• Un hilo en Twitter y un artículo del periodista nativo americano Vicent Schilling arrojaron luz sobre la problemática historia sobre el origen del nombre de los Chiefs de Kansas City. 
  • Schilling escribió que el apodo de los Chiefs vino del exalcalde de Kansas City, Harold Roe Bartle, un hombre blanco que fundó una “falsa tribu india de Boy Scouts” y adoptó el apodo de “Chief” (“jefe” en español) como propio. 
  • Como alcalde, Bartle atrajo a los antiguos texanos de Dallas a Kansas City y presionó para que el equipo fuera nombrado en su honor. 
  • Schilling argumenta que las tradiciones del equipo nunca tuvieron la intención de elevar u honrar a las poblaciones y tribus nativas americanas. 

Meredith Cash

Los Kansas City Chiefs están en el Super Bowl por primera vez en 50 años, pero no todos apoyan al actual campeón de la AFC.

No es un secreto que los Chiefs — así como la franquicia de la NFL en Washington — tienen un controvertido nombre que a menudo se critica por apropiarse de la cultura nativa americana. Un reciente hilo de Twitter del periodista nativo americano Vincent Schilling arrojó luz sobre el problemático origen del apodo de la franquicia de Kansas City.

kansas city chiefs
Mark J. Rebilas/Reuters

De acuerdo con el artículo de Schilling en Indian Country Today, los Chiefs obtuvieron su nombre de un hombre que no era nativo americano. Harold Roe Bartle — un empresario blanco que se convirtió en el alcalde de Kansas City por dos periodos — fue el responsable de que el equipo se mudara a Kansas City y de nombre después de fundar la tribu de Mic-O-Say (una tropa afiliada a los Boy Scouts de América).

Los Boys Scouts declararon que Bartle pasó mucho tiempo con los nativos americanos en sus tierras; así como quería honorar e incorporar sus las tradiciones nativas en los Scouts a través de la fundación de la tribu de Mic-O-Say, que todavía existe en la actualidad.

Sin embargo, Schilling describe al grupo como “una tribu falsa de indios Boy Scouts”. Escribió que según “la legenda tradicional Mic-O-Say”, Bartle “fue incluido en una tribu local del pueblo Arapaho” y “un jefe arapaho le dio el nombre de Lone Bear (Oso solitario en español)”. A partir de ese momento, Bartle fue conocido como el Chief Lone Bear dentro de los círculos de Mic-O-Say; y eventualmente el apodo de “Chief” se hizo popular entre todos los ciudadanos de Kansas City.

Para el final de su gobierno como alcalde a finales de la década de 1950 y principios de 1960, Bartle logró atraer a los entonces texanos de Dallas (del estado de la Estrella Solitaria) a la ciudad de las fuentes. Además, presionó para que el equipo fuera renombrado en honor a su propio apodo. Según un artículo de 2016 de The Kansas City Star, “el apodo ‘Chiefs’ apareció una y otra vez en un concurso para nombrar al equipo”.

Eventualmente, el mánager general del equipo, Jack Steadman, le dijo al dueño: “no hay otro nombre que podamos seleccionar”.

Hasta la fecha, el equipo de NFL de Kansas City mantiene el controversial nombre, con fans mostrando su apoyo al quarterback superestrella Patrick Mahomes y compañía usando vestimenta tradicional de los nativos americanos (como plumas y tocados). Los Chiefs incluso juegan en el Arrowhead Stadium (Estadio Punta de Flecha en español), otro guiño a la cultura nativa americana que no tienen ninguna conexión con el equipo, quién es su propietario o su fundación.

Arrowhead Stadium kansas city chiefs
Denny Medley/Reuters

El Tomahawk chop, una tradición de Kansas City que involucra gesticulaciones del movimiento de un tomahawk, es otro aspecto de la tradición del equipo adoptado de la cultura nativa americana.

Para 2018, múltiples renombradas organizaciones de salud — incluyendo la Robert Wood Johnson Foundation, American Sociological Association y la American Psychological Association — condenaron a los Chiefs y otros equipos deportivos profesionales por el uso de “mascotas racistas”, nombres, imágenes y tradiciones. Las principales organizaciones de nativos americanos denuncian universalmente el nombre del equipo de la NFL con sede en Washington D.C. como un insulto. Aunque el nombre de Kansas City no es una ofensa tan extrema, todavía clasifica como apropiación cultural entre muchos nativos, según el periódico estudiantil de nativos americanos The Indian Leader.

El hilo de Twitter resume el origen de la historia del apodo “Chiefs”, Schilling subrayó el punto de que ninguna de las tradiciones del equipo tuvo la intención de elevar u honrar a las poblaciones y tribus de nativos americanos; y aunque apoya los derechos de los fanáticos de animar a los Chiefs (así como a los jugadores que trabajan incansablemente para lograr sus metas atléticas), insiste en “que no intentes cambiar mi posición; o decirme que no debería ofendido y que debería estar honrado”.

Traducido de: Business Insider.