• Trabajar durante el verano, una temporada típicamente conocida por el ocio, es un lastre en el mejor de los casos.
  • Este año, una economía inestable y la pandemia interminable han aumentado el estrés de la plantilla laboral, según las encuestas.
  • Hay muchas estrategias simples que pueden ayudarte a tener control de tus emociones en esta época.
  • ¿Ya conoces nuestra cuenta en Instagram? Síguenos.

Trabajar durante el verano, una estación típicamente conocida por su ocio y languidez, es un lastre en el mejor de los casos y el control de nuestras emociones se cae. 

Pero este año, en medio de una economía tambaleante, situaciones políticas difíciles y una pandemia aparentemente interminable, esta época (y el año en general) es más difícil que nunca.

Muchos esperaban que este verano fuera diferente. El «verano caliente de la vacunación» del año pasado resultó ser un fiasco. Este 2022, muchas personas esperaban que las cosas mejoraran ahora. 

Solo mira las reservas de » viajes de venganza» de la primavera como prueba. Nos lo merecíamos, después de todo.

«Todo el mundo tiene este sentimiento poderoso pero anónimo de que ‘los últimos dos años me han hecho mal y el mundo me debe lo que ha pasado'», dijo Daisy Dowling, asesora y consultora ejecutiva. 

La gente parece estar buscando un «pago emocional completo», agregó, refiriéndose a una sanción financiera que las empresas pagan a los tenedores de bonos por redimir la deuda antes del vencimiento.

Desafortunadamente, no ha sido fácil cobrar la deuda. La inflación se está disparando  los despidos aumentan en el mundo, el planeta parece estar «en llamas», tanto en sentido figurado como literal, y casi todas las personas que conoces y con las que trabajas tienen Covid-19, lo que ha complicado todo este proceso. 

Como resultado, las encuestas indican que la plantilla laboral se siente colectivamente más estresada y agotada.

¿Qué puedes hacer para sentirte mejor en el trabajo tienes depresión de verano o se te dificulta el control de emociones? 

Insider habló con cinco coaches, especialistas en salud mental y expertos en administración para obtener sus ideas sobre cómo lidiar y combatir los sentimientos negativos. Agosto, y el resto del año, podrían rescatarse gracias a estos pasos.

1. Considera tus opciones… porque las tienes

Una de las razones por las que puedes estar fuera de sí este verano (o, seamos sinceros, esta pandemia) es que sientes una pérdida de control de tus emociones y de lo que te rodea. 

Los desafíos parecen monumentales e implacables, y no tienes poder para hacer nada al respecto. ¿El antídoto? «Encuentra formas en las que tenga control sobre tu mundo», dijo Ryan Vogel, profesor asociado de gestión de Recursos Humanos en la Fox School of Business de Temple.

Incluso si tu sentido de control es ilusorio, todavía te hace sentir mejor, consideró.

Así que concéntrate en las áreas en las que tienes cierta capacidad para administrar tu energía y enfoque. 

Tal vez tengas un horario flexible u opciones sobre dónde y cuándo trabajar. Posiblemente puedas seleccionar y elegir tus tareas y asignaciones. O tal vez tienes control sobre tu vida durante las horas posteriores al trabajo.

Recuerda, también, que no estás atrapado. La investigación de Vogel encontró que cuando las personas se sienten frustradas y «encerradas» en sus organizaciones, eso podría manifestarse como una agresión contra sus empleadores, lo cual es contraproducente. Su consejo es que te recuerdes que tienes otras opciones.

Después de todo, aunque los despidos son más comunes hoy en día, muchas empresas todavía están contratando.

«Pregúntate: si no estuviera haciendo esto, ¿qué otra cosa podría estar haciendo?», ejemplificó. Â«Solo pensar en tus opciones es liberador».

2. Fíjate en las cosas buenas

Perder el control de las emociones es una reacción natural a las circunstancias desafiantes. Pero eso no significa que sea saludable, según Susan Peppercorn, asesora ejecutiva y estratega profesional.

En lugar de «ahogarte» en la fatalidad y la tristeza, debes buscar conscientemente los resquicios de esperanza, expuso. 

La investigación encontró que escribir tres cosas cada día que lo emocionan o que le van bien, y brindar una breve explicación de por qué, puede aliviar el agotamiento y mejorar el bienestar.

«Estas cosas pueden ser tan grandes, tan pequeñas o tan grandes como quieras», precisó Peppercorn. 

Por ejemplo, puede ser un almuerzo divertido con un colega, un proyecto bien hecho, un cumplido de tu jefe o incluso una caminata después del trabajo con un amigo o tu pareja. 

Según los estudios, crear una lista física de estas cosas positivas, en lugar de hacer el ejercicio mentalmente, es clave para mejorar tu estado de ánimo.

«La práctica te ayuda a prestar atención y darte cuenta de que el mundo no es solo horrible», comentó. Â«Hay cosas buenas que puedes notar».

3. Sé útil

Retribuir y ayudar a los demás son otras formas que pueden hacerte sentir más productivo y mejorar tu felicidad y tu salud, según Peppercorn.

Las investigaciones sugieren que existe el «subidón del ayudante Â» y que tener un sentido de propósito y apoyar a otras personas beneficia su bienestar

Así que sé generoso con el tiempo y ofrece tu ayuda a las personas con las que trabajas siempre que puedas. Orienta a alguien en tu organización: si eres relativamente nuevo en el trabajo, toma a un estudiante en prácticas bajo tu protección. 

Tómate el tiempo para escuchar a los demás y expresa gratitud cuando alguien te ayude.

Aquí, es importante tener en cuenta la proporción mágica de 5 a 1 para las relaciones saludables, dio a conocer Margaret H. Greenberg, coach ejecutiva cuya práctica se centra en aplicar la psicología positiva al lugar de trabajo. 

Por cada sentimiento o interacción negativa, debe haber cinco sentimientos o interacciones positivas. Esto se aplica a las parejas estables y felices, pero también a los compañeros de trabajo, amigos y familiares, puntualizó Greenberg.

El contagio emocional es real, agregó.

«No debes fingir que estás de buen humor, pero de vez en cuando, vale la pena controlar tu energía con las personas. ¿Estás difundiendo miedo o alegría? ¿Levantas o derribas a las personas?», detalló. 

«Captamos tanto las emociones buenas como las malas de los demás. Solo se necesita una persona para cambiar el estado de ánimo».

4. Date un respiro

Sentirse estresado y agotado es comprensible, especialmente ahora, así que trata de ser gentil contigo mismo y, por ello, el control de las emociones es esencial.

“Hemos estado operando en un sentido elevado con tanta incertidumbre durante años; la gente está agotada y colapsando”, comentó Mellissa Withers, profesora asociada de la Escuela de Medicina Keck de la Universidad del Sur de California. 

«Como humanos, no podemos sostener ese nivel de estrés y adrenalina». 

Es verano: date un respiro. Reconoce cuándo necesitas un poco de espacio para relajarte. Y asegúrate de tomar tiempo libre del trabajo.

«Tal vez tu productividad sea un poco menor que hace dos o tres años, pero está bien», afirmó Withers. Â«Tienes que priorizar tu salud mental y tu bienestar».

AHORA LEE: 10 trabajos con mayores oportunidades laborales en México

TAMBIÉN LEE: 20 habilidades y competencias que debes tener para triunfar en el mundo laboral

Descubre más historias en Business Insider México

Síguenos en FacebookInstagramTwitterLinkedInTikTok y YouTube

AHORA VE: