• Fabricar un coche produce alrededor de 5.6 toneladas de CO2 mientras que el turismo produce unas 3,000 millones de toneladas m√©tricas de emisiones.
  • Muchos piensan que la movilidad verde es cara debido a los precios de los autos h√≠bridos y el√©ctricos.
  • Pero los autom√≥viles convencionales tambi√©n pueden ayudar a que la industria automotriz se vuelva sostenible.
  • ¬ŅYa conoces nuestra cuenta de Instagram? S√≠guenos.

Decir que la industria del autom√≥vil tiene un problema de sostenibilidad es quedarse corto. El simple hecho de fabricar un coche produce alrededor de 5.6 toneladas de CO2 y, en promedio, el de turismo produce aproximadamente 3,000 millones de toneladas m√©tricas de emisiones de di√≥xido de carbono a nivel mundial.

La opci√≥n natural para muchos a la hora de elegir ser ‚Äúm√°s verdes‚ÄĚ es la compra de veh√≠culos el√©ctricos (EV por sus siglas en ingl√©s). Sin embargo, dado que los coches h√≠bridos son alrededor de 20% m√°s caros que sus hom√≥logos de gasolina, existe la percepci√≥n de que las opciones m√°s ecol√≥gicas en la industria automovil√≠stica son siempre la opci√≥n m√°s cara.

Sin embargo, los veh√≠culos el√©ctricos no son la √ļnica opci√≥n para quienes buscan ser m√°s ecol√≥gicos en el mundo del autom√≥vil, y estas alternativas podr√≠an acabar ahorrando dinero tanto a los talleres como a los consumidores. 

A medida que nos adentramos en el camino hacia un futuro m√°s sostenible, hay que desmentir la vieja suposici√≥n de que elegir la opci√≥n ecol√≥gica significa inevitablemente abrir m√°s la cartera. 

Reparar antes de sustituir

Esta cuesti√≥n gira en torno al debate entre reparar o sustituir las piezas del veh√≠culo. Tradicionalmente, optar por la sustituci√≥n parec√≠a la decisi√≥n m√°s sencilla: una pieza nueva para empezar de cero. Sin embargo, este planteamiento no es el m√°s rentable ni el m√°s respetuoso con el medio ambiente. 

En muchos casos, como ocurre en el caso de la fascia o del limpiaparabrisas, la reparaci√≥n funciona mucho mejor, garantizando una segunda vida a la pieza y concediendo una segunda oportunidad de vida a art√≠culos que, de otro modo, podr√≠an acabar en un vertedero de basura. 

Adem√°s de ser m√°s respetuoso con el medio ambiente, estudios han descubierto que optar por la reparaci√≥n puede ahorrar a los consumidores alrededor de 55,000 pesos al a√Īo, lo que la convierte en la opci√≥n m√°s ecol√≥gica y barata.

La perspectiva del taller 

En este sentido, los talleres tienen un gran papel que desempe√Īar para animar a los clientes a cambiar el antiguo paradigma y optar por reparar cuando sea necesario. 

Pero para ello, los talleres y los técnicos deben disponer de las herramientas y los conocimientos adecuados para poder diagnosticar si una pieza puede repararse, especialmente en casos complejos y cuando la sustitución suele ser la opción más fácil y práctica.

Los talleres deberían ver en este cambio de mentalidad hacia la reparación una oportunidad de oro. Los que pasen de sustituir piezas a repararlas se adelantarán a los consumidores que buscan opciones más sostenibles y eficientes en costo, lo que les proporcionará una ventaja competitiva. La reparación de piezas también abre nuevas oportunidades de formación para los talleres, lo que significa que pueden modernizarse y aprender nuevas habilidades.

Al dominar el arte de la reparaci√≥n, los talleres pueden ahorrar dinero. En √ļltima instancia, este cambio supone un ahorro tanto para el consumidor como para el taller. 

Los talleres no están solos en esto. Existe tecnología que puede ayudarles a diagnosticar si es posible reparar piezas complejas. Esto permite a los técnicos evaluar con rapidez y precisión los vehículos y tomar decisiones.

Integrar a todos los jugadores, incluyendo aseguradoras

Las aseguradoras son otra pieza clave en este ciclo de la cadena automovil√≠stica y de movilidad, y se encuentran hoy en una encrucijada √ļnica de retos y modernizaci√≥n. Para dar una referencia m√°s concreta, estudios recientes demuestran que si las aseguradoras aumentaran en dos puntos porcentuales al a√Īo el porcentaje de reparaciones frente al de sustituciones en toda Europa, podr√≠an evitarse casi 30,000 toneladas de emisiones de CO2. 

La buena noticia es que se est√°n produciendo cambios en el sector de los seguros para cambiar la percepci√≥n de las piezas de autom√≥vil reparadas. Las recientes hojas de ruta sobre cambio clim√°tico de los Organismos y Asociaciones de Seguros a nivel Nacional e Internacional animan a las aseguradoras a reutilizar, reparar y reciclar las piezas rotas en los siniestros de autom√≥viles. Tambi√©n sugiere a los propietarios que cambien a un modelo el√©ctrico despu√©s de que su coche haya sido dado de baja, en lugar de sustituirlo por otro igual. 

En México estamos ante un momento clave, y estoy seguro de que en el futuro cercano podremos observar aseguradoras que ofrecerán incentivos a los consumidores por elegir la opción más sostenible, generando un ganar-ganar que además permita centrarse en ahorrar dinero y ayudar al planeta al mismo tiempo.

Todo regresa al consumidor

A medida que más conductores optan por la sostenibilidad (64% quiere que su próximo coche sea ecológico), ofrecer servicios que se ajusten a estas preferencias sin duda atraerá clientes y fomentará un futuro respetuoso con el medio ambiente de forma consistente.

El sector automotriz es uno muy competitivo, en el que talleres y aseguradoras compiten en todos los aspectos: desde el precio, hasta en la experiencia del cliente. Esto significa que las empresas tienen que buscar formas de diferenciarse, de innovar y mantener una reputación. Aquí la sostenibilidad se perfila como el factor diferenciador por excelencia para tener una base de clientes fieles, puesto que hoy los consumidores buscan empresas que priorizan activamente la sostenibilidad.

De cara al futuro, es importante saber que a√ļn queda mucho por hacer para redefinir la sostenibilidad de los sectores automotriz y de seguros de manera conjunta, empezando por ser creativos para evitar repetir antiguas pr√°cticas. De hecho, ser ecol√≥gico no siempre significa ser m√°s caro; puede ser el catalizador de un futuro m√°s rentable, fiel y competitivo.


* Jaime Silvela es director de Desarrollo de Negocios Globales en Solera y responsable de liderar el despliegue e implementaci√≥n de la estrategia de Inteligencia Artificial (IA) en Espa√Īa, Portugal y Latinoam√©rica.

Las opiniones publicadas en esta columna son responsabilidad del autor y no representan ninguna posición por parte de Business Insider México.

Descubre m√°s historias en Business Insider M√©xico

S√≠guenos en FacebookInstagram
TikTokThreadsTwitter y YouTube

Consulta a m√°s columnistas en nuestra secci√≥n de Opini√≥n