• El desarrollo profesional de la mujer requiere cambios en la forma de reclutar, integrar y fomentar el talento femenino en las empresas.
  • Santiago Garc√≠a, director de la Red Women Intel, comparte su perspectiva sobre los desaf√≠os asociados a romper con sesgos impl√≠citos sobre la mujer.
  • Apenas 9% de las principales 100 empresas tecnol√≥gicas en M√©xico cuenta con una directora ejecutiva.

2019 fue un a√Īo clave para Santiago Garc√≠a. Despu√©s de 15 a√Īos en diversos roles en Intel ‚ÄĒentre esos el de voluntariado para impulsar la presencia de las mujeres en la industria de la tecnolog√≠a‚Äď, una colega le sugiri√≥ postularse para dirigir la Red Women @ Intel (WIN, por sus siglas en ingl√©s). A trav√©s de esta, la firma realiza actividades para atraer, reclutar, integrar, desarrollar y retener al talento femenino. El grupo tiene su cap√≠tulo para M√©xico. 

Latino y hombre, Santiago tiene un perfil valioso para la direcci√≥n de la red, refiere su equipo cercano. 

El actual director no estaba seguro. ‚ÄúNo me cuadraba, porque era una posici√≥n que siempre ocupan mujeres‚ÄĚ, cuenta. Aunque considerando su experiencia en la industria, el hecho de ser uno de los pocos hombres voluntarios en el programa y conocedor de los alcances y desaf√≠os de esta red de manera global, decidi√≥ aplicar a la entrevista. 

Queda claro que el plan de igualdad en una empresa puede considerarse mera obligaci√≥n formal o convertirse en un instrumento eficaz. As√≠ es como lo observa Santiago; con la responsabilidad de impulsar la promoci√≥n de equipos m√°s equilibrados desde la perspectiva de g√©nero en la organizaci√≥n. Hoy, la firma tiene 51% de mujeres en su oficina en Ciudad de M√©xico y 20% en el Center Design que tienen en Guadalajara, Jalisco.  

Desde la √≥ptica de liderazgo y negocios, de las 100 principales empresas tecnol√≥gicas, solo 20% tienen una mujer como fundadora; apenas 9% cuenta con una directora ejecutiva, seg√ļn se indica en el estudio ¬ęEl futuro es diverso: Mujeres en la industria tecnol√≥gica en M√©xico¬Ľ, realizado por Laboratoria. 

El director de WIN quiere cambiar esa realidad y poner en el foco de la acción a América Latina

‚ÄúSi seguimos siendo los mismos en la mesa de decisiones (refiere sobre los hombres), al final puede ser que demos resultados; pero no mejoraremos en la propuesta de valor que damos al mercado. Ser inclusivo es lo que el cliente y los equipos exigen‚ÄĚ, comparte con Business Insider M√©xico. 

‚ÄúMi labor, el core de mis acciones‚ÄĚ, dice Santiago es entender c√≥mo empujar a otros hombres a que no tengan miedo del cambio; que entiendan que hay mujeres altamente preparadas cuyas carreras pueden ser acortadas por una cultura inflexible.

Asegura que el costo de no cambiar es alto, desde lo m√°s obvio, como desaprovechar el potencial de las mujeres y quedarse rezagado como compa√Ī√≠a. Agrega que la industria de la tecnolog√≠a tiene la oportunidad de impulsar y de compartir con otros sectores oportunidades inexploradas con respecto al desarrollo de las mujeres. 

‚ÄúNo quiero, ni que otros hombres, nos quedemos fuera de esta transformaci√≥n, sin aportar lo necesario para reconocer ese talento‚ÄĚ, menciona.

Elegir los momentos clave 

‚ÄúLas medidas de trabajo tienen que relacionarse con los momentos de la verdad‚ÄĚ, dice el director, es decir, con los puntos clave que afectan la carrera profesional de una mujer, como los modelos de desarrollo profesional y las promociones.

Lo primero con que se top√≥ Santiago en su cargo es responder al cuestionamiento ¬Ņqu√© quieren lograr en cuanto inclusi√≥n? Para responder y dar un ‚Äėnorte‚Äô a su trabajo, se ha dedicado a se√Īalar que WIN es una iniciativa estrat√©gica para el desarrollo del negocio; esta demanda la participaci√≥n de m√°s hombres apoyando a mujeres en su desarrollo. 

Esto incluye crear y participar en pol√≠ticas de reclutamiento inclusivo,  donde cada gerente y empleado tiene que entender c√≥mo realizar preguntas orientadas a g√©nero y qu√© lenguaje utilizar, por ejemplo.  ‚ÄúNo es f√°cil ser un entrevistador inclusivo, porque no se trabaja con disciplina en ello‚ÄĚ, menciona. 

Para derribar las barreras y acelerar el cambio, la firma tecnol√≥gica, mediante su red, trabaja actualmente en una guia de lenguaje inclusivo que solo estaba en el idioma ingl√©s. ‚ÄúCuando est√°s en una organizaci√≥n que cruza tantas regiones geogr√°ficas, raza, sexo, ideolog√≠as, hay que ser muy cuidadoso con no ofender y dar el respeto  merecido. Esto empieza con el lenguaje‚ÄĚ, explica. 

Otras acciones se centran en evitar los sesgos impl√≠citos. Santiago las define as√≠: ‚Äúmuchas ocasiones se presupone que la mujer, por problemas familiares, no va a poder trasladarse a otro lugar, asumir nuevas responsabilidades o tener las habilidades de liderazgo necesarias, a pesar de que sus evaluaciones son positivas y de alto nivel‚ÄĚ. 

Los talleres, las pl√°ticas y los mentoreos de liderazgo son herramientas implementadas en WIN para trabajar en erradicar estos sesgos y que las mujeres entienden c√≥mo autogestionar su desarrollo. 

La perspectiva del hombre sobre las habilidades en mujeres

‚ÄúSuelen estar m√°s preparadas y son muy exigentes con su trabajo y su desarrollo‚ÄĚ, comenta Santiago Garc√≠a. 

Esto, sin embargo, puede ser un ‚Äėarma de dos filos‚Äô -seg√ļn observa el director. ‚ÄúAlgo que repito a las mujeres -con frecuencia- es que no necesitan estar tan preparadas. A veces se sienten imperfectas para un puesto y la verdad es que todos aprendemos en el camino‚ÄĚ, ejemplifica. 

Ante los obst√°culos para aprovechar el potencial de las mujeres en la industria tecnol√≥gic ‚ÄĒcomo un sistema de educaci√≥n tradicional, los estereotipos de g√©nero, entre otros‚ÄĒ ‚Äútengo claro que hace falta mucho di√°logo, entrenamiento, figuras de apoyo para cambiar la pir√°mide en la parte m√°s alta de las organizaciones. Esto es un trabajo compartido con m√°s empresas, con otros hombres. Porque si la firma hoy tiene un 18% de mujeres en cargos directivos y el promedio de la industria es el 8%, el asunto es que falta mucho por hacer‚ÄĚ, dice el directivo. 

AHORA LEE: Aunque el s√≠ndrome del impostor puede afectar a cualquier trabajador, las mujeres son m√°s propensas a padecerlo, seg√ļn especialista en temas de inclusi√≥n

TAMBI√ČN LEE: 3 claves para entender la econom√≠a feminista y por qu√© tom√≥ impulso durante la pandemia

Descubre m√°s historias en Business Insider M√©xico

S√≠guenos en FacebookInstagramLinkedIn y Twitter