• La depresión se puede manifestar en diferentes maneras. Es peligrosa porque cualquiera la puede padecer y suele ser difícil de identificar.
  • Sin embargo, es la principal causa de discapacidad a nivel mundial, de acuerdo con la OMS.
  • Combatir sus propios síntomas de depresión fue lo que motivó a Andrea Campos Guerra, CEO de Yana, a crear una aplicación que le ayudara a salir de sus episodios con este trastorno.
  • La joven de 27 años comenzó a trabajar en la construcción de la app como un proyecto escolar en 2016.

La depresión se puede manifestar en diferentes maneras. Es peligrosa porque cualquiera la puede padecer y suele ser difícil de identificar. Sin embargo, es la principal causa de discapacidad a nivel mundial, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Combatir sus propios síntomas de depresión fue lo que motivó a Andrea Campos Guerra, CEO de Yana, a crear una aplicación que le ayudara a salir de sus episodios con este trastorno. La joven de 27 años comenzó a trabajar en la construcción de la app como un proyecto escolar en 2016. Para diciembre del año pasado resultó como una de las tres ganadoras del premio Globant Awards 2020: Women that Build Edition.

Campos Guerra ganó en la categoría Rising Star por dirigir la creación de Yana. Esta app, disponible en Android y iOS, es un chatbot —agente de conversión automática— para apoyar a las personas con depresión o ansiedad. Su estrategia de atención está basada en la terapia cognitivo-conductual.

“Tuve un episodio de depresión cuando estaba estudiando programación. Entonces, encontré un tipo de terapia que se llama cognitivo-conductual, en la que se basa la aplicación. Vi que los patrones de la terapia se podían automatizar”, cuenta sobre su desarrollo.

Tomar la depresión de frente

La programadora ya estaba familiarizada con este padecimiento. En entrevista para Business Insider México, Campos dijo que ha tenido diferentes episodios desde los ocho años. Para ella, emprender fue un resultado adicional a la creación de la aplicación, pues cuando tuvo la idea solo era para consumo personal.

“Quería la aplicación para mi siguiente episodio de depresión, que sabía que iba a llegar en algún momento. Pero al platicar con otras personas me di cuenta que había un problema muy grande con la depresión y que había muy pocas soluciones”, dijo.

Buscó aplicaciones para tratar la depresión en las tiendas digitales. Lo más cercano que encontró entonces fueron foros de apoyo. Como parte de un proyecto escolar, Campos comenzó a desarrollar la idea y entrevistó a psicólogos para lograr el respaldo terapéutico.

Además, contactó a la Cofepris y descubrió que no había herramientas de este tipo que estuvieran reguladas por este organismo. Así, no requirió de ningún permiso en especial. Luego de cuatro años de trabajo, Yana salió al público el año pasado, justo cuando el gobierno decretó el semáforo rojo en la Ciudad de México por primera vez.

Una aplicación para tratar la depresión

Ayudándose a sí misma, Campos encontró el camino para ayudar a otros.  Al cierre de 2020, con apenas nueve meses de su lanzamiento, Yana tenía más de 1.6 millones de descargas. El 70% de sus usuarios son mujeres y se concentran en México, pero va sumando usuarios en otros países de Latinoamérica.

Más de 300 millones de personas en todo el mundo padecen depresión. En su peor forma, este trastorno mental puede llevar al suicidio, que es la segunda causa de muerte entre las personas de 15 a 29 años, según datos de la OMS.

Como una herramienta para descubrir si padeces depresión o ansiedad, la app se vuelve un acompañante virtual para salir de esa zona oscura que es este trastorno mental.

“Tiene muchas funcionalidades que son gratuitas; por otras pagas una suscripción mensual, semestral o anual, esta tiene 50% de descuento. Cuando la gente entra en la aplicación tiene una experiencia conversacional con un chatbot que puede ayudarte a medir síntomas de depresión o ansiedad cada 14 días”, dijo Campos.

Con base en el tipo de terapia que eligió la CEO para esta app, los usuarios pueden tener diferentes tareas a completar en relación al nivel de depresión que detecte la plataforma.

“Cuando estás en una depresión severa no quieres hacer absolutamente nada y pequeñas acciones como tiende tu cama, llama a un amigo, pasear a tu perro, son las que te van sacando poco a poco de un estado de depresión”, señaló la programadora.

Una de sus funciones favoritas es el “baúl de la gratitud”. En él, los usuarios pueden escribir todas las cosas por las que estás agradecido en su día a día.

Una solución en forma de app para cuidar tu salud mental

Para echar a andar a Yana como un negocio, Campos dejó en manos de sus socios la parte de programación; y ella se encargó de delinear la aplicación para tratar la depresión como un producto. Con un donativo inicial de 200,000 pesos comenzaron los trabajos de crecimiento y desarrollo del producto mínimo viable.

Después de un año, Campos y su equipo levantaron recursos con un inversionista ángel y recientemente obtuvo más apoyo. Los montos no los reveló, pero las nuevas inversiones demuestran el interés por las aplicaciones de salud mental, que se ha visto impactada por la pandemia de Covid-19.

Con esta crisis de salud, muchas personas están experimentando duelos. Estos no solo se refieren a la muerte de un ser querido sino a la pérdida de rutinas y proyectos.

“La salud mental es un hábito que se construye todos los días, no nada más cuando me siento mal”, dice Campos sobre la nueva pandemia de depresión que estima, acompaña a la de Covid-19.

AHORA LEE: Cómo los hábitos en las redes sociales pueden contribuir a la depresión y 4 formas de solucionarlo

TAMBIÉN LEE: Cómo aumentar tus niveles de dopamina para sentirte mejor

Descubre más historias en Business Insider México

Síguenos en FacebookInstagramTwitter y LinkedIn