• Lo escuchamos mucho m√°s que antes: falta de equidad, el famoso techo de cristal, pero hablarlo no hace que la realidad cambie, hay que actuar y seguir impulsando el cambio.
  • Pero el reto no es sencillo. Las mujeres han sido uno de los sectores m√°s golpeados por la pandemia del coronavirus en muchas √°reas de su vida, incluyendo el trabajo.
  • De acuerdo con el estudio ‚ÄúLo que los empleados quieren‚ÄĚ, realizado por ManpowerGroup, trabajar desde casa para las mujeres podr√≠a acelerar la desigualdad al reducir las oportunidades de establecer contactos cara a cara.

A pesar de que hoy se habla, casi en cualquier foro, de la equidad, del famoso techo de cristal, y de la falta de liderazgos femeninos o lo complicado que es para las mujeres llegar a puestos directivos, la realidad no ha cambiado: faltan oportunidades para ellas, para nosotras.

Por eso es indispensable seguir hablando del tema, aunque existan dudas al respecto.

Adriana Franco, vicepresidente de WICT Mujeres en Medios México, asegura que es en el liderazgo y en los puestos de alta dirección es donde se necesita que exista más participación de la mujer, ese será el principio del cambio.

Pero el reto no es sencillo. Las mujeres se han visto desproporcionadamente afectadas por la pandemia del coronavirus en muchas √°reas de su vida, una de ellas el trabajo.

Y es que de acuerdo con el estudio ‚ÄúLo que los empleados quieren‚ÄĚ, realizado por ManpowerGroup, trabajar desde casa para las mujeres podr√≠a acelerar la desigualdad al reducir las oportunidades de establecer contactos cara a cara.

Y con ello, borrar el avance que ya se hab√≠a experimentado a lo largo de los a√Īos.

El liderazgo femenino, ¬Ņdebe ser igual que el masculino?

De acuerdo con Adriana Franco, el hombre ha sido víctima del sistema actual. Por ello, es momento de cambiar los paradigmas que impiden a las mujeres crecer profesionalmente y a los hombres, ejercer su paternidad.

Asegura que estamos en un punto de inflexión que permitirá ejercer un nuevo liderazgo, con nuevas fortalezas, y parea ejercerlo hay algunos mitos que derribar:

1. El liderazgo femenino debe ser igual al masculino

El liderazgo de la mujer no debe ser similar o igual de un hombre, este debe ser incluyente, y con las mejores fortalezas de las mujeres.

‚ÄúCada uno, incluso entre las mismas mujeres, el liderazgo es diferente¬Ľ, dice Adriana Franco.

2. El liderazgo debe ser duro

El liderazgo que más se reconoce hoy es el duro, donde se ejerce la autoridad de facto, en donde pocas veces se escucha la opinión de los equipos, simplemente se pide que se cumpla con lo solicitado.

3. El liderazgo es uno solo, el mismo para todos los equipos

La experiencia nos ha ense√Īado que el liderazgo no es homog√©neo.

Hoy las mujeres saben que la forma en que lo ejercerán estará basado en sus características propias, en su esencia, y también en las de su equipo.

AHORA LEE: 4 consejos de la exprimer ministra brit√°nica Theresa May para mujeres en puestos de liderazgo

TAMBI√ČN LEE: El sector servicios no logra recuperarse en la era Covid-19 y eso afecta el regreso de las mujeres al mercado laboral

Descubre m√°s historias en Business Insider M√©xico

S√≠guenos en FacebookInstagramLinkedIn y Twitter