• La película "Don't Look Up" de Adam McKay es una advertencia humorística sobre el cambio climático, con la metáfora de un cometa que está a punto de impactar con la Tierra.
  • La doctora Amy Mainzer, astrónoma de la NASA y una eminencia en el campo de la detección de asteroides y defensa planetaria, fungió como la asesora científica de la película.
  • Business Insider México platicó con Mainzer sobre el proceso científico detrás de "Don't Look Up", la importancia de la ciencia en el cine y cómo la ciencia ficción puede detonar la curiosidad científica.

La ciencia juega un papel importante en las películas. Ya sea para fantasear un poco sobre procesos como la manipulación genética o la clonación para crear escenarios como los de «Gattaca» y «Jurassic Park» (ambas consideradas por la NASA como filmes con ciencia «plausible»), hasta para llevarla a su extremo con historias que tratan sobre invasiones extraterrestres que son frustradas por un virus computacional humano (sí, estoy hablando de ti, «Día de la Independencia»).

Sin embargo, cada vez es más común ver producciones que no solo ponen mayor atención a la veracidad científica, sino que buscan transmitir el mensaje de la relevancia de confiar en la ciencia por el bien de la humanidad. Tal es el caso de «Don’t Look Up» del director Adam McKay («The Big Short», «Vice»).

McKay reunió un elenco repleto de ganadores del Oscar para dar una advertencia humorística sobre el cambio climático; con la metáfora de un cometa que está a punto de impactar con la Tierra.

Don't Look Up
Leonardo DiCaprio y Jennifer Lawrence como los científicos que descubren al cometa asesino. Netflix

En la película, que podrá verse principalmente en Netflix , Jennifer Lawrence y Leonardo DiCaprio interpretan a dos astrónomos que buscan advertir al mundo de un cometa que se acerca para destruir el planeta. No obstante, su mensaje cae en «oídos sordos» y los intentos por salvar a la humanidad se ven obstaculizados por burocracia y torpeza mediática.

La tres veces ganadora del Oscar Meryl Streep, quien interpreta a la presidenta de Estados Unidos en «Don’t Look Up» — y cuya primera reacción del personaje a las malas noticias es «sentarse y evaluar»— dijo que el mensaje de la película era simple: «Mira hacia arriba (…) sabemos lo que viene y sabemos que podemos hacer algo al respecto».

Don't Look Up
Meryl Streep como la presidenta Janie Orlean. Netflix

Sin embargo, para realizar una película cuyo mensaje principal es la importancia de la ciencia y su proceso, se requirió de una experta —y la doctora Amy Mainzer, prestigiada astrónoma de la NASA, fue la elegida como asesora científica.

Business Insider México platicó con Mainzer sobre el proceso científico detrás de «Don’t Look Up», la importancia de la ciencia en el cine, su amor por las películas de ciencia ficción y cómo éstas pueden ser un motor relevante para despertar la curiosidad científica.

Realismo y ficción se entrelazan en ‘Don’t Look Up’

Don't Look Up
La doctora Amy Mainzer, astrónoma de la NASA y asesora científica de ‘Don’t Look Up’. Netflix

De acuerdo con su perfil de la NASA, la doctora Amy Mainzer es una de las principales científicas del mundo en el campo de la detección de asteroides y defensa planetaria (incluso tiene uno nombrado en su honor). Por ello, fungir como asesora para «Don’t Look Up» le cayó como «anillo al dedo».

«Esta es obviamente una película que es ciencia ficción; viramos muy rápidamente al territorio de la ciencia ficción desde el inicio —no sabemos de ningún cometa que está a punto de impactar a la Tierra, lo cual son buenas noticias; pero dicho esto, mientras exploramos este escenario, realmente quería que estuviese basado lo más posible en hechos científicos», platica Mainzer en entrevista con Business Insider México.

«Esto es importante porque ayuda a dar el punto de la película y establecer su verdad; pero más importante aún es que ayuda a mostrar el proceso de la ciencia y cómo funciona», agrega.

Don't Look Up
Jannifer Lawrence, Leondardo DiCaprio y Timothée Chalamet. Netflix

El proceso científico se encuentra muy presente en «Don’t Look Up» —desde cómo se descubriría un cometa o asteroide y cómo se calcularía su trayectoria, hasta la necesidad de la revisión por pares.

«El proceso de descubrimiento del objeto es bastante realista. Lo que vemos en la película es aproximadamente lo que pasa la mayoría del tiempo: encontramos un objeto basado en su movimiento a través del cielo y usamos lo que aprendemos de ese movimiento para calcular una órbita y descubrir a dónde se dirige», explica Mainzer.

Inmediatamente después de los cálculos, vemos a los protagonistas del filme tratando de comprobar su descubrimiento haciéndolo llegar a otros colegas. «Nuestro primer impulso como científicos es tratar de encontrar a otros científicos. Esto para que revisen nuestro trabajo y ayuden a verificar que es correcto, así como que nos den más observaciones sobre lo que sea que hayamos encontrado. Todo eso es muy realista», puntualiza.

Don't Look Up
Leonardo DiCaprio y Jennifer Lawrence. Netflix

De acuerdo con la NASA, la humanidad necesitaría de al menos cinco años para detener un asteroide asesino. A su vez, si bien cuenta con planes de acción y un telescopio—y hace unas semanas lanzó al espacio su misión DART para ver qué tan efectivamente podría desviar uno— Mainzer explica que para contar la historia de «Don’t Look Up» se tomaron ciertas libertades en favor de una narrativa más fluida.

«Esta película postula el descubrimiento de un objeto muy grande con muy poco tiempo antes de su impacto. En la vida real, nos tomaría mucho tiempo construir una nave espacial [para destruirlo], desafortunadamente», explica.

«Las naves espaciales en las que he trabajado tardan años en ser construidas, no es algo que pueda hacerse en un mes o dos. Le dije a Adam si podíamos tener unos cinco años y me dijo ‘¡No! Eso no funciona realmente desde el punto de la historia’. Le dije, ‘bueno, puedes mostrar cinco años de juntas de revisión de diseño y llamadas con contratistas e ingenieros espaciales’, pero al final no accedió. No puedo culparlo por ello; hubiese terminado en una película muy aburrida,» bromea la científica.

Los científicos también son personas

Don't Look Up
Cate Blanchett, Tyler Perry, Leonardo DiCaprio y Jennifer Lawrence. Netflix

Mainzer comenta que otro elemento sumamente importante para ella fue cómo se representaría a los científicos de la película. La experta, como parte del gremio, siente que en las películas o series de televisión, éstos suelen ser presentados como un tipo de broma —o son cómicos o son malvados.

«Don’t Look Up» vira de estos estereotipos para mostrarlos como personas reales —con dudas, miedos y frustraciones— que están tomando las mejores decisiones que pueden con el conocimiento que han adquirido.

«Quería mostrar a los científicos como seres humanos completos; como personas que a veces batallan con la manera de encontrar la mejor manera de transmitir noticias que no son buenas, pero que descubren», explica Mainzer.

«A veces descubrimos cosas que no son buenas noticias y, ¿qué hacemos con esta información como seres humanos, como personas reales y como científicos? Era importante para mi mostrar la cultura de la ciencia y el hecho de que tratamos de revisar el trabajo del otro —el proceso de revisión de pares, que escucharás que se menciona numerosas veces en la película— y eso es muy importante sobre la ciencia», agrega.

La ciencia ficción como un detonante de la curiosidad científica

Amy Mainzer Don't Look Up
La doctora Amy Mainzer en la premiere de Don’t Look Up. Netflix

Mainzer sostiene que tanto películas como series de televisión pueden ser buenas herramientas para despertar al científico que llevamos dentro.

«Las películas son un medio fantástico para aprender ciencia, y también la televisión. Amo las películas y la ciencia ficción. De niña, cuando empezaba a interesarme por la ciencia, una de las mejores maneras en las que pensaría sobre la ciencia sería viendo películas de ciencia ficción, porque no conocía a otros científicos en mi vida cotidiana», platica.

«Conocerlos a través de la ciencia ficción fue muy importante; fue una manera de conectar con la cultura científica, incluso si yo personalmente no podía ser parte de ella en ese momento», agrega.

Para Mainzer, la ciencia ficción tiene «una gran habilidad para ayudarnos a visualizar futuros posibles, para que podamos extrapolar mentalmente estos escenarios y explorarlos sin que tengamos que vivirlos. Y esta película es un escenario posible que, por supuesto, nos gustaría evitar», enfatiza.

Además, para la científica, más allá de la ciencia está el hecho de que las películas son simplemente divertidas. «Hay muchas producciones que no tienen veracidad científica, pero que la ciencia no sea 100% exacta no significa que no pueda disfrutarse. Soy una gran fan de las películas tipo B de ciencia ficción; hay muchas de esas y son geniales. Las amo a todas, aunque sean tontas», agrega.

‘Don’t Look Up’ busca transmitir el mensaje de que la ciencia puede empoderarnos como especie

El elenco de «Don’t Look Up». Netflix

Además de fungir como una advertencia sobre los peligros de ignorar a los expertos sobre las amenazas que acechan a la humanidad, Mainzer ve a «Don’t Look Up» como una buena manera de acercar las maravillas de la ciencia a la audiencia.

«Realmente espero que la tendencia de involucrar más a la ciencia en películas y series de televisión continúe porque, desde mi perspectiva, la ciencia está repleta de historias interesantes y maravillosas que están esperando a ser contadas, y puedes transmitirlas a través de una buena narrativa y eso ayuda a las personas a interactuar con el material», dice la experta. «Y también es simplemente divertido; ayudar a la gente a compartir la parte alegre de la ciencia así como la que no es tanto. Ayuda a traer a la gente al proceso de la ciencia y estar más involucrada en ella», explica.

Sobre lo que espera que las personas saquen de esta película, Mainzer platica que su deseo es que les ayude a ver la ciencia como una herramienta útil que todos podemos portar por el bien de la especie.

«Mi esperanza para esta película es que la gente salga de verla y les haga reír, pero también les haga pensar. En nuestra vida diaria, es muy importante que tomemos decisiones basadas en la ciencia, porque la ciencia es lo que nos está pasando en el mundo; son las leyes de la física. Espero que la gente salga sintiendo que están empoderados a usar las herramientas de la ciencia ellos mismos y que, de hacerlo, sepan que podemos evitar algunos de los peores escenarios para una amplia variedad de temas diferentes», concluyó.

«Don’t Look Up» tendrá un estreno limitado y cines y comenzará a transmitirse en Netflix el 24 de diciembre. Puedes ver el trailer aquí:

AHORA LEE: ¿Podría existir el Rey de los Monstruos? Esta es la ciencia detrás de Godzilla

TAMBIÉN LEE: Estrellas de la muerte, sables de luz y droides; así funcionaría la ciencia de Star Wars en el mundo real

Descubre más historias en Business Insider México

Síguenos en FacebookInstagramLinkedInTwitter y Youtube

AHORA VE: