• En cada oficina hay diferentes tipos de personalidades y se multiplican conforme la plantilla es más amplia.
  • Amy Gallo, editora colaboradora de Harvard Business Review, explica cuáles son las que generan mayores dificultades.
  • Y tú, ¿cuántas veces has lidiado con personas así?
  • ¿Ya conoces nuestra cuenta en Instagram? Síguenos.

¿De qué perfiles te rodeas en tu vida profesional? Cada oficina, cada empresa o cada marca agrupan a diferentes tipos de personalidades con sus características particulares.

Mientras que en algunos lugares rebosan la asertividad, la empatía o la escucha activa, en otros la frustración es una constante. 

Para lidiar con las personalidades más difíciles en el trabajo, es importante conocerlas y saber identificarlas.

En este tema es experta Amy Gallo, editora colaboradora de Harvard Business Review. Ella ha investigado los tipos de gente más complicada y estresante para su nuevo libro Â«Getting Alone».

Según la autora, el primer paso para manejar de manera efectiva a estas personas es saber con qué tipo estás tratando: no es lo mismo un pasivo-agresivo que un sesgado, por ejemplo.

Este es el rasgo definitorio de cada uno de estos tipos de persona, tal y como resume Gallo a la CNBC.

Las personalidades con las que lidiarás

1. Pasiva-agresiva

«Es el peor de esta lista porque es el más común», anota Amy Gallo. Son aquellas personas que parecen cumplir con las necesidades de los demás, pero luego se resisten pasivamente a seguir adelante. 

También pueden emplear métodos indirectos para expresar sus pensamientos y sentimientos, por lo que sus intenciones nunca son del todo claras.

Según Mayo Clinic, el patrón de las personas pasivo-agresivas consiste en expresar sentimientos negativos de manera indirecta en lugar de abordarlos abiertamente.

«Hay una desconexión entre lo que la persona que presenta la conducta pasivo-agresiva dice y lo que hace», señalan.

2. Jefes inseguros

Un gerente demasiado quisquilloso que constantemente pone «peros», o un líder entrometido y paranoico que te hace cuestionar cada uno de tus movimientos son algunos de los tipos de jefes inseguros y tóxicos que pueden lastrar tu desarrollo profesional.

En algunos casos de inseguridad extrema, Amy Gallo detalla que esta clase de personas pueden poner obstáculos en tu carrera para dificultar tu ascenso si es que lo perciben como una amenaza.

3. Pesimista

«Son las personas que señalan constantemente todas las maneras en que algo puede fallar», apunta la autora. A veces no encuentran nada positivo qué decir.

En el plano laboral, las personas pesimistas tienen capacidad de extender su actitud al resto del equipo, lo que trae consecuencias negativas para el ambiente laboral. 

4. Víctima

Según Gallo, la víctima es una clase de pesimista que hace recaer en lo demás la culpa y responsabilidad de todo.

Siente que todo el mundo está en su contra, apunta a otro cuando las cosas van mal y no toma responsabilidad de sus acciones. 

En la oficina, una persona así lo hace de manera consciente o inconscientemente, simulando una agresión o menoscabo inexistente y señalando siempre a sus compañeros o su entorno. 

5. Sabelotodo

Como su propio nombre indica, las personas sabelotodo están convencidas de que son las más listas del mundo, por lo que no tienen escrúpulo a la hora de monopolizar totalmente las conversaciones e incluso interrumpir constantemente a los demás.

Como reza el dicho, «todo lo saben, todo lo entienden».

Detectarás a estas personas porque no escuchan, te informan de todo y te corrigen, independientemente de si tienen razón o conocen el tema en profundidad.

6. Torturador

Las personas torturadoras o atormentadas suelen escalar hacia la cúspide haciendo sacrificios, pisando a los demás y maltratando a quienes tienen posiciones debajo de la suya. 

Muchas veces este perfil de persona está en una posición horizontal respecto a ti. Por ejemplo, un compañero con más años en la compañía que esperas que actúe como mentor, pero que acaba haciéndote la vida imposible.

7. Micromanipulador

También llamado el sesgado, son quienes, a sabiendas o sin saberlo, cometen microagresiones, pequeños comportamientos inapropiados y dañinos como comentarios con doble intención o envenenados. 

Una microagresión laboral está constituida por aquellas preguntas, comentarios o acciones perjudiciales para una persona o minoría dentro del entorno de trabajo, que refuerzan estereotipos respecto a un grupo marginado y propician un ambiente laboral tóxico. 

8. Operador político

Amy Gallo denomina de esta manera a la última de las personalidades; son quienes están obsesionados con conseguir sus propósitos a toda costa. 

«El típico operador político es servicial con su jefe, pero actúa como líder de todos los subordinados, aunque no tenga un cargo bien definido», según Ruiz-Healy Times. 

AHORA LEE: El director de propósito puede disminuir el agotamiento de los trabajadores —pero aún hay mucho por hacer

TAMBIÉN LEE: Esto debes hacer si algo en tu trabajo va contra tu código moral y tu jefe no te apoya

Descubre más historias en Business Insider México

Síguenos en FacebookInstagramLinkedInTwitterTikTok y YouTube

AHORA VE: