• La nueva película de Christopher Nolan, Oppenheimer, estrena este jueves en los cines de México. 
  • El director platicó con Insider sobre por qué los finales de sus películas son tan importantes a la hora de escribir sus guiones. 
  • También compartió por qué decidió incluir una escena de sexo en Oppenheimer, algo que nunca antes había hecho en sus cintas. 
  • ¿Ya conoces nuestra cuenta en Threads? Síguenos.

Una película de Christopher Nolan no es más que ambiciosa. Desde Memento hasta Inception y Dunkirk, sus cintas han ampliado los límites de la narración mientras ofrecen imágenes inolvidables y asombrosas. 

Aunque Nolan no pudo resistir probar el género de los superhéroes cuando revivió la franquicia de Batman con la trilogía The Dark Knight, su carrera posterior al «Caballero de la Noche» lo ha convertido en algo aún más raro en el panorama actual de Hollywood adicto a la propiedad intelectual: un éxito en la taquilla de autor.

En su última película, Oppenheimer —sobre el padre de la bomba atómica, J. Robert Oppenheimer (Cillian Murphy)—, Nolan se desafía una vez más a sí mismo, trayendo sus florituras alucinantes características a algo más cercano a una película biográfica. 

También es la primera vez que tiene escenas de sexo en una de sus cintas. Estas son explosivas por derecho propio. Todo lo convierte en una epopeya llena de tensión y suspenso: propiedades clásicas de Nolan, pero imbuidas de novedad. Este es Oppenheimer, y Nolan, como nunca antes lo habías visto.

Insider habló con Christopher Nolan sobre por qué decidió contar la historia de Oppenheimer, sus pensamientos sobre «Barbenheimer» y por qué el final de Inception aún lo deleita.

La última vez que hablamos fue por Dunkirk, y dijiste que te encanta hacer «narraciones agresivas a escala humana». Sentí eso con Oppenheimer, pero también sentí que hay elecciones que hiciste con esta película que son diferentes a las demás y sorprenderán al público. ¿Querías darle una sorpresa a los cinéfilos con esta historia?

Bueno, creo que la bola curva podría ser una manera de verlo. La simple verdad es que, en cuanto a la historia de Oppenheimer, nunca me había encontrado con una historia tan dramática como la de J. Robert Oppenheimer, su participación en el Proyecto Manhattan y luego en todo lo que sucedió después. 

Realmente es una historia que es más extraña que la ficción. Creo que tiene más suspenso y es más impredecible que cualquier cosa que pueda imaginar.

Así que estaba muy emocionado de poner a la audiencia en su cabeza y llevarlos a través de su historia desde su punto de vista. Luego quería hacer que la audiencia llegara a algún tipo de comprensión del hombre, en lugar de juzgarlo. Sin embargo, también quería obtener una gran experiencia. Su vida es un viaje bastante salvaje.

Oppenheimer
Universal

Supongo que la mejor manera de describir esto es como una película biográfica tuya. ¿Qué aprendiste al hacer una cinta bélica como Dunkirk que quizás te preparó para contar la historia de la vida de una persona real?

La diferencia con Dunkirk es que estaba viendo un conjunto de eventos de la vida real que conocía e investigaba y trataba de descubrir: ¿cuál es el camino hacia la historia? 

En ese caso, decidí usar personajes ficticios para ilustrar la verdad histórica de las situaciones. Con Oppenheimer, fue un enfoque muy diferente. 

Realmente se trataba de mirar al hombre mismo, la historia por la que pasó, las situaciones paradójicas, los dilemas éticos a los que se enfrentó y las elecciones que hizo. Decir: «Está bien, ¿cómo puedo hacer que eso sea accesible para una audiencia? ¿Cómo puedo involucrarlos en el drama, la emoción de su vida?»

Así que es la perspectiva de un individuo de la vida real la que te lleva a través de este cambio increíblemente importante que está ocurriendo en el mundo. Tal vez el cambio más importante que jamás haya ocurrido en el mundo. Y él estaba en el centro de todo.

¿Encontraste limitaciones al contar una historia sobre personas reales y eventos reales vs hacer un trabajo ficticio?

Creo que normalmente, al tratar con eventos de la vida real, encontrarías todo tipo de restricciones en la construcción del drama, el equilibrio del drama y la tensión. Sin embargo, ese no es el caso con la historia de Oppenheimer. 

Déjame darte un pequeño ejemplo. Está el incidente en el que trató de envenenar a su tutor en Cambridge. Ese tutor más tarde se convierte en una de las primeras personas en escribir y cuestionar la narrativa oficial del razonamiento detrás del lanzamiento de la bomba atómica. 

Ahora, como guionista, eso parecería demasiado fantasioso. Nunca escribirías eso, pero esa es la verdad. Y la historia de Oppenheimer está llena de ese tipo de desarrollos y relaciones extraordinariamente dramáticos.

Realmente, era una cuestión de qué omitir, porque las cosas que dejé fuera de la historia de Oppenheimer son cosas que alimentarán otras películas. Es una vida extraordinaria. 

Estaba trabajando en American Prometheus, tiene más de 700 páginas. Está bellamente contado. Así que tuve que escoger y elegir mucho y tratar de llegar a la esencia de lo que me emocionaba de su historia. 

Oppenheimer
Melinda Sue Gordon/Universal

La mayor revelación para mí en esta película fue que Oppenheimer era un mujeriego. Eso te abrió la puerta para hacer algo que nunca antes habías hecho en tus películas: escenas de sexo. ¿Por qué esa elección para esta cinta?

Bueno, cuando miras la vida de Oppenheimer y su historia, ese aspecto de su vida, el de su sexualidad, su manera de relacionarse con las mujeres, el encanto que emanaba, es una parte esencial de su historia. 

Su relación muy intensa con Jean Tatlock (Florence Pugh) es una de las cosas más importantes de su vida. Pero no menos importante por el hecho de que Jean Tatlock era muy explícitamente comunista. Por lo tanto, su obsesión por ella tuvo enormes ramificaciones para su vida posterior y su destino final. 

Así que se sintió muy importante entender su relación y realmente ver dentro de ella y lo que la hizo funcionar sin ser tímido o alusivo al respecto. Tratamos de ser íntimos, de estar allí con él y comprender completamente la relación que era tan importante para él. 

A través de la escritura de esas escenas, el rodaje y la edición, ¿alguna vez te pusiste nervioso si el público te aceptaba haciendo escenas de sexo?

Quiero decir, creo que cada vez que te desafías a ti mismo a trabajar en áreas en las que no has trabajado antes, debes estar apropiadamente nervioso y apropiadamente cuidadoso, planificado y preparado. 

Tuve mucha suerte de trabajar con solo un par de actores que están en la cima absoluta de su juego. He trabajado con Cillian durante 20 años y es uno de los grandes. Tenemos una facilidad cómoda con la comunicación. 

Y luego, trabajando por primera vez con Florence Pugh, alguien con quien quería trabajar, me reuní con ella e inmediatamente sentí una conexión creativa. Sentí que es alguien que podría dar vida a Jean Tatlock y hacer que la audiencia comprendiera el significado de esta figura en la vida de Oppenheimer. Fue fantástico trabajar con ella. 

Eso ayudó enormemente, tener sólo dos grandes profesionales respetuosos, pero con un enorme talento, espontaneidad y verdad emocional. Eso es todo lo que realmente puedes pedir como director y hace que mi trabajo sea mucho más fácil. 

Así que déjame preguntarte sobre Barbie. Primero, ¿has visto Barbie?

No. 

Esta es mi teoría del asunto de «Barbenheimer»: es estrictamente una mezquindad de Warner Bros, el estudio detrás de Barbie, por dejar el estudio de la manera en la que lo hiciste. ¿Crees que la razón por la que Barbie nunca cambió su fecha de estreno y ambas películas tienen que luchar el mismo fin de semana es porque Warner Bros. busca venganza?

[Risas] Ahora, debes saber que no voy a responder esa pregunta, solo para decir que aquellos que se preocupan por la experiencia cinematográfica, hemos estado esperando un mercado lleno de gente con muchas películas diferentes. 

Eso es lo que tienen los cines ahora, y aquellos que nos preocupamos por las películas estamos encantados con eso.

Tus finales son tan memorables. ¿Tienes un final específico de alguna de tus películas que se destaque para ti?

Para ser honesto, es difícil destacar uno porque los finales son muy, muy importantes para mí. No me comprometo completamente con una cinta a menos que sepa a dónde va y cómo voy a terminarla. 

Ciertamente, desde el punto de vista de la audiencia, en términos de sentarte con una multitud y experimentar el final de la película, Inception fue un tipo de final único. 

Si me colara en la parte de atrás de un cine cuando se está proyectando y llegábamos al final, había una especie de jadeo tremendo, gemidos, frustraciones. Era una mezcla increíble y sentiría que necesito hacerlo. Salir de ahí antes de que alguien se dé cuenta de que estaba allí [risas]. 

Así que ese fue un final bastante notable para sentarse con el público a lo largo de los años. Sin embargo, destacar una más allá de eso es como preguntar cuál de las películas es mi favorita y eso ciertamente no es algo que esté calificado para decir. 

Inception
Warner Bros.

Entonces, ¿descubriste el final de Inception antes de descubrir el resto de la película?

Decir eso no es del todo exacto, pero ciertamente, cuando planeo un proyecto, cuando empiezo a escribir, paso meses escribiendo notas y pensando en el tema antes de estar realmente listo para comenzar el el guion.

Ciertamente siempre he sentido que con las películas es muy importante conocer el destino final antes de comprometerse realmente con el proyecto.

Para mí, como guionista y director, el compromiso es realmente insistir en el primer borrador del guion y poner todos los meses y meses de trabajo necesarios para ello. 

Puedo ir por cierto camino, puedo tener un concepto o un conjunto de ideas, pero hasta que sepa a dónde va, no siento que pueda comprometerme completamente con ese proyecto y llevarlo adelante. 

No quiero que arruines el final de Oppenheimer, pero dijiste que el final se siente como una película de terror, y sentí eso al verlo. ¿Por qué seguir este camino al cerrar la película?

No sé si realmente puedo hablar sobre el final todavía. Ni siquiera desde el punto de vista de los spoilers, pero no sé si estoy listo para hablar de eso.

El final fue una de las primeras cosas que se definió para mí en cómo iba a escribir el guion y todo en la película se basa en eso. Tengo constancia de que digo que veo a Oppenheimer como la persona más importante que jamás haya existido, y ese final pretende reflejar eso. 

Es una persona cuyas acciones cambiaron el mundo irrevocablemente. Nos guste o no, vivimos en su mundo y siempre lo haremos. Y el final está diseñado para reflejar eso y dejarlo claro para la gente. 

Esta entrevista fue condensada y editada para tener mayor claridad.


AHORA LEE: Los influencers se han convertido en el arma secreta de Hollywood —y los estudios gastan mucho dinero para hacerlos felices

TAMBIÉN LEE: La industria cinematográfica contamina incluso más que los hoteles pero esta empresa busca mitigar los daños

Descubre más historias en Business Insider México

Síguenos en Facebook, Instagram, Twitter, LinkedIn, YouTube, TikTok, Google News y Threads

AHORA ESCUCHA:

AHORA VE: