• Para un malestar estomacal que implica diarrea o vómitos, debe comenzar bebiendo líquidos claros.
  • Las especias como el jengibre o la manzanilla pueden aliviar las molestias estomacales.
  • Y para alimentos fáciles de digerir que son suaves para el estómago, prueba frutas como los plátanos y carbohidratos simples como galletas saladas y arroz blanco.
  • Este artículo fue revisado médicamente por el doctor Rudolph Bedford, un gastroenterólogo del Centro de Salud Providence Saint John en Santa Mónica, California.

La mayoría de nosotros hemos experimentado un dolor de estómago, ya sea por intoxicación alimentaria, un virus estomacal o una afección médica como el síndrome del intestino irritable.

Un dolor de estómago no solo viene con sensación de náuseas, puede incluir otros síntomas como diarrea, calambres y vómitos. Pero dependiendo de lo que comas, puedes ayudar o empeorar esos síntomas.

Si bien tener malestar estomacal puede ser doloroso e incómodo, generalmente puedes tratarlo tú mismo en casa. Aquí hay algunas pautas sobre qué alimentos son los mejores para curar un dolor de estómago.

Si tienes vómito o diarrea, comienza con líquidos claros

Los líquidos claros son las cosas más fáciles de digerir para el cuerpo porque no dejan ningún residuo no digerido en los intestinos. Además, son una manera fácil de mantenerse hidratado si experimentas pérdida de líquido por diarrea o vómitos.

Para que algo cuente como un líquido claro, puede tener color, pero debes poder ver a través de él.

Algunos líquidos claros que puedes probar son:

  • Caldo claro (evita las sopas a base de crema)
  • Refrescos claros tipo seltzer
  • Jugo de manzana o uva diluido
  • Una bebida de sal electrolítica como Pedialyte
  • Tés de hierbas como la menta y la manzanilla, que también pueden calmar las náuseas.

Otras opciones más sólidas que son buenas para el estómago son:

  • Gelatina
  • Paletas sin leche o pulpa de fruta

Puedes comenzar comiendo o bebiendo lentamente pequeñas cantidades de líquidos claros. A medida que los síntomas mejoren y puedas mantener los alimentos, puedes aumentar gradualmente la cantidad.

Ten en cuenta que no debes seguir la dieta de líquidos claros durante más de unos pocos días, ya que no proporciona suficientes calorías o nutrientes. Si aún vomitas, debes consultar a tu médico.

Prueba especias como el jengibre para aliviar los síntomas

El jengibre se ha utilizado durante siglos para tratar problemas digestivos, y funciona especialmente bien para aliviar las náuseas y los vómitos. Algunos estudios incluso sugieren que el jengibre puede funcionar tan bien como un medicamento recetado contra las náuseas.

Puedes encontrar cápsulas de jengibre en las tiendas que venden suplementos herbales. La mayoría de los estudios clínicos usan entre 250 y 500 mg de jengibre para controlar las náuseas. También puedes comprar té de jengibre o agregar rodajas de raíz de jengibre al agua hirviendo para hacer tu propio té de jengibre.

La manzanilla es otro remedio natural para los síntomas del norovirus. Se ha demostrado que la manzanilla reduce los vómitos, pero no funciona tan bien como el jengibre para controlar las náuseas.

Apégate a carbohidratos simples como el arroz blanco y las galletas saladas

Si no tienes vómito o diarrea grave, no necesariamente necesitas una dieta líquida, pero aún debes buscar alimentos fáciles de digerir. Esto significa que querrás comer alimentos bajos en fibra, ya que la fibra puede empeorar la diarrea y las náuseas.

Hay dos tipos de fibra:

  1. Fibra soluble. Este tipo de fibra incluye alimentos como avena, frijoles y zanahorias. La fibra soluble no es una buena opción para un malestar estomacal porque hace que tu estómago se vacíe más lentamente.
  2. Fibra insoluble. Esto incluye harina de trigo integral, nueces y papas. Es mejor evitar la fibra insoluble cuando te duele el estómago, ya que puede empeorar la diarrea.

