• La IA promete transformar todo tipo de industrias en un terremoto del que no escapa ni la moda y reabre una brecha laboral ante quien la hace posible.
  • Ya hay algunos acercamientos, como el de la marca Mango con la creaci√≥n de Lisa, su propio ChatGPT, un copiloto para sus empleados que ayudar√° a extender sus capacidades.
  • Dise√Īadores y patronistas reconocen la ventaja de la herramienta, pero reivindican su papel innegociable en el sector: "No somos sustituibles".
  • ¬ŅYa conoces nuestra cuenta en Threads? S√≠guenos.

¬ęSe triunfa con lo que se aprende¬Ľ, dec√≠a la ic√≥nica Coco Chanel. El mensaje es claro, pero el dilema surge cuando el aprendizaje va a un ritmo y la tecnolog√≠a, a otro. 

¬ęSe trata de un oficio que se tarda a√Īos en aprender, requiere de mucho rodaje. De prueba y error¬Ľ, la que habla es Montserrat Gallego, dise√Īadora y patronista desde los 15 a√Īos y presidenta del Tri√°ngulo de la Moda, el principal colectivo de fabricantes y mayoristas del sector en Espa√Īa.

La irrupci√≥n de la inteligencia artificial (IA) en la industria textil es un hecho, como lo es la presi√≥n extra que supone su aplicaci√≥n en la moda, una industria que, pese a estar a la vanguardia como pocos sectores, parte de algo tan terrenal como un profesional gestando una prenda desde cero. 

Los tiempos hoy son otros y la explosiva democratizaci√≥n de la IA generativa ‚ÄĒpopularizada por la herramienta de OpenAI, ChatGPT‚ÄĒ desemboca en una nueva encrucijada laboral de la que no escapa ning√ļn sector, incluido, el textil.

La idea de estar ante una herramienta que viene a hacer la vida m√°s f√°cil convive con el temor de muchos otros. Sara de la Rica, catedr√°tica de econom√≠a en la La Universidad del Pa√≠s Vasco/Euskal Herriko Unibertsitatea, lo resumi√≥ as√≠: ¬ęLa IA no destruir√° empleo pero s√≠ generar√° perdedores¬Ľ. 

Ante este panorama, la moda busca encontrar su hueco, pero tratar√° de hacerlo sin sacrificar el papel innegociable de quien hace la industria posible: dise√Īadores y patronistas.

De Mango a las startups disruptivas: el cambio en la moda que ya está aquí por la IA

C√≥mo de profunda ser√° la integraci√≥n de la IA en los grandes operadores de la industria de la moda es todav√≠a una inc√≥gnita. Pero ya hay algunos primeros acercamientos, como el de la marca catalana, Mango, con la creaci√≥n de Lisa, su propio ChatGPT.

De uso interno, la empresa explica que la tecnolog√≠a asistir√° a todo lo relacionado con la producci√≥n, lo que incluye desde el an√°lisis de las tendencias, hasta llegar al proceso m√°s profundo: abordar la etapa creativa de ideaci√≥n y dise√Īo de producto o texturas.

Ante la obligada pregunta de c√≥mo ser√° su impacto a nivel laboral, Mango insiste en que se trata de ¬ęun copiloto para sus empleados que ayudar√° a extender sus capacidades; porque la tecnolog√≠a nos har√° m√°s humanos o no ser√°¬Ľ.

M√°s trascendental es lo que est√° por venir desde startups como Fabbric, una empresa espa√Īola capaz de crear colecciones de moda 100% digital. Este car√°cter disruptivo incluye, fundamentalmente, el dise√Īo. 

A la pregunta de si con ellos se pierde el papel del dise√Īador, la fundadora, Alba Rocafort, explicaba que tal y como lo conocemos hasta ahora s√≠: ¬ęApostamos por patrones 3D. Dejamos de depender de que alguien lo est√© haciendo a mano¬Ľ. En su equipo no hay dise√Īadores de moda ni patronistas, una prueba evidente de la ruptura con la industria tradicional. 

Buscar el equilibrio para defender lo insustituible

El patronaje, explican desde la confederaci√≥n Moda Espa√Īa, es una profesi√≥n fundamental en la industria y su papel evolucionar√° para adaptarse a los nuevos retos. Y hoy, el desaf√≠o pasa por no obviar el papel protagonista del 3D o la IA en la moda, lo que a los ojos de la asociaci√≥n sirve para ¬ęabrir nuevos horizontes y posibilidades¬Ľ.

Tampoco pasan por alto la reducci√≥n de costos. La incorporaci√≥n de la IA en la moda impulsa la creaci√≥n de prototipos virtuales que evitan la producci√≥n de prendas; esto redunda en positivo en la sostenibilidad. 

Con la sinergia entre los dos mundos se presenta casi una obligaci√≥n: ¬ęLa combinaci√≥n de la inteligencia artificial y la humana, sin duda, genera un producto final innovador¬Ľ.

Pero la realidad de la industria pasa tambi√©n encarar la divisi√≥n laboral que puede implicar la aplicaci√≥n de la tecnolog√≠a ante ciertos procesos. Prueba de ello es lo que advert√≠a la OCDE en uno de sus √ļltimos estudios; 27% de los empleos depend√≠a de habilidades que podr√≠an ser f√°cilmente automatizadas en el futuro con el avance de la IA.

¬ęUna patronista no puede ser sustituida por la IA¬Ľ, defiende Montserrat Gallego, quien s√≠ admite que existe un resquicio: el qu√© y c√≥mo se elabore. 

¬ęSi te dedicas a hacer prendas planas que son ‘sota, caballo y rey’, como una camiseta o una sudadera, pues s√≠, pero cuando quieres hacer algo que tenga un m√≠nimo de detalle, que implique tendencia y varias colecciones, es imposible. No se puede trabajar as√≠¬Ľ, dice.

¬ęTrabajamos a medida para una poblaci√≥n. Son incontables los pormenores a tener en cuenta, y si esto fuese f√°cilmente sustituible, toda la industria estar√≠a pagando millonadas¬Ľ, explica.

Pese a creer en una estrecha colaboraci√≥n con la IA, la confederaci√≥n lo tiene claro. S√≠, son innumerables las ventajas de esta tecnolog√≠a, pero sigue sin alcanzar lo m√°s importante: ¬ęSolo la inteligencia humana es capaz de traducir la emoci√≥n y cultura de una regi√≥n¬Ľ.

Es ahí, donde la moda, al menos de momento, no tiene rival.

AHORA LEE: Creadores de contenido en YouTube deber√°n revelar cuando usen inteligencia artificial en sus videos

TAMBI√ČN LEE: 73% de internautas a nivel mundial conf√≠a en contenido creado por inteligencia artificial generativa, se√Īala estudio

Descubre m√°s historias en Business Insider M√©xico

S√≠guenos en FacebookInstagramTwitterLinkedInYouTubeTikTok y Threads

AHORA ESCUCHA:

AHORA VE: