales compartiendo con orgullo la experiencia de los talentos locales que alcanzaron la gran haza√Īa. Este fen√≥meno se ha podido ver en los √ļltimos a√Īos en el ecosistema de Am√©rica Latina. 

Lo difícil no es llegar…

¬ŅHan escuchado la famosa frase: ‚ÄúLo dif√≠cil no es llegar sino mantenerse‚ÄĚ? Tambi√©n le aplica a los unicornios. 

Si bien es motivo de celebración alcanzar ese estatus y pertenecer a la élite de las empresas privadas digitales, es importante tener una estrategia sostenida en el tiempo sobre todo ante las turbulencias del panorama económico mundial.

La presencia de estas empresas es cada vez m√°s notoria. Por ejemplo, en el mundo del marketing, los invito a revisar las marcas patrocinadoras de los equipos deportivos en el mundo hace 20 a√Īos y las que las patrocinan actualmente. Hoy Kavak y Bitso, dos unicornios mexicanos, son marcas patrocinadoras de la selecci√≥n mexicana de f√ļtbol.

M√°s all√° de solo tener presencia, se necesita mantener una buena imagen que ayude a apalancar una reputaci√≥n corporativa adecuada, para ese objetivo su estrategia de comunicaci√≥n y el relacionamiento con los medios de comunicaci√≥n se vuelve fundamental. 

Retomando el ejemplo de WeCrashed, en el drama se aprecia el momento en el que la empresa va a realizar su OPV para ingresar a la bolsa y c√≥mo los art√≠culos de Wall Street Journal fueron la gota que derram√≥ el vaso en una serie de malas decisiones tomadas en su momento por Neumann, que marcaron su salida de la empresa. 

En esta ocasión, hasta aquí dejamos el tema de la importancia de las percepciones que nos ha forjado una nueva generación de entrepreneurs. En una próxima entrega platicaremos más a fondo sobre las peculiaridades en la comunicación de los unicornios y qué podemos aprender de ellos.

Unicornios y percepciones: Una realidad corporativa alterna

Las opiniones publicadas en esta columna son responsabilidad del autor y no representan ninguna posición por parte de Business Insider México.

Descubre m√°s historias en Business Insider M√©xico

S√≠guenos en Facebook , InstagramTwitter y LinkedIn

Consulta a m√°s columnistas en nuestra secci√≥n de Opini√≥n