Transcripción

Aunque se desconoce en qué país se originaron los dulces, los primeros indicios de que a los humanos les apetecía este sabor se pueden encontrar en dibujos de cuevas que datan del año 16,000 aC.

Desde entonces los dulces se han transformado y adquirido diferentes formas y sabores, que van desde lo azucarado hasta lo agrio. 

Veamos los diferentes dulces alrededor del mundo.

Creadas en Alemania en 1922, las gomitas de oso podrían ser los dulces más amados del planeta. A la fecha, Haribo produce 100 millones de coloridas gomitas de oso cada día; y mientras Haribo produce gomitas dulces de todas las formas, tamaños y sabores, los sabores de la gomita original frambuesa, naranja, fresa, piña y limón son los clásicos inolvidables.

Hechos con fruta de tejocote, estas hojuelas rosas en forma de disco, vienen en un empaque diseñado para asemejar juegos pirotécnicos chinos; aunque parecen obleas, estos son suaves, dulces y ácidos y pueden servirse con té.

Lucas Salsagheti son hilos de gomita con sabor a sandía, diseñados para parecer un plato de espagueti. Las gomitas vienen con un sobre de salsa sabor tamarindo, que crea una mezcla de sabores dulces, picosos y agrios, que seguramente le darán cosquillas a tu lengua.

Las delicias turcas son dulces suaves hechos de azúcar y fécula de maíz, están cubiertos de azúcar fina para mantener al pegajoso postre sólido y añadirle un sabor dulce extra. Existen de casi cualquier sabor que imagines, desde floral hasta nueces. Solo procura tener cuidado cuando las comas o acabarás con la cara cubierta en azúcar fina. Y sí, son los mismos que aparecen en Las Crónicas de Narnia.

Los holandeses son los mayores consumidores de regaliz en el mundo. Estos bocados de regaliz son de sus favoritos, con forma de las casas a la orilla del canal que cruza Amsterdam. El fuerte olor a regaliz se siente en tu nariz desde que abres la bolsa y el sabor es aún más fuerte. Con una textura suave que se derrite en tu boca.

Los dulces de roca son solo azúcar que fue cristalizada en un hilo, que les da una forma de vara. Estas rocas en particular están infusionadas con azafrán, que les da un color naranja y un aroma y sabor dulce. El dulce puede comerse solo, disolverse en té e incluso utilizarse para cocinar.

Estos tofis de Ucrania están hechos de caramelo suave y están rellenos de varios sabores frutales como chabacano, fresa, mora azul y naranja. Lo pegajoso y agrio del caramelo se derrite con la suave jalea fruta, descubriendo un tofi que no es muy dulce, así que  te garantiza comer más de los que planeaste.

Estas gomitas en forma de corazón contienen un aroma a fresa cremosa que te llevará de vuelta a tu infancia. Su consistencia es menos densa y más suave y su cubierta de azúcar le da la textura correcta.

Si te encanta el plátano, Banankos es el dulce para ti. Estos bocados en forma de plátano tienