• De acuerdo con estimaciones de la Organizaci√≥n Nacional de la Defensa del Deudor, de los 9.3 millones de cr√©ditos que entraron al programa de la banca, un tercio no podr√° pagar ahora que se venzan las pr√≥rrogas.
  • Para muchos deudores la ‚Äúquita‚ÄĚ ser√° la √ļnica alternativa para lograr liquidar sus deudas.
  • Pero al negociar te deber√°n otorgar una carta convenio que debe contener ciertas caracter√≠sticas que son necesarias para garantizar su validez, checa cu√°les son.
 

El plan de apoyo que los bancos generaron a principios de abril de este a√Īo para las personas afectadas por el confinamiento ‚ÄĒque buscaba detener la propagaci√≥n de coronavirus‚ÄĒ, fue un fracaso anunciado. Solo aplaz√≥ lo inevitable: el impago.

¬ŅLa raz√≥n? √Āngel Gonz√°lez Badillo, director de la Organizaci√≥n Nacional de la Defensa del Deudor, explic√≥ que este esquema de pr√≥rrogas no iba a funcionar, ello porque la afectaci√≥n econ√≥mica que se desencaden√≥ por la contingencia, pues sencillamente no se iba a solucionar en cuatro o seis meses.

‚ÄúSi t√ļ le pides a una persona que tiene su negocio que cierre por dos o tres meses, pues la dejas en una situaci√≥n econ√≥mica tan complicada que, literalmente, nada m√°s le alcanzar√° para vivir, y eso a duras penas, entonces definitivamente no va a poder pagar. La pr√≥rroga lo √ļnico que hac√≠a era poner en pausa durante los cuatro o seis meses los pagos del cr√©dito‚ÄĚ, dijo en entrevista con Business Insider M√©xico.

Y es que el abogado explicó que el plan de prórrogas lo que evitó fue que las personas no generaran malas notas en su historial crediticio, los intereses moratorios no se cobrarían, pero sí los intereses ordinarios, estos siguieron su curso; y hoy estamos viendo que en la mayoría de los casos, cuando los plazos comienzan a vencer, la gente no se pudo colocar en un empleo o al menos generar un ingreso similar.

La situación será la misma o peor que en abril, pues las deudas crecieron.

Muchos no podr√°n pagar cuando los plazos acaben, solo les quedar√° la ‚Äúquita‚ÄĚ

De acuerdo con estimaciones de la Organización Nacional para la Defensa del Deudor, de los 9.3 millones de créditos que entraron al programa de la banca, un tercio no podrá pagar ahora que se venzan las prórrogas, y González Badillo, asegura que proyección es bastante conservadora.

El abogado comenta que hay muchas personas que se han acercado a los bancos para negociar sus deudas, en un afán por encontrar alguna solución, pero en la mayoría de los casos la opción es una reestructura.

¬ŅCu√°l es el pero de la reestructura? √Āngel Gonz√°lez Badillo explic√≥ que esta es una opci√≥n solamente cuando los pagos mensuales se ajustan a lo que puedes pagar, ya que generalmente es el doble del m√≠nimo que te piden los bancos normalmente.

La reestructura consiste en hacer un plan de pagos fijos, en los que el banco integrar√° un inter√©s. La cuesti√≥n es que con ese inter√©s las deudas pueden crecer al doble o un poco m√°s, dijo el director de la organizaci√≥n civil; adem√°s que pueden durar meses o a√Īos. Eso s√≠, no generan una mala nota en el historial de cr√©dito. Entonces, ¬Ņpuedes pagar el monto de la reestructura?

Uno de los grandes problemas de este tipo de alternativas es que las personas tienen en promedio cuatro deudas, que suman entre 80,000 y 100,000 pesos; entonces aunque hagan reestructura de una de ellas, las otras no podrán pagarse, comentó González Badillo.

El costo de la ‚Äúquita‚ÄĚ es una marca en el Bur√≥ de Cr√©dito

Ante esta situaci√≥n para muchas personas la √ļnica opci√≥n es la ‚Äúquita‚ÄĚ, un descuento a la deuda original que deben pagar en una sola exhibici√≥n, y que genera una mala nota en el historial de cr√©dito. Ese es el costo por esta opci√≥n.

¬ŅC√≥mo podr√≠a pagar alguien su deuda en una sola exhibici√≥n, a√ļn con descuento, si estamos hablando que no tiene recursos? La recomendaci√≥n es dejar de pagar provisionalmente las deudas, esto servir√° para ahorrar esos pagos y en cuanto el banco haga la oferta contar con los recursos para liquidar.

Seg√ļn informaci√≥n de la Organizaci√≥n Nacional para la Defensa del Deudor, se recomienda tener un ahorro de al menos 30% de la deuda para comenzar la negociaci√≥n con el banco.

‚ÄúDebe quedar perfectamente claro que esto es lo que hacen incluso grandes empresas, suspenden pagos y negocian las deudas con sus acreedores. En el caso de las personas, se busca negociar para liquidar. Aqu√≠ a nadie se le va a ayudar a no pagar, al contrario se le ayuda a negociar para que puedan hacerlo‚ÄĚ, asegur√≥.

¬ŅQu√© hacer? Estos son los primeros pasos a seguir

El primer paso que recomienda √Āngel Gonz√°lez Badillo es acudir con la instituci√≥n otorgante de cr√©dito y ver qu√© opciones te ofrecen, analizarlas antes de aceptar.

Ya sea que aceptes la reestructura o decidas que la ‚Äúquita‚ÄĚ es tu opci√≥n, hay algo que debes tener en cuenta, y es que todo acuerdo debe generarse de manera escrita, nada de palabra.

‚ÄúNada de que ya qued√≥ un folio registrado, eso no le sirve a nadie, porque le pueden cambiar las condiciones a su antojo, y no tiene ning√ļn respaldo f√≠sico de c√≥mo quedaron originalmente pactadas‚ÄĚ, asegur√≥ el director de la Organizaci√≥n Nacional para la Defensa del Deudor.

Siempre que se modifiquen los términos y condiciones originales del contrato de tu crédito, deberán de entregarte un documento que lo establezca, de lo contrario no deberás hacer nada, principalmente depositar el dinero, que es lo que algunas veces quieren los despachos de cobranza.

¬ŅQu√© debes revisar en tu carta convenio cuando aceptes una ‚Äúquita‚ÄĚ?

Para que evites ser enga√Īado con un convenio falso, revisa que la carta convenio de tu ‚Äúquita‚ÄĚ sea aut√©ntica:

1. Todo por escrito

Todo ofrecimiento de descuento debe ser por escrito, esto es a trav√©s de una carta convenio de una ‚Äúquita‚ÄĚ, ya sea por parte del acreedor o de un despacho de cobranza, a este documento se le conoce como carta convenio.

‚ÄúNada de que pague ahorita y luego le mando su convenio, no primero el convenio para que el cliente entienda bajo qu√© t√©rminos y condiciones quedar√≠a esta opci√≥n que est√° brindando el acreedor: a cu√°ntos meses, a qu√© tasa de inter√©s, si se pueden adelantar pagos‚ÄĚ, explic√≥.

2. Un papel bien elaborado

No cualquier papel es una carta convenio, √©sta debe contener los requisitos que la ley se√Īala para que sirva como un elemento probatorio:

  • N√ļmero de cuenta
  • Cantidades: tanto lo que se adeuda, como lo que pagar√°
  • Menci√≥n de carta finiquito
  • Logotipo del despacho
  • Raz√≥n social
  • Fecha en la que vence el convenio
  • Nombre, firma, cargo de la persona que se hace responsable de la negociaci√≥n

3. Verifica el descuento

Todo descuento deber√° ser verificado directamente con el acreedor, llamando a su √°rea de atenci√≥n a clientes (UNE), por eso la carta convenio de una ‚Äúquita‚ÄĚ es importante.

No se debe mencionar las condiciones del convenio. El acreedor lo debe saber de antemano y así se podrá saber si está enterado del ofrecimiento.

Si el descuento es real, no habrá problema para que el cobrador encargado de nuestra negociación cumpla con las condiciones.

Nunca se debe pagar si alguna de estas condiciones no se cumple, pues quiere decir que la carta convenio de la ‚Äúquita‚ÄĚ no es real, por lo que es recomendable que busques otra opci√≥n.

Honestidad, ¬Ņpuedes pagarlo?

Es muy importante que en este proceso de negociación, seas muy honesto contigo, y definas si podrás pagar bajo las condiciones que está poniendo el banco. Si no puedes no te ahogues más, pues saldrá la misma.

Gonz√°lez Badillo dijo que aunque mucha gente piensa que las ‚Äúquitas‚ÄĚ son del diablo, y que da√Īan el historial de cr√©dito, la realidad es que si no hay dinero para pagar, solo para vivir, pues no hay otra opci√≥n, ‚Äúno hay de otra, si no alcanza para la reestructura, aunque sea mejor opci√≥n‚ÄĚ.

Entonces tendr√°s que aceptar la ‚Äúquita‚ÄĚ, suspender pagos, y entender su nivel de riesgo. ‚ÄúHace unos d√≠as en algunos peri√≥dicos sali√≥ un desplegado de los bancos en donde dicen que si los clientes no pagan se van a ir a juicio y los van a embargar‚ÄĚ.

Por ello el deudor debe saber cuáles son sus niveles de riesgo, este se calcula con base en cuatro factores: a quién le debe, cuánto dinero debe, cuánto tiempo lleva sin pagar y el tipo de crédito.

Basado en este diagnóstico sabrás si el banco estará dispuesto a demandarte con un juicio mercantil, si le debes muy poquito, entonces es muy seguro que no lo haga y puedas negociar, tu riesgo es nulo.

‚ÄúEn montos m√°s altos los bancos se van a tornar m√°s agresivos, ya lo hemos visto desde que se abrieron los juzgados. El principal temor de la gente es perder su patrimonio o que los metan a la c√°rcel, pero deber dinero no es un delito. As√≠ que debes tener la informaci√≥n para que sepan hacer frente a esa presi√≥n que se va a ejercer a trav√©s de los despachos de cobranza‚ÄĚ, explic√≥.

AHORA LEE: Ojo: Acceder a una ¬ęquita¬Ľ te dificultar√° pedir dinero al banco y dejar√° una marca negativa en tu historial crediticio

TAMBI√ČN LEE: Cancelar una tarjeta de cr√©dito no afecta tu historial en el corto plazo, pero a la larga te puede traer complicaciones, seg√ļn experto

Descubre m√°s historias en Business Insider M√©xico

S√≠guenos en FacebookInstagram y Twitter.