Roberto B√°ez

Roberto B√°ez

Juego de Percepciones

Esta semana fue muy complicada en el mundo laboral. Los titulares de las noticias de negocios se los llevaron las grandes compa√Ī√≠as, principalmente tecnol√≥gicas, con sus olas de despidos masivos.

No es para menos, ver a los gigantes de las redes sociales tosiendo en el √ļltimo trimestre, despu√©s de que todo el a√Īo el fantasma de una recesi√≥n econ√≥mica nos ha perseguido, pone a temblar a otras empresas con ese famoso refr√°n que dice: ‚ÄúCuando veas las barbas de tu vecino cortar‚Ķ‚ÄĚ

Por otro lado, para las personas que se encuentran actualmente empleadas, escuchar este tipo de noticias es un recordatorio de que as√≠ es el mundo laboral donde nadie es imprescindible, aunque a veces las empresas hagan sentir lo contrario. Es crudo, pero es real. 

Adem√°s del evidente impacto en las personas que pierden su empleo, estas situaciones son un golpe para la reputaci√≥n de la empresa. Si bien ya est√°n pasando por un momento complicado econ√≥micamente, tener que reducir plantillas demuestra hacia el exterior con sus grupos de inter√©s, que algo no anda bien, y es aqu√≠ donde la manera de comunicar juega un papel crucial. 

Malas noticias

A las empresas les encantar√≠a estar comunicando buenas noticias todo el tiempo, n√ļmeros felices que ayuden a reforzar la confianza de los stakeholders y sean la base de un clima laboral con certidumbre. Desafortunadamente no siempre puede ser as√≠ y es el momento de enfrentar la situaci√≥n de la mejor manera posible.

Comunicar un despido nunca es f√°cil, comunicar miles de ellos en un solo anuncio es todo un reto. En los √ļltimos a√Īos se ha hablado mucho de tratar de buscar la humanizaci√≥n de las empresas, sobre todo durante la pandemia en la que tuvieron que dar muestras de solidez y resiliencia pero, ¬Ņc√≥mo decirle a alguien de la mejor manera posible que es su √ļltimo d√≠a de trabajo?

Si han seguido esta columna quincenal, notar√°n que una de mis palabras favoritas es ‚Äúempat√≠a‚ÄĚ, la uso frecuentemente al referirme a las caracter√≠sticas de una comunicaci√≥n efectiva. El problema es que a veces se nos olvida que el mundo ser√≠a mejor si trat√°ramos de ser un poco m√°s emp√°ticos en nuestra manera de conducirnos y en la comunicaci√≥n.

¬ŅC√≥mo les digo?

Las razones que propician un despido pueden ser variadas, pero hablando en el caso de estos grandes recortes que vimos esta semana, el punto aqu√≠ no es si fueron adecuados o no ‚ÄĒ esas son decisiones de negocios que requieren otro tipo de an√°lisis ‚ÄĒ, sino la manera en la que fueron comunicados. Tomemos como ejemplo los casos que causaron revuelo esta semana. 

Si introduces las palabras ‚ÄúElon Musk despidos Twitter‚ÄĚ en un buscador, te arrojar√° cientos de noticias de lo ocurrido en estos d√≠as en esa empresa, con actualizaciones y distintos √°ngulos que extienden la percepci√≥n negativa de lo que est√° pasando. Desde el pesado clima laboral y los despidos por regiones, incluyendo el equipo de M√©xico, hasta las demandas masivas, las noticias corrieron toda la semana. ¬ŅAlguien not√≥ un destello de empat√≠a en los hechos narrados por estas notas?

Esta misma semana, Meta anunció planes para despedir al 13% de su fuerza laboral. El anuncio a los empleados fue hecho por el mismo Mark Zuckerberg a través de un video donde explica las razones y se dice triste por la decisión. Incluso hubo algunas voces de empleados que decían respetan la transparencia y responsabilidad del CEO de la empresa.

Otro caso sonado fue el anuncio de Beat global, que inform√≥ el cierre de sus mercados en Am√©rica Latina. Aqu√≠ en Business Insider se report√≥ una conversaci√≥n con una persona empleada de Beat M√©xico que fue despedida, en ella mencionaba que ¬ęBeat siempre fue una empresa humana y no dej√≥ de hacerlo hasta el √ļltimo momento. La calidez y la cercan√≠a siguen estando presentes en estos momentos de crisis para quienes perdimos nuestro empleo‚ÄĚ. Dentro de lo malo, la opini√≥n del ex empleado suena bien para la empresa. 

¬ŅEl mismo resultado?

Tampoco se trata de enga√Īarnos, te lo digan bonito o feo, un despido es una situaci√≥n que tiene un fuerte impacto en las personas, desde los econ√≥mico hasta lo emocional. El resultado final no cambia, desafortunadamente hay mucha gente que perdi√≥ su empleo esta semana.

Pero para las empresas, las formas definitivamente s√≠ pueden alterar el resultado en cuanto a reputaci√≥n corporativa. La ola de mala publicidad, que adem√°s se sigue alimentando con las demandas y declaraciones de ex empleados molestos, repercute en la moral del equipo, por ende en el desempe√Īo y ni que decir del impacto en el mercado financiero. 

Por otro lado, el valor de una marca empleadora s√≥lida que maneja con dignidad temas tan delicados, marca una diferencia en la atracci√≥n y retenci√≥n de talento, un reto al que se enfrentan las empresas hoy en d√≠a. No solo las compa√Ī√≠as piden referencias de los candidatos, el talento tambi√©n investiga c√≥mo se comporta su futuro empleador.

Esperemos que en breve se detenga esta ola de despidos y que las personas que hoy se encuentran desempleadas, puedan encontrar un sitio de trabajo de pronto. Mientras tanto, cada quien desde la posición en la que estemos, tratemos de practicar la empatía, es el primer paso para ayudar a que las cosas mejoren.

despidos | Business Insider Mexico

Las opiniones publicadas en esta columna son responsabilidad del autor y no representan ninguna posición por parte de Business Insider México.

Descubre m√°s historias en Business Insider M√©xico

S√≠guenos en Facebook , InstagramTwitter y LinkedIn

Consulta a m√°s columnistas en nuestra secci√≥n de Opini√≥n