• Putin hizo esperar varias horas al polémico expresentador de Fox News para una entrevista.
  • El mandatario ruso ha hecho lo mismo con Trump, Merkel y el papa Francisco.
  • Los analistas ven este tipo de acciones de Putin como una estrategia para mostrar poder.
  • ¿Ya conoces nuestra cuenta de Threads? Síguenos.

El presidente ruso Vladimir Putin aplicó una de sus clásicas jugadas de poder sobre Tucker Carlson que preparó el escenario para que el polémico y radical expresentador de Fox News fuera arrollado durante una entrevista.

En un clip de reacción posterior a la entrevista, Carlson dijo que Putin llegó «un par de horas tarde» para su entrevista de dos horas con el líder ruso en el Kremlin esta semana.

Hacer esperar a la gente es una táctica que Putin ha utilizado regularmente como una jugada de poder para mostrar dominio sobre sus invitados, incluidos líderes mundiales.

Putin hizo esperar al entonces presidente Donald Trump una hora antes de una cumbre en Helsinki en 2018. Llegó unos 50 minutos tarde para una reunión con el papa Francisco en el Vaticano en 2015, según un reporte de Reuters, y también hizo esperar a la canciller alemana Angela Merkel más de cuatro horas en un almuerzo privado en 2014, según Radio Free Europe.

Carlson fue la última víctima de la jugada de poder de Putin, que al final perdió el control de la entrevista publicada el jueves.

Putin le recetó una clase de historia a Carlson para justificar la invasión a Ucrania

El presentador dijo que Putin «se lanzó a una historia extremadamente detallada que remonta al siglo IX de la formación de Rusia, de las tribus a una nación, y la parte de Ucrania en eso».

En la entrevista, Putin afirmó que no existía tal cosa como una nación ucraniana. Aseguró que los ucranianos eran realmente rusos renombrados por diferentes actores políticos en un intento de socavar la autoridad de Rusia sobre sus fronteras con las naciones europeas, según el Instituto para el Estudio de la Guerra.

Putin «reescribió siglos de historia a este efecto,» dijo el instituto.
Sus respuestas largas «molestaban» a Carlson, quien dijo: «Pensé que estaba haciendo filibusterismo».

Jugada de poder y señal de interés

Jonathan Eyal, un experto en Rusia en el Royal United Services Institute, previamente le dijo a Business Insider que la estrategia de Putin de hacer esperar a la gente indicaba «más o menos cuán seriamente te toma, o cuán complacido está contigo.»

Después de que Trump esperara una hora para encontrarse con el líder ruso, Eyal dijo que tener que esperar solo una hora era una señal de aprobación de Putin: «Creo que esto es un cumplido indirecto.»

The Guardian citó a Lyudmila Putina, la exesposa de Putin, diciendo que su tardanza en sus primeras citas la hacía llorar. Dijo que mientras ella «nunca llegaba tarde», Putin «siempre lo hacía».

«Una hora y media era lo normal. Recuerdo estar parada alrededor en el metro. Los primeros 15 minutos de tardanza están bien; media hora también está bien. Pero cuando pasa una hora, y él aún no está allí, empiezas a llorar», relató.

AHORA LEE: Los rusos se congelan mientras la infraestructura de la era soviética del país se desmorona y Moscú sigue gastando en guerra

TAMBIÉN LEE: Beijing se niega a admitir que la economía China se ha derrumbado

Descubre más historias en Business Insider México

Síguenos en Facebook, Instagram, LinkedIn, TikTok, Threads, Twitter y YouTube

AHORA ESCUCHA:

AHORA VE: