Roberto B√°ez

Roberto B√°ez

Juego de Percepciones

En la industria de los eventos hab√≠a una bomba de tiempo que desde hace mucho amenazaba con estallar y lo hizo hace algunos d√≠as: el sistema de venta de boletos, particularmente el caso de Ticketmaster. 

En los √ļltimos d√≠as hemos visto pasar una avalancha de quejas y comentarios negativos en contra de la empresa de venta de boletos, detonados por el esc√°ndalo de la gran cantidad de personas que no pudieron ingresar a los conciertos de Bad Bunny en la Ciudad de M√©xico.

Los pronunciamientos o silencios de los involucrados, las declaraciones en medios de comunicaci√≥n y todo el ruido en redes sociales, provocaron que el caso escalara hasta convertirse en un tema de inter√©s nacional. 

La gota que derramó el vaso

El incidente que puso el tema de las deficiencias en la venta de boletos para espectáculos en México nuevamente en el foco, fueron los problemas suscitados en los conciertos de Bad Bunny en el Estadio Azteca los días 9 y 10 de diciembre, cuando una gran cantidad de personas reportaron que no se les permitía el acceso al recinto por un defecto en sus boletos.

En total se reportaron 1,600 boletos defectuosos en el primer concierto y 110 en el segundo. Los asistentes afectados comenzaron a quejarse en diversas redes sociales al grado de generar tendencias que llamaron la atenci√≥n de las autoridades y la opini√≥n p√ļblica.

En resumen, el problema fue que los boletos aparec√≠an en el sistema de acceso como si ya hubieran sido utilizados; otro problema fue que algunas personas reportaron que se les rompieron o retiraron los boletos, por lo cual no ten√≠an pruebas para hacer alg√ļn reclamo. Finalmente la falta de soluciones y la desilusi√≥n de los fans que no pudieron disfrutar el espect√°culo de su artista, fueron la gota que derram√≥ el vaso. 

Acciones y reacciones en el caso Ticketmaster

La opini√≥n p√ļblica se pronunci√≥ y critic√≥ la acci√≥n o inacci√≥n de personas, empresas e instituciones. ¬ŅQui√©nes ganaron y qui√©nes perdieron con las percepciones que generaron?

Ticketmaster

La empresa ha sido la villana de la historia por negarle el acceso a los fans que habían comprado sus boletos en los canales autorizados, y ante la falta de soluciones que derivó en que se perdieran el concierto. Las quejas desataron que más personas recordaran otros problemas en conciertos recientes y pasados, las deficiencias en el servicio, cobros de comisiones excesivas y prácticas cuasimonopólicas. 

Quejas en Twitter, videos de usuarios furiosos en Instagram y TikTok, y hasta malas experiencias contadas en LinkedIn, de ejecutivos que han tenido tratos con la empresa, aparecieron en pocos d√≠as en las redes. ¬ŅEl control de crisis? Dos comunicados donde explican lo sucedido afirmando la existencia de ‚Äúuna cantidad sin precedentes de boletos falsos‚ÄĚ, un punto que ha sido criticado ya que los usuarios aseguran haberlos comprados en canales oficiales.

La empresa tambi√©n ha mencionado que dar√° a conocer ‚Äúnuevas medidas de √ļltima generaci√≥n tecnol√≥gica‚ÄĚ para evitar que se repitan estos incidentes. El cuestionamiento es: ¬Ņpor qu√© hasta ahora? El reclamo es porque pareciera que el seguimiento responde al esc√°ndalo medi√°tico y no a un aut√©ntico inter√©s por mejorar sus procesos. 

Las autoridades

La Profeco, a trav√©s de su titular Ricardo Sheffield, anunci√≥ que a todos los que fueron ‚Äúdefraudados‚ÄĚ, se les devolver√≠a el 100 por ciento de lo que pagaron, m√°s 20 por ciento de indemnizaci√≥n. A pesar de que se ha criticado que no se haya dado el mismo seguimiento a otros casos menos medi√°ticos, en general la reacci√≥n puntual y la aparici√≥n del procurador para informar los avances, sum√≥ puntos a la percepci√≥n del manejo del caso. El reto ser√° convencer a los consumidores de que este ser√° el punto de partida para crear soluciones permanentes para esta problem√°tica. ¬†

El artista

El caos por el tema de los boletos no fue culpa de Bad Bunny, pero s√≠ recibi√≥ cr√≠ticas por no haber dado muestras de empat√≠a para sus fans que se quedaron afuera. La comparaci√≥n con Taylor Swift, por su reacci√≥n ante un caso similar en Estados Unidos, fue inevitable. Mientras la cantante se pronunci√≥ en contra de lo sucedido y trat√≥ de buscar soluciones, el llamado ‚ÄúConejito malo‚ÄĚ no hizo comentario alguno. ¬ŅEstaba obligado a hacerlo? No, ¬Ņle hubiera sumado puntos? Tal vez no los necesita, pero hubiera sido un buen detalle.¬†

El recinto

El Estadio Azteca tambi√©n emiti√≥ un comunicado donde de manera institucional, se deslinda del incidente con los boletos. Usuarios criticaron su manejo del caso, aunque el tema operativo no era completamente suyo. Afortunadamente no ocurri√≥ alg√ļn incidente mayor, pero este caso es un foco rojo para revisar sus procedimientos relacionados con la empresa de venta de boletos.¬†

Los políticos

Algunos trataron de subirse al tema sin realmente tener relación con él o sin saber cómo hacerlo. La percepción que generaron fue la de una reacción oportunista más que una que aportara valor al tema. Como ejemplo, el caso del diputado que tuiteó que solicitaría una comparecencia ante el Congreso, algo que usuarios de la red social le refutaron que está fuera de sus funciones, ya que Ticketmaster es una empresa privada.

La opini√≥n p√ļblica

La manera de actuar de la gente también provocó reacciones, el llamado al boicot fue una de ellas. Otra que lamentablemente llamó la atención, fue cómo un incidente en un concierto sirvió para que afloraran los mensajes de clasismo por un gusto musical, en una sociedad ya de por sí sumida en la polarización.  

El p√ļblico mexicano merece un servicio de calidad para la venta de boletos para eventos, pero m√°s all√° de un tema de servicio, la raz√≥n para exigir un cambio debe ser la seguridad. Lo ocurrido en esos conciertos pudo haber derivado en una tragedia, afortunadamente no fue as√≠. Empresas y autoridades est√°n a tiempo de encontrar soluciones para evitar que situaciones como estas ocurran nuevamente.

ticketmaster | Business Insider Mexico
Brenda Peralta

Las opiniones publicadas en esta columna son responsabilidad del autor y no representan ninguna posición por parte de Business Insider México.

Descubre m√°s historias en Business Insider M√©xico

S√≠guenos en Facebook , InstagramTwitter y LinkedIn

Consulta a m√°s columnistas en nuestra secci√≥n de Opini√≥n