• Durante un Gran Premio de la F1, las escuderías realizan tres prácticas libres.
  • Las sesiones de entrenamiento sirven para familiarizarse con la pista, afinar los autos y armar estrategias para la carrera.
  • Sin embargo, en cada una de ellas se realizan diferentes tareas.
  • ¿Ya conoces nuestra cuenta en Instagram? Síguenos.

Aunque las carreras de la Fórmula 1 (F1) se corren en domingo, la actividad de un Gran Premio dura todo el fin de semana.

La primera vez que los monoplazas tienen acción en la pista es el viernes, con dos sesiones de entrenamiento llamadas “prácticas libres”, que en la jerga del automovilismo suele abreviarse como “FP” y el número de la sesión (por ejemplo, FP1, FP2). Además, el sábado hay una tercera antes de la sesión de clasificación.

Aunque en un inicio tenían una duración de 90 minutos, actualmente solo duran 60 minutos cada una. Las escuderías no se juegan puntos para el Campeonato del Mundo ni posiciones en la parrilla de salida de la carrera, pero su importancia está en que puedan familiarizarse con la pista, afinar sus autos y armar estrategias para la carrera.

De acuerdo con Red Bull Racing, normalmente hay un intervalo de dos horas y media entre el final de la FP1 y el comienzo de la FP2. El sábado, la F1 tiene programada una tercera práctica libre, que también dura 60 minutos y termina dos horas antes de la clasificación.

¿Qué se hace en las prácticas libres?

Sí, aunque hay tres prácticas libres en un fin de semana de F1, en cada una de ellas se realizan diferentes actividades:

FP1: se hacen más pruebas

Red Bull Racing explicó en un artículo que en esta práctica libre se hacen pruebas aerodinámicas, se prueban nuevas piezas y se trabaja en el equilibrio general del monoplaza.

Es la sesión menos vital de las tres, por lo que en algunos Grandes Premios los equipos permiten que los pilotos titulares sean substituidos por jóvenes atletas de otras categorías.

En 2022, la F1 incluso implemento una nueva regla que obliga a las 10 escuderías a ceder dos FP1 al año para dar la oportunidad a novatos y desarrollar sus habilidades. Algunos de los pilotos que se han beneficiados son Nyck De Vries, Liam Lawson, Alex Palou y el mexicano Pato O’Ward, que tendrá su debut en Abu Dabi.

Las escuderías tienen prohibido hacer pruebas con sus monoplazas tras finalizar la pretemporada, por lo que esta práctica libre es fundamental para saber qué funciona y qué no.

También se intercambian piezas para recolectar datos y analizarlos, por lo que los monoplazas pueden pasar largos periodos en el garaje en lugar de la pista.

Asimismo, la FP1 sirve para que las escuderías marquen su configuración. Antes de llegar al circuito, desarrollan escenarios en simuladores, que terminan por afinarse al conocer la temperatura específica, la dirección en el viento o qué tan desgastado está el asfalto de la pista.

FP2: se hacen simulaciones de clasificación y carrera

Esta es la práctica libre que más se enfoca en la preparación de la clasificación y la carrera. Entre el descanso de una sesión a otra, los ingenieros tienen sesiones informativas y los mecánicos realizan inspecciones y cambios en la configuración.

Su horario es muy similar al que tienen la clasificación y la carrera, por lo que las escuderías pueden ver cuál es el comportamiento de los neumáticos en función de la temperatura de la pista.

En este espacio se suele entrenar con los dos compuestos de neumáticos que planean usar durante la carrera, ya que durante el fin de semana tienen acceso a tres: duro, medio o blando (sin contar las dos alternativas en caso de lluvia).

En la primera mitad de la sesión se realizan simulacros de clasificación. Se carga poco combustible para que el auto sea más ligero y se utilizan neumáticos blandos, que garantiza un mejor agarre en la pista. Aquí es cuando finalmente se puede ver el ritmo y el potencial que cada uno tiene para el fin de semana.

En la segunda mitad, los taques de combustible se llenan por completo, lo que agrega 100 kilogramos. Con este panorama es que se evalúan escenarios de la primera mitad de la carrera del domingo.

La variación de pruebas que cada equipo puede hacer es muy amplia, por lo que deben aprovechar sus dos monoplazas al máximo.

FP3: afinar los detalles para la acción

En la noche, se analizan datos en la pista y en el cuartel general de los equipos. En el garaje se desmontan los coches, para luego volver a montarse e instalar la caja de cambios de la carrera.

Según Red Bull Racing, una caja de cambios debe durar seis pruebas, pero no es obligatorio usarlas en las sesiones de entrenamiento. Para evitar su desgaste, se montan repuestos.

También se desmontan los sensores, las cámaras y el resto del equipo que sirve para recolectar información de los autos.

A diferencia de las otras prácticas libres, esta se utiliza para confirmar las decisiones tomadas a partir de la actividad del viernes. El tiempo en pista les ayudará a asegurarse que tomaron las decisiones correctas, como el neumático ideal para la clasificación.

Al terminar, los monoplazas vuelven al garage para las inspecciones, mientras que los ingenieros y pilotos tienen otra sesión informativa.

AHORA LEE: 5 cosas que no sabías sobre los pilotos de la F1

TAMBIÉN LEE: Por qué es importante hablar sobre la salud mental en la F1, de acuerdo con el piloto Lando Norris

Descubre más historias en Business Insider México

Síguenos en Facebook, Instagram, Twitter, LinkedIn, YouTube y TikTok

AHORA VE: