• El uso de fuegos artificiales o pirotecnia durante las celebraciones generan concentraciones importantes de partículas suspendidas que superan el rango permitido por las normas oficiales.
  • Además, la pirotecnia también genera contaminación acústica, afectando principalmente a bebés, niños y mascotas.
  • La contaminación en interiores se ha convertido en un problema mundial de salud pública, la OMS apunta que cada año, hay 3.8 millones de muertes prematuras asociadas a la contaminación en interiores.

Septiembre en México es sinónimo de fiestas patrias y tradición. Durante los días 15 y 16, millones de personas celebran el Día de la Independencia con gastronomía típica, decoración, iluminado de espacios públicos y fuegos artificiales. Este último factor es de los más vistosos en los festejos; sin embargo, también tiene su lado negativo, ya que la pirotecnia es un agente importante de contaminación en el aire.

Y lo que se puede considerar un pequeño y explosivo gusto de algunos segundos, dejan tras de sí algunos elementos perjudiciales para el ambiente y la salud de muchos seres vivos, dichos elementos pueden ser partículas metálicas, toxinas, humo y productos químicos potencialmente dañinos que permanecen en el aire una vez que termina el espectáculo.

El uso de fuegos artificiales durante las celebraciones generan concentraciones importantes de partículas suspendidas que pueden llegar a superar hasta 10 veces el rango permitido por las normas oficiales.

Pero no solo eso, hablando de la contaminación acústica, la Organización Mundial de la Salud estima que el límite recomendable de sonido apto para la salud auditiva de los humanos es de 65 decibelios; sin embargo, en el momento en que un cohete o petardo estalla, el sonido puede alcanzar hasta los 190 decibelios, un número tres veces más fuerte que el que el odio de un adulto puede soportar, ya que los bebés son mucho más vulnerables y están expuestos a lesiones auditivas.

Por otro lado, están las mascotas, quienes cada año deben soportar el terrible ruido de las explosiones de la pirotecnia. De acuerdo con la asoación, Ecologistas en Acción, el fuerte estruendo les provoca una reacción de pánico y angustia, que se traduce en taquicardia, jadeos, dificultad para respirar, temblores y, a veces, en muerte.

Una explosión de gases tóxicos que afecta tu salud y la de tu familia

Los espectáculos pirotécnicos generan tres tipos de contaminantes: el perclorato, agente oxidante que se utiliza para lanzar el cohete; los metales pesados que van en la bomba explosiva y producen la coloración del estallido; y los aerosoles sólidos, que se originan después de la explosión.

Los contaminantes de la pirotecnia, formados por compuestos orgánicos volátiles (COV) y gases tienen el potencial de quedarse mucho tiempo en el ambiente que respiramos, haciendo que el aire del exterior sea peligroso detalla la Secretaría del Medio Ambiente.

Además, estos gases se vuelven particularmente peligrosos para aquellas personas con algún compromiso en su sistema respiratorio, como asma u otras enfermedades pulmonares. Y lo que resulta alarmante es que, parte de esta contaminación del aire puede llegar a los rincones del hogar.

“A menudo nos referimos a la contaminación del aire exterior cuando experimentamos un día con smog en una ciudad poblada o que tengamos alergias estacionales que se manifiestan en ciertas épocas del año. Pero lo que no consideramos tanto es la contaminación del aire a menudo invisible que tenemos en nuestros propios hogares” comentó Robin Leveque, líder analista de datos en Dyson, compañía de tecnología global que ha lanzado el purificador de aire Pure Hot + Cool.

La contaminación se extiende hasta el aire dentro de tu casa

La contaminación en interiores se ha convertido en un problema mundial de salud pública. La Organización Mundial de la Salud (OMS) apunta que cada año, hay 3.8 millones de muertes prematuras por enfermedades no transmisibles, como accidente cerebrovascular, cardiopatía isquémica, neumopatía obstructiva crónica o cáncer de pulmón, se atribuyen a exposición al aire contaminado de interiores.

Sumado a la polución formada por agentes externos, el ambiente dentro de casa aumenta por el uso de artículos cotidianos que contaminan el aire que respiramos; entre estos artículos se encuentran las estufas de gas, laca para el cabello, velas aromáticas e incluso artículos de limpieza.

Protégete

Actualmente, la arquitectura y la construcción han avanzado en la creación de casas que ayudan a mantener fuera la contaminación del exterior; sin embargo, aún existen oportunidades para que el aire de fuera, potencialmente dañino, se abra paso al interior.

Es ahí donde la tecnología ha apoyado en muchas partes del mundo, pues existen en el mercado dispositivos purificadores, como los que ha desarrollado Dyson, que eliminan partículas dañinas en el ambiente de casa.

Finalmente, Ecologistas en Acción recomiendan otras alternativas a la pirotecnia, los cuales no son pejudiciales para la salud de tu familia ni de tus mascotas, por ejemplo: los fuegos artificiales silenciosos o espectáculos de luz láser y sonido moderado.

AHORA LEE: Además del café y los refrescos de cola, estos 5 productos también están incorporando cafeína a tu cuerpo

TAMBIÉN LEE: Bebí agua caliente con limón todas las mañanas durante un mes y ahora no quiero parar

Descubre más historias en Business Insider México

Síguenos en FacebookInstagramTwitter y LinkedIn