• Falta un mes para el Super Bowl LVII, que se celebrará en el State Farm Stadium de Glendale, Arizona.
  • Según Despegar, un mexicano podría gastar hasta 150,000 pesos para ir al Super Bowl este año.
  • Esta tarifa incluye hospedaje, vuelos, renta de un auto y los boletos para el partido, pero no los alimentos.
  • ¿Ya conoces nuestra cuenta en Instagram? Síguenos.

Falta un mes exactamente para que se juegue el partido de futbol americano más importante del año: el Super Bowl LVII; y aunque todavía falta que se dispute la postemporada para saber quiénes se enfrentarán en ese duelo, hay aficionados que no quieren perdérselo.

Este 2023, el Super Bowl se jugará en la casa de los Cardinals de Arizona, el State Farm Stadium ubicado en la ciudad de Glendale.

Despegar compartió con Business Insider México un análisis que realizó para saber cuánto costaría asistir al próximo Súper Tazón desde la CDMX.

De acuerdo con la empresa de viajes, un mexicano pagaría aproximadamente 150,000 pesos, que se desprende de la siguiente manera:

37,794 pesos de hospedaje

hoteles
Pexels

Esto incluye dos noches en un hotel de tres estrellas ubicado a 7.1 kilómetros del Farm Stadium

10,721 pesos de vuelos

aviones Super Bowl
Pexels

La cotización incluye el vuelo redondo de la CDMX con escala a Dallas, Texas, para luego viajar a Tucson, Arizona.

6,426 pesos para la renta de un auto

rentar carro
Pexels

La renta del auto es por tres días y está pensada para el traslado de Tucson a Glendale

Entre 116,531 y 388,399 pesos por los boletos para el Super Bowl LVII

El costo de los boletos, como en cualquier otro evento, depende de la zona de preferencia.

La tarifa no contempla cuánto te puedes gastar en comida

comida Super Bowl LVII
Cortesía: State Farm Stadium

Algo que cualquier viajero debe tomar en cuenta es cuánto dinero se va a gastar en el consumo de alimentos y bebidas.

La recomendación de Despegar es buscar un hotel que incluya el desayuno o cuya habitación contemple una cocineta. Sale mucho más barato visitar un super mercado y comprar alimentos, en lugar de ir a restaurantes o locales de comida.

En caso de que se quiera optar por una opción barata, el popular McDonald’s tiene un paquete por 5.99 dólares (113.51 dólares, sin impuestos) que incluye una Big Mac, refresco y papás a la francesa.

Dentro del State Farm Stadium también puedes encontrar una amplia variedad de alimentos y bebidas. Un hot dog jumbo costó 12 dólares (227.38 pesos) en la pasada edición del Super Bowl, de acuerdo con un reporte de USA Today.

En caso de que quieras una cerveza, los precios pueden ir desde los 13 a los 19 dólares (246.33 a 360 pesos); mientras que una botella de agua te podría salir en 5 dólares (94.74 pesos) y un refresco en 6 dólares (113.69 pesos).

AHORA LEE: RANKING: los 32 equipos de la NFL del menos al más valioso este 2022

TAMBIÉN LEE: 49ers: la “familia” de la Bahía de San Francisco que promete ser fiel a México

Descubre más historias en Business Insider México

Síguenos en Facebook, Instagram, Twitter, LinkedIn, YouTube y TikTok

AHORA VE: