Ivonne Vargas

Ivonne Vargas

Laberinto Laboral

Hay un refrán que reza lo siguiente: ‘más vale poco y bueno, que mucho y malo’. En términos de generación de empleos esto aplica por el tipo de argumentos que escuchamos del Ejecutivo cada que se habla de la creación de trabajo. 

Al iniciar la presidencia de Andrés Manuel López Obrador, las promesas de campaña pronosticaban un crecimiento sexenal del empleo formal de 8 millones 400,000 nuevos puestos formales, con un promedio de 6.8% de manera mensual.

Esta proyección la realizó de acuerdo con datos del Centro del Estudio del Empleo Formal. Por supuesto, no estamos en esa línea de crecimiento y otro problema importante es relacionar cantidad con calidad. El mandatario se esmera en señalar que hay empleo pero si no se llega a los números es por la pandemia, la subcontratación, las empresas conservadoras y otros tantos ‘peros’. 

La realidad es aunque la tasa de desocupación laboral ha disminuido, ni se han generado los trabajos que mencionó y la calidad de los empleos es muy limitada y así lo demuestran las cifras.   

De acuerdo con un análisis de la firma de empleo ManpowerGroup sobre la última encuesta del Inegi, la población ocupada creció 1.1 millones, de los cuales 900,000 empleados son remunerados y 200,000 trabajando por cuenta propia. 

De los 900,000 remunerados, solo 115,000 se registraron en el IMSS (12%), por lo tanto los otros 785,000 están siendo contratados en esquemas que no pagan seguridad social. Mientras que de los que trabajan por cuenta propia, muchos están honorarios y asimilados que tampoco pagan seguridad social. 

¿Imaginemos lo importante que en esos momentos representa tener un apoyo, aunque menor, en términos de salud? No hablo solo por hoy, en México la modalidad de contratarse de manera formal es casi – y valga mi analogía- como una especie en peligro de extinción. Quienes tiene uno de estos puestos lo cuidan, pero habrá otros tantos millones de personas que nunca han conocido, ni conocerán de qué va el asunto de una prestación social. 

Entonces, ¿podemos hablar de recuperación?

Si es cuestión de cifras, en teoría, en México se tendrían se tendrían que estar creando 100,000 empleos mensuales, para alcanzar una cifra total de 1 millón 200,000 plazas formales. Al registrar estos números, se estaría generado el empleo que existía previo a la pandemia y al inicio del actual sexenio, platica Armando Leñero, presidente del CEEF. 

Si traemos a la mente algunos datos de periodos anteriores, en la etapa de Vicente Fox, caracterizado por su poco impulso al empleo formal, se crearon 1 millón 256,821 empleos, lo que representó un crecimiento de 9.7% en el sexenio, y un alza promedio de 1.6% al año.

Cuando llegó el sexenio de Felipe Calderón, se reportaron 2 millones 313,619 de puestos, equivalente a un aumento de 16.5% durante los seis años, y un crecimiento promedio mensual de 2.76% 

Mientras que en el gobierno de Enrique Peña Nieto, y en buena medida a causa de la Reforma Laboral de 2012, el incremento del empleo quedó en 4 millones 162,990 nuevos empleos formales, con un alza sexenal del 25.5% y un promedio mensual de 4.2%

Si se hubiera dado un crecimiento —como el que anunció el actual mandatario, durante las promesas de campaña—  así irían en promedio las cifras, de acuerdo con proyectos que realizamos en el CEEF.

El detalle es que solo son proyecciones, complejas de concretar con los índices que existen en pobreza laboral, la visualización que hay sobre empleos que pueden pasar a la informalidad con la reforma a la subcontratación, y el costo que implica para las empresas una escasa o nula política de apoyo fiscal.

 Claramente no es fácil pensar que México se solucionará el problema de abrir un trabajo en un esquema que no sea el informal.  Que Andrés Manuel deje de hablar de ‘volumen’ y de reactivación como sinónimo de puestos sin prestaciones, sería un primero paso. El imposible quizá, así que más convendría visualizar qué podemos hacer desde nuestra trinchera para ser ‘apetecibles’ dentro y fuera del mercado laboral en donde hemos crecido, o en el cual planteamos iniciar una carrera.

De esto platicaremos en una siguiente entrega. 

empleos mexico | Business Insider Mexico
Brenda Peralta

Las opiniones publicadas en esta columna son responsabilidad del autor y no representan ninguna posición por parte de Business Insider México.

Descubre más historias en Business Insider México

Síguenos en FacebookLinkedIn, Instagram y Twitter

Consulta a más columnistas en nuestra sección de Opinión