Los granos integrales, como la avena y el arroz integral, generalmente son excelentes para la salud porque contienen ambos tipos de fibra. Sin embargo, esto no es lo que quieres cuando intentas aliviar un malestar estomacal.

«Los carbohidratos refinados simples como el arroz blanco, el pan blanco o las galletas saladas a menudo son mejor tolerados» por el tracto digestivo, dice Smith. Esto se debe a que los granos refinados son bajos en fibra y pasan más rápidamente a través del tracto digestivo. Esto significa que los granos refinados no se sentarán en el estómago durante largos períodos de tiempo, lo que puede provocar náuseas.

Algunos ejemplos de carbohidratos simples que puedes comer con malestar estomacal son:

  • Pasta
  • Pan blanco
  • Galletas saladas

Agrega una fruta fácil de digerir como los plátanos

Los carbohidratos simples son fáciles de digerir, pero no proporcionan las vitaminas y minerales que tu cuerpo necesitará para sanar de un malestar estomacal. Agregar fruta a tu dieta puede ser una excelente opción para obtener más nutrientes.

Al elegir las frutas, es mejor seguir con las opciones bajas en fibra, ya que la fibra ralentiza tu proceso digestivo y deja residuos en tu tracto digestivo, lo que puede irritar los intestinos y empeorar la diarrea. Las cáscaras y semillas en la fruta generalmente contienen la mayor cantidad de fibra.

Smith recomienda elegir frutas peladas o sin piel, como un plátano o puré de manzana. «Por lo general, son más fáciles de digerir y ofrecen amplias vitaminas y minerales», dice Smith.

Los plátanos en particular pueden ser una buena opción, ya que son ricos en potasio y la diarrea puede hacer que pierdas potasio.

Come comidas pequeñas

Cuando tienes dolor de estómago, debes evitar comer comidas abundantes. «Por lo general, las comidas pequeñas y frecuentes se toleran mejor con malestar estomacal», dice Kristen Smith, dietista y portavoz de la Academia de Nutrición y Dietética. Esto se debe a que las comidas pequeñas se vacían más rápidamente del estómago: cuando los alimentos se quedan en el estómago demasiado tiempo, es más probable que tenga náuseas.

También es posible que desees reducir mucho la cantidad que comes en general. Puede ser útil comer aproximadamente la mitad de los alimentos que normalmente comería, y comer a menudo durante todo el día hasta que comiences a sentirte mejor, dice Smith.

«Escucha las señales de su estómago y hambre para ayudar a determinar la cantidad de alimentos que puedes tolerar individualmente», dice Smith.

Evita los alimentos fritos y lácteos hasta que estés completamente curado.

Cuando comienzas a sentirte mejor por un malestar estomacal y quieres expandir tu dieta, hay ciertos alimentos que debes evitar hasta que estés completamente curado.

«Los alimentos ricos en lácteos y fritos son definitivamente grupos de alimentos que debes evitar cuando experimentas molestias estomacales», dice Smith. Esto se debe a que estos generalmente tienen un alto contenido de grasa, lo que puede retrasar el vaciado del estómago.

Cuando su estómago se vacía lentamente, es más probable que tenga síntomas como náuseas y dolor de estómago.

Si sientes malestar estomacal, ten cuidado con lo que comes y bebes y asegúrate de escuchar las señales de hambre de tu cuerpo.

«No te preocupes si tu consumo de alimentos disminuye durante unos días», dice Smith, «sin embargo, debes buscar la orientación de un médico si notas que estás comiendo cantidades significativamente menores de alimentos durante más de una semana».

AHORA LEE: Sí, el té de manzanilla te da sueño: así es como puede ayudarte a dormir

TAMBIÉN LEE: 5 recomendaciones para conciliar el sueño, si ya has intentado todo y no encuentras cómo dormir rápido

Descubre más historias en Business Insider México

Síguenos en FacebookInstagram y Twitter.