• Los eventos culturales no solo tienen un impacto positivo en la esfera social y recreativa de la poblaci√≥n, sino que inciden en la econom√≠a.
  • El creciente acceso a la tecnolog√≠a ha tra√≠do consigo oportunidades innovadoras para que los festivales ampl√≠en su alcance y su grado de influencia en lo medioambiental.
  • Los festivales son tambi√©n plataformas de comunicaci√≥n, compromiso y desarrollo de las econom√≠as.
  • ¬ŅYa conoces nuestra cuenta de Instagram? S√≠guenos.

Los festivales culturales y artísticos, conocidos por celebrar la creatividad y conectar a las comunidades, se enfrentan al reto de comprometerse también con el desarrollo sostenible en sus regiones y más allá.

Con el apoyo de algunas iniciativas, los organizadores de festivales de varios países de América Latina han tenido la oportunidad de transformar sus prácticas, reducir el impacto ambiental y crear un futuro más sostenible.

Históricamente los eventos culturales no solo tienen un impacto positivo en la esfera social y recreativa de la población, sino que inciden en la economía, no solo de aquellos que participan directamente, sino de las comunidades en las que se llevan a cabo. 

Por ejemplo Manaos, en Brasil, ilustra el poder transformador de los festivales. En el pasado, esta ciudad desarrollada por la explotación del caucho, se enfrentó a un declive económico cuando esa industria se debilitó.

Tras la revitalizaci√≥n del Festival de √ďpera del Amazonas, el municipio recuper√≥ su vitalidad cultural, atrajo turistas y gener√≥ m√°s de 570 puestos de trabajo. Por eso es considerado un caso de √©xito sobre c√≥mo los festivales pueden revitalizar zonas urbanas, estimular al turismo y a la econom√≠a.

Es de destacar que la experiencia de los carnavales y festivales, también sufre una profunda transformación en la esfera digital.

Festivales y oportunidades innovadoras

El creciente acceso a la tecnología ha traído consigo oportunidades innovadoras para que estos eventos amplíen sus niveles de alcance y su grado de influencia, lo que debe explorarse positivamente en beneficio de la sociedad, implicando a millones de personas en torno a retos sin precedentes, tales como el que hoy enfrentamos a nivel medioambiental.

Para que el impacto positivo de los eventos culturales sea total, es necesaria la creación de nuevas prácticas para que se produzca de forma sostenible.

Dicha idea ha dejado de ser solo teórica, y por fortuna, la creación de diversos mecanismos sostenibles en varios eventos a nivel mundial demuestra la genuina preocupación por la situación ambiental y que la oportunidad de cambio es real. Veamos algunos buenos ejemplos.

En Estados Unidos, se llev√≥ a cabo un estudio sobre el Festival de M√ļsica y Artes del Valle de Coachella, el cual revel√≥ que 80% de las emisiones de carbono asociadas a los festivales de m√ļsica proceden del desplazamiento del p√ļblico, lo que permitir√° tomar medidas al respecto.

En tanto en México, festivales como el Corona Capital lograron certificaciones de eventos sostenibles, mientras que en Brasil, la edición de 2023 de Lollapalooza supuso la eliminación correcta de más de 352.000 artículos de plástico, lo que demuestra un compromiso real con la reducción de residuos.

Desarrollo sostenible

Asimismo, una colaboraci√≥n entre los festivales de m√ļsica Bahidor√°, en M√©xico, y Glastonbury, en el Reino Unido, dio lugar a la creaci√≥n de Re:Set Gallery, una una plataforma virtual que ofrece la oportunidad de compartir experiencias y pr√°cticas sostenibles, fomentando cambios positivos en todo el ecosistema cultural y art√≠stico.

De esta manera observamos que, mucho más allá del aspecto cultural, los festivales son también plataformas de comunicación, compromiso y desarrollo de las economías.

El compromiso del p√ļblico, as√≠ como el manejo adecuado del desplazamiento de personas y de residuos son aspectos centrales a considerar para que el segmento cultural tambi√©n se fortalezca como un motor capaz de impulsar la adopci√≥n de soluciones sostenibles, convirtiendo a todos los implicados en pioneros de la promoci√≥n del desarrollo sostenible.

Al respecto de lo anterior, surge tambi√©n como una interesante iniciativa del British Council, el programa Cultura Circular, el cual se define como un fondo global que cada a√Īo entrega entre $220 mil a $441 mil pesos mexicanos a desarrolladores de eventos culturales para lograr generar acciones que hagan de los eventos masivos actividades m√°s sustentables.

Si bien es cierto que existen diversas áreas de oportunidad, hacer más sustentable a la cultura también es una gran manera de ayudar a la sociedad a avanzar hacia la transformación medioambiental.

Esto convierte a los eventos en agentes de cambio positivo, y le da la oportunidad a los organizadores de festivales de ser l√≠deres en el tema de sostenibilidad, inspirando al p√ļblico, influyendo en m√°s sectores y desarrollando un movimiento cada vez m√°s amplio hacia un mundo m√°s ecol√≥gico y consciente.

* Isabel Gil es Directora de Artes del British Council para M√©xico. Con 13 a√Īos de experiencia ha trabajado en las industrias creativas, el emprendimiento, el urbanismo cultural, la educaci√≥n, as√≠ como la gesti√≥n y producci√≥n de proyectos, tanto en el sector privado como en el p√ļblico.

Las opiniones publicadas en esta columna son responsabilidad del autor y no representan ninguna posición por parte de Business Insider México.

AHORA LEE: ‚ÄúEmpieza por acciones peque√Īas‚ÄĚ: El secreto de Groupe Rocher para la sustentabilidad

TAMBI√ČN LEE: 3 consejos para que tu empresa tenga estrategias de sostenibilidad y sustentabilidad

Descubre m√°s historias en Business Insider M√©xico

Síguenos en Facebook, Google News, Instagram, LinkedIn, TikTok, Threads, Twitter y YouTube

AHORA ESCUCHA:

AHORA VE: