• No existe un tipo normal de vulva porque hay tantos tamaños y formas diferentes.
  • La simetría y la forma de su vulva dependen en gran medida del tamaño de sus labios y clítoris.
  • Si sus labios le causan molestias, puede alterarlo mediante una labioplastia, un procedimiento cosmético.

Si alguna vez echaste un vistazo a tu vulva, la parte externa de los genitales femeninos que incluye la vagina, los labios y el clítoris, y te preguntaste si el tuyo es normal, no estás sola. 

«La verdad es que a muchas mujeres no les gustan sus vaginas. Una de cada siete mujeres ha considerado someterse a una labioplastia, que básicamente es recortar y doblar la vulva y apretar la entrada», dice Sherry Ross , experta en salud de la mujer. 

De hecho, un informe de 2017 del Banco Nacional de Datos de Cirugía Cosmética mostró que las labioplastias aumentaron 213% entre 2012 y 2017, lo que indica que cada vez más personas buscaban procedimientos cosméticos para alterar la apariencia de su vagina. 

Es importante tener en cuenta que todo el mundo tiene un tipo de vulva único y diferente, dice Ross. Y a menos que le cause molestias, no hay razón para avergonzarse de cómo se ve o para someterse a una cirugía costosa para remodelar. 

Si bien no existe un número fijo de «tipos» de vulva, existen muchas variaciones en el tamaño, la simetría y el color de los labios y el clítoris de una persona. 

¿Mi vagina es «normal»?

Cada vagina es única y específica para cada persona. Por lo tanto, no hay necesariamente una forma de vagina «normal» o una forma estándar en la que debe verse su vagina. 

«¿Conoces el dicho, ‘No hay dos copos de nieve exactamente iguales?’ Bueno, la expresión podría referirse fácilmente a la vulva y la vagina «, dice Ross. 

«Los labios, que es donde se encuentran la mayoría de los problemas para la mayoría de las pacientes, varían de persona a persona. De hecho, incluso las partes separadas de la misma vagina no son exactamente iguales… esto es completamente normal, diferente es normal», dice Ross. 

El vello púbico también es una parte normal de tener una vagina. La mayoría de las mujeres desarrollan vello púbico en el área que rodea la vagina. 

Anatomía de la vagina

  • Vulva: la parte exterior de su vagina se llama vulva. Contiene los labios vaginales, la uretra, la abertura de la vagina y el clítoris, entre otras anatomías.
  • Pubis: El montículo que se encuentra sobre su vulva (es decir, la parte frontal de su vagina).
  • Labios mayores: forman parte de los labios externos de la vagina y suelen ser de color rosa, rojo o marrón.
  • Labios menores: Los pliegues internos de la vagina que se encuentran dentro de los labios mayores.
  • Clítoris: un pequeño grupo de nervios que se encuentra en la parte superior de la vagina, por encima de la uretra, y puede variar de tamaño. Aunque no puede verlo, los nervios que forman el clítoris en realidad se extienden más allá de lo que puede ver hacia la parte posterior y los lados de la vagina.
  • Capucha clitorial: La capucha clitorial es la pequeña cubierta carnosa sobre el clítoris.
  • Uretra: este es un pequeño orificio debajo del clítoris por donde sale la orina.
  • Abertura vaginal: esta abertura se encuentra entre los labios mayores y menores y debajo del clítoris y la uretra.

7 variaciones de vagina que pueden parecerse a la tuya

A pesar de lo que pueda encontrar en internet, técnicamente no hay «tipos» establecidos de vaginas.  

«No hay dos iguales ni simétricas. Todas las vulvas varían en tamaño, forma, color, plenitud y textura. La capucha del clítoris y el tamaño del clítoris también varían en apariencia en tamaño, forma y plenitud«, dice Ross. 

Algunas variaciones comunes en la forma, tamaño y color de su vagina pueden parecerse a los siguientes ejemplos.

Labios asimétricos

Su vagina puede tener labios asimétricos (lo que significa que uno de sus labios es más grande o más pequeño que el otro). Esto es increíblemente normal y no hay nada de qué preocuparse. Piense en cómo uno de sus ojos suele ser más pequeño que el otro: el mismo concepto se aplica a la vagina, dice Ross. 

Labios pequeños

Puede notar que sus labios están metidos en su vulva o que sus labios vaginales externos son más grandes y cubren sus labios menores. 

Labios grandes externos e internos 

Es posible que tenga labios mayores o más hinchados. Es normal que sus labios vayan más allá de la vulva y sobresalgan. Es posible que descubra que algunas prendas de ropa interior, como las tangas, no ofrecen el tipo de apoyo que necesita. 

Los labios exteriores sobresalen más

Es posible que tenga labios de los labios mayores que sean pequeños o más cortos, que muestren más sus labios menores y mayores.

Los labios internos sobresalen más 

Es posible que tenga una vagina donde los labios internos sobresalen más o son más largos. 

Clítoris grande o pequeño

Su clítoris puede ser más grande o más sensible. Según Planned Parenthood , los clítoris pueden variar desde «el tamaño de un guisante pequeño hasta el tamaño de su pulgar». 

Una vagina que no es rosada

Dependiendo de varios factores, también puede encontrar que su vagina varía en color. No todas las vaginas son rosadas. 

Algunos son marrones o del lado más rojo. Tampoco es anormal ver algo de decoloración en la piel que rodea la vagina. Sin embargo, una piel de color rojo brillante o una erupción podrían indicar que algo anda mal, como una candidiasis. 

¿Por qué tantas mujeres quieren cambiar sus vaginas?

Varios estudios han señalado a la pornografía, los anuncios y otras representaciones mediáticas poco realistas de las vaginas como una causa potencial de insatisfacción de las personas con sus vaginas. 

Ross está de acuerdo y dice que la pornografía es una posible explicación de por qué las mujeres sienten que sus vaginas son «anormales» o «feas». 

Un análisis de 2015 de 480 mujeres encontró que el 40.7% de las mujeres entrevistadas dijeron que tenían algún escrúpulo con su vagina, incluidos problemas con la longitud y el color de sus labios. 

«La pornografía y las redes sociales han creado inseguridad vaginal que ha ayudado a mover el rejuvenecimiento vaginal a un primer plano», dice Ross.  

Cómo cambiar la forma de tu vagina 

Si bien no debes avergonzarte del aspecto y el tamaño de tu vagina, existen opciones para cambiar su apariencia si eso es lo que prefieres. Estos pueden incluir: 

  • El tamaño o la forma de sus labios puede causar cierta incomodidad durante los deportes u otras actividades.
  • Tus labios se notan lo suficiente en la ropa como para que personalmente quieras alterar su apariencia. 

«El procedimiento principal… se llama labioplastia. Un cirujano plástico o ginecólogo capacitado puede realizar este simple procedimiento ambulatorio, y los resultados pueden cambiar la vida», dice Ross. 

Sin embargo, según Ross, esta cirugía puede causar algunas complicaciones como cicatrices dolorosas o molestias durante las relaciones sexuales. También recomienda obtener una segunda o tercera opinión antes de optar por la cirugía.

«Como siempre, es importante tener una conversación sincera con su médico y mantener expectativas realistas», dice Ross.

En conclusión…

Los medios, incluidos la pornografía y las redes sociales, pueden hacerte sentir que tu vagina no es normal o deseable. La vagina de cada persona es diferente y puede variar en color, forma y simetría. De modo que no existe una forma «perfecta» o «normal» para que se vea tu vagina. 

También puede notar que su vagina cambia con la edad. «Al igual que cualquier otra parte de su cuerpo con glándulas cutáneas y folículos pilosos, la apariencia de la vagina se ve afectada por el proceso de envejecimiento y lo bien que la cuida», dice Ross. 

Independientemente, algunas personas pueden querer someterse a una cirugía u otros procedimientos. Un procedimiento quirúrgico llamado labioplastia puede reducir la longitud y la apariencia de sus labios, pero conlleva sus propios riesgos y un alto precio.

AHORA LEE: Por qué es peligrosa y carece de respaldo científico la vaporización vaginal de la serie The Goop Lap

TAMBIÉN LEE: La reconstrucción del himen no sirve y es riesgosa —pero hay mujeres que se la siguen practicando por el peso social de la virginidad

Descubre más historias en Business Insider México

Síguenos en FacebookInstagramLinkedIn y Twitter