• Calle y Poché salieron del clóset con sus seguidores en 2017, cuando publicaron un video en su canal de YouTube llamado “¿Somos novias?”
  • En entrevista con Business Insider México, las influencers compartieron cómo hablar públicamente de su orientación sexual ha visibilizado a la comunidad LGBTQ en Latinoamérica. 
  • Además, compartieron cuál es su regla para trabajar en pareja y mantener su individualidad. 
  • ¿Ya conoces nuestra cuenta en Instagram? Síguenos.

Daniela Calle y María José Garzón, conocidas popularmente como Calle y Poché, escribieron un libro, condujeron una entrega de premios (los MTV MIAW 2019), lanzaron un podcast original de Spotify y pronto tendrá su propia serie documental en Prime Video.

Sin embargo, entre todos los pasos que han dado a lo largo de su carrera como creadoras de contenido, el más difícil para ambas fue salir del clóset ante su comunidad y anunciar públicamente que tenían una relación amorosa.

En 2017, las influencers publicaron un video en su canal de YouTube titulado “¿Somos novias?”, en el que respondieron una pregunta que siempre les hacían. También compartieron que se identifican como bisexuales, los retos que enfrentaron al salir del clóset con sus familias y que les llevó a querer hacerlo con su audiencia.

Hoy, el video supera las 9.5 millones de reproducciones y es el sexto más visto de su canal, donde suman 7.56 millones de suscriptores.

Las creadoras de contenido Calle y Poché | Business Insider México
Las creadoras de contenido Calle y Poché | Cortesía: Latin We

En entrevista con Business Insider México, las colombianas compartieron que “¿Somos novias?” también fue el parteaguas que las llevó a convertirse en representantes de la comunidad LGBTQ+.

“Sin saberlo en ese momento, cuando compartimos nuestra historia en general, nos convertimos en referentes para la comunidad LGBTQ, que para nosotras se volvió algo muy grande y especial”, dijo Calle.

“Creo que tuvo mucho que ver porque mucha gente estaba buscando un referente dentro de la comunidad LGBTQ, sobre todo en Latinoamérica o de habla hispana. Eso fue lo que fuimos para muchas personas”, aseguró Poché.

“Es curioso porque de las cosas que más nos han asustado en nuestra carrera, el top 1 fue nuestro coming out. Temíamos que pasara exactamente lo opuesto, que la gente se alejara”, agregó. “En nuestro caso, jamás imaginamos una reacción positiva. Ser un referente y tener el apoyo y recibimiento que hemos tenido”.

Hay que poner límites y sentirte cómoda con lo que compartes como creadora de contenido

Salir del clóset con su audiencia permitió que Calle y Poché crearan contenidos en los que se habla de la comunidad LGBTQ, aunque sin perder su esencia.

En algunos videos compartieron historias personales, como cuando pasaron de ser mejores amigas a novias; mientras que en otros respondieron preguntas que sus seguidores les hicieron.

Asimismo, la recepción que tuvieron por parte del público les hizo caer en cuenta de la responsabilidad que tenían al hablar como parte de la comunidad.

“En ese momento fue de: ‘Creo que estamos siendo una voz para esta comunidad’, y sin darnos cuenta. Fue muy rápido y como de: ‘ok, hay mucha responsabilidad en esto’. Pero ha sido de las cosas más lindas que nos ha pasado en nuestra carrera”, dijo Callé.

No obstante, en cuanto a cómo lidiar con esa responsabilidad, Poché afirmó que no hay una estrategia exacta que los creadores de contenido puedan seguir.

“Todos estamos tratando de navegar, sobre todo cuando es un trabajo que funciona 24/7 y consta de mostrar quién eres y tu vida”, platicó. “Para nosotras es clave la regla de saber qué estamos mostrando que pueda aportar a la sociedad. Ese es el mejor termómetro para tener en cuenta”.

“Y sentirse cómodas en lo que estamos mostrando”, concordó Calle. “Los creadores de contenido, las celebridades, los cantantes, los actores y las personas que tienen una vida pública con el tiempo se dan cuenta de ciertos límites que tienen que ir poniendo”.

Hay que “ser”, no “hacer” para visibilizar a la comunidad LGBTQ

Calle recordó que en 2017 todavía era una época en la que había una mentalidad más “cerrada” en Latinoamérica, por lo que las personas todavía se impactaban con videos como en el que salieron del clóset.

Sin embargo, “¿Somos novias?” también creo un efecto dominó que ayudó a que más personas pudieran mostrarse tal cual son.

“El efecto dominó se genera en los demás apenas una persona se abre, se muestra vulnerable y no tiene miedo a ser quien es o mostrarse como es, y lo hace con valentía y de una manera en la que no pide disculpas por ser quien es, porque no está haciendo nada malo”, aseguró.

“Dicen: ‘Yo también quiero ser libre. Yo también quiero sentirme tranquila. También soy una persona, amo y ya’. Ese es el punto. Soy una persona y amo. No hay más allá”.

Por otro lado, de acuerdo con la colombiana, el hecho de que más y más influencers hablen públicamente sobre la comunidad LGBTQ+ ayuda a que sea más seguro para sus integrantes ser ellos mismos.

“Creo que es la única manera en la que se va dando visibilidad y se va volviendo algo mucho más fuerte”, agregó.

“Uno siempre está pensando qué toca hacer, y lo que toca es ser”, recalcó Poché. “Entre todos seamos como somos, eso es lo que realmente pone amor a las cosas. No toca hacer nada. Toca ser y mostrarle al mundo”.

Quitar el estereotipo de la bisexualidad

Las personas bisexuales se sienten atraídas por personas que se identifican específicamente como hombres o mujeres. Al salir del clóset, Calle y `Poché hablaron de cómo existe una idea errónea de que esta orientación sexual “es solo una etapa”, porque “o a ti te gustan las niñas, o a ti te gustan los niños”.

“Una persona que no es bisexual no puede decir que la bisexualidad no existe. Una que sí lo vive sabe que sí existe. No tiene sentido”, aclaró Poché en el video “¿Somos novias?”. “Es como si yo saliera diciendo: ‘Los heterosexuales no existen’”.

El Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación (Copred) de la Ciudad de México incluso señaló que este estereotipo equivocado causó su tardía visibilización, ya que hasta 1999 se conmemoró por primera vez el Día Internacional de la Bisexualidad (23 de septiembre).

De acuerdo con Calle y Poché, la clave para romper con estas ideas que hay sobre la bisexualidad, y otras orientaciones sexuales, está en quitar las etiquetas y solo “ser”.

“Estamos en un momento en el que hay una libertad mental colectiva un poco más avanzada”, dijo Poché a Business Insider México.

“Tampoco es necesario ponernos etiquetas. Es cambiar la visión de cómo le hacemos con los bisexuales, o cómo le hacemos con los gay. Hay que dejar que la gente sea y viva su versión más auténtica, como sea que eso suceda”.

“Puede que sea cambiante. Al final, todos somos seres humanos. Vamos evolucionando y adquiriendo experiencia”, añadió.

Por su parte, Calle explicó que las nuevas generaciones ya tienen el “chip” de quitar las etiquetas y aceptar los diferentes cambios que pueden experimentar a lo largo de sus vidas.

“Gracias a eso, las generaciones más viejas se van a tener que ir acostumbrando o acomodando a lo que está ahorita o lo que viene”, sentenció. «No hay vuelta atrás”.

“¡Abrázalo! Sin tener miedo a decir quién eres. Esto es lo que me gusta y punto”.

La comunidad LGBTQ aún tiene que superar retos en Latinoamérica

Que las generaciones estén cambiando no significa que la comunidad LGBTQ no tenga que superar obstáculos, especialmente en Latinoamérica.

De acuerdo con el Proyecto de Monitoreo de Asesinatos Trans, México ocupa el segundo lugar del mundo con mayor número de transfeminicios. Asimismo, el Observatorio Nacional de Crímenes de Odio contra Personas LGBT registró 17 asesinatos de mujeres lesbianas en nuestro país entre 2014 y 2020.

En 2019, la Encuesta sobre Discriminación por Motivos de Orientación Sexual e Identidad de Género (ENDOSIG) demostró que 64.6% de las mujeres bisexuales y 59.1% de los hombres bisexuales percibieron ser discriminados por al menos un motivo, incluyendo su aspecto físico, su forma de vestir o de hablar.

“En todas partes es muy duro, pero en Latinoamérica siempre va un poquito más lento que en los otros lugares del mundo. Siento que es un poco por la tolerancia”, explicó Calle.

De acuerdo con la creadora de contenido, esto empieza desde las escuelas, donde niños y niñas pueden ser muy crueles porque cargan con muchas inseguridades.

“Puede que en tu casa no te toquen el tema de la comunidad LGBTQ, pero si te enseñan valores y cómo tratar a otras personas, este tipo de cosas no estarían pasando”, señaló.

“Viene desde la casa y la educación. Desde ser empático y tratar al otro como lo que es: otro ser humano y ya (…). Si uno le hace bullying a otro por su orientación sexual, que le enseñe a los demás a no quedarse callados”.

“Que no se queden cómodos viendo cómo pasa algo injusto o cómo tratan a alguien diferente o mal. ¿Por qué? Esa es la pregunta”, agregó.

Cómo trabajar con tu pareja sin perder tu individualidad

Desde que subieron su primer video en YouTube en 2015 y hasta la fecha, Calle y Poché han creado contenido y consolidado sus carreras juntas. Trabajar durante tanto tiempo con tu pareja no es algo que parece sencillo para muchas personas, pero para las colombianas se ha logrado separando lo laboral de lo personal.

“A veces siento que tiene que ver con que nos complementamos tanto en lo bueno como en lo malo, en cosas muy opuestas”, dijo Poché. «Se trata de no tomarse personal lo laboral. Saber que si tenemos un comentario, retroalimentación o pasa algo en nuestro día a día laboral, no es contra mí”.

La influencer lo describió como tener “un espacio seguro”, en el que ambas pueden hablar de las cosas que les gusta y las que no de su trabajo sin que traspase a su relación.

“Eso es lo que toca tener muy en mente. Todo está muy interconectado, pero se trata de tener disposición, de escuchar a la otra, recibir retroalimentación y también darla cuando es importante”.

No obstante, Callé reconoció que un reto que han tenido que enfrentar es mantener su individualidad, ya que en un punto de su carrera, empezaron a mezclarse.

“Fue un punto en nuestra relación en el que tuvimos que parar y decir: ‘Ok, algo está pasando. Yo soy yo. Tú eres tú. Estas cosas también las quiero para mí. Estas tú las quieres para ti’”, contó. “Fue un poco centrarse en una misma para ver hacia dentro”.

Las creadoras de contenido también consideran que mantener la individualidad requiere de más trabajo cuando se trata de una pareja de mujeres que trabajan juntas.

“Cuando es una situación como la nuestra, por ejemplo, que somos figuras públicas, somos pareja, somos dos mujeres y trabajamos todo el día juntas, entran muchos factores”, dijo Calle.

“Ni siquiera es el hecho de que estamos trabajando juntas y podríamos tener discusiones por ello, sino lo que dice la gente. Cómo la gente nos compara constantemente la una con la otra. Ese ha sido uno de nuestros más grandes temas”.

“Honestamente, es mucha terapia, porque sí hay que poder dividir las cosas y mantener su individualidad, pero también hay que ser un gran equipo con la otra, respetando los límites y lo que la otra quiere”, agregó.

Una novela, un podcast y una serie documental: buscar otros proyectos que te apasionen

Además del contenido que crean para sus diferentes plataformas digitales, Calle y Poché han incursionado en otros proyectos que las apasionan. Uno de ellos fue escribir un libro, “Sí, si es contigo”, que publicaron en 2019.

“Calle fue la que insistió mucho en que fuera una novela de amor porque era lo que iba a lograr mover lo que queríamos en los corazones”, dijo Poché.

“Queríamos hacer el libro que nos habría gustado tener en cierto punto de nuestra vida. ‘Sí, si es contigo’ es una novela que sí tiene matices de cosas que nos pasaron, pero también es una historia con la que nos divertimos poniendo vida a estos personajes”.

Una nueva etapa de las colombianas llegó en febrero de este año, cuando junto a Spotify lanzaron el podcast “Bilateral”. Este se diferencia de otros contenidos que han creado porque en él debaten, por primera vez, de manera individual.

“Es un espacio de vulnerabilidad y absolutamente real. Es muy lindo tenerlo para conversar de temas que nos gustan y nos parecen interesantes”, dijo Poché.

“Viene también ligado a cómo le hacemos para encontrar nuestra individualidad. Digamos que este proyecto nos lo ha permitido porque no estamos sentadas en el mismo lado, como hemos hecho en YouTube por tantos años”.

“Ahora, cada una estamos frente a la otra. Es un debate y a veces estamos de acuerdo. A veces no. Es muy lindo. Veo completamente afuera de mí para poder analizar tu mente, aprender de ti y viceversa”, afirmó.

Por su parte, Calle compartió que otro reto que enfrentaron con “Bilatera” fue llegar a una nueva plataforma en donde su contenido es muy diferente al que ellas ya hacían.

“Nos ha gustado mucho y lo disfrutamos un montón. Estamos muy emocionadas con nuestro podcast. Ahorita es de las cosas que más disfrutamos hacer”, afirmó.

La nueva aventura de las influencers vendrá de la mano con Prime Video, ya que este 23 de junio anunciaron que lanzarán su propia serie documental.

De acuerdo con un comunicado de prensa de la plataforma streaming, la serie estrenará en 2023, tendrá ocho episodios de 40 minutos y “presentará a su círculo más cercano de amigos”.

AHORA LEE: Regina Carrot: superar el miedo a hablar en público, fundar el “club de los fracasados” y dar “restart” a la vida

TAMBIÉN LEE: Lina Cáceres: así es el trabajo de la manager de influencers como Sebastián Villalobos, Juan Pablo Jaramillo y Calle y Poché

Descubre más historias en Business Insider México

Síguenos en Facebook, Instagram, Twitter, LinkedIn, YouTube y TikTok

AHORA VE: