• Tesla está haciendo un seguimiento de la asistencia de sus empleados, controlando la frecuencia con la que utilizan sus tarjetas para entrar en el recinto.
  • El fabricante de automóviles envió correos electrónicos a trabajadores que no han "checado" lo suficiente.
  • Esto es lo que ocurre en una de las empresas lideradas por Elon Musk.
  • ¿Ya conoces nuestra cuenta en Instagram? Síguenos.

Tesla está controlando la asistencia en sus oficinas, según una filtración de un trabajador de la compañía.

Este martes, el empleado en cuestión publicó una captura de pantalla en Blind de un correo electrónico automatizado de Tesla.

En el correo electrónico se notificaba a la persona que no había utilizado su tarjeta de identificación para entrar en las instalaciones de Tesla en al menos 16 días durante el último mes. 

La autenticidad del mensaje fue corroborada por un empleado de Tesla a Business Insider. Pero el fabricante de coches no ha respondido a la solicitud de comentarios sobre la noticia. 

«Esta es una notificación automática», decía el correo electrónico. 

«Has recibido este mensaje porque no hay registro de que hayas usado tu credencial para entrar en las instalaciones de Tesla en al menos 16 días durante el periodo de 30 días que terminó el 28 de junio», continúa. 

«Como recordatorio, se espera que todos los empleados estén de vuelta en la oficina a tiempo completo. Somos conscientes de que hay varias razones por las que no habrías podido entrar con tu credencial, como por enfermedad, vacaciones o viajes de negocios. Sea cual sea el caso, te rogamos que aclares el motivo de tu ausencia con tu superior vía email, poniendo en copia a absence@tesla.com».

Políticas contra los empleados de Tesla

Otra publicación en Blind sobre Tesla señala que la nueva política podría ser un elemento disuasorio para los trabajadores. 

«Esto no me parece bien», escribía la persona. «No puedo expresar con palabras por qué me molesta, pero se siente como un exceso. Es un control. Es una falta de respeto». 

Blind es un foro anónimo para que los empleados discutan asuntos de la empresa.

La plataforma verifica la identidad de los usuarios a través de los correos electrónicos de su empresa. Ninguno de ellos han querido responder a una solicitud de comentarios a tiempo para la publicación de este artículo.

Elon Musk, CEO de Tesla, ya había lanzado un ultimátum a sus trabajadores a finales de mayo. 

«Si quieren trabajar a distancia tienen que pasar, como mínimo, 40 horas semanales en la oficina o irse de (la empresa)», mostraba la captura de un correo electrónico a la que Musk respondió públicamente. 

El multimillonario dijo que la medida forma parte de un esfuerzo por promover la igualdad entre los trabajadores de la fábrica —que tuvieron que trabajar de forma presencial durante toda la pandemia— y los ejecutivos.

Problema en la empresa

Este lunes, The Information reveló que los empleados de Tesla estaban teniendo problemas para encontrar espacio en los escritorios y plazas de aparcamiento en la fábrica de Fremont, coincidiendo con la decisión de Musk de hacer volver a una plantilla de casi 100,000 personas a la oficina. 

Por esta razón, algunos de los mandos intermedios recomendaron a los trabajadores que acudieran menos de cinco días a la semana debido a la falta de espacio, un conflicto directo con el mandato de Musk.

Tesla no es la primera que empieza a hacer un seguimiento de las entradas y salidas de sus empleados. 

En abril, Business Insider fue el primero en notificar que JPMorgan había empezado a vigilar la asistencia a las oficinas mediante «cuadros de mando» e «informes».

La empresa utilizó los datos para hacer cumplir las normas de presencialidad, incluso con llamadas y correos electrónicos de los gerentes a los empleados que no estaban cumpliendo con las directrices.

En ese momento, varios empleados reconocieron que la nueva política les había llevado a buscar trabajo en otros lugares.

Los empleados de Tesla podrían tener una reacción similar. A principios de este mes, los reclutadores de las principales empresas, incluyendo Amazon y Microsoft, empezaron a buscar trabajadores de Tesla en LinkedIn que podrían ser reacios al edicto de Musk de volver a la oficina. 

La nueva política de Tesla coincide también con las declaraciones de Musk de eliminar alrededor de 10% de los trabajadores asalariados por preocupación por el futuro de la economía estadounidense. 

Y los despidos ya empezaron.

AHORA LEE: Especialistas comparten 3 lecciones para que las empresas logren mayor diversidad e inclusión

TAMBIÉN LEE: Trabajar desde casa puede «frenarte» para obtener un ascenso —los jefes pueden solucionarlo con estas medidas

Descubre más historias en Business Insider México

Síguenos en FacebookInstagramLinkedInTikTokTwitter y Youtube

AHORA VE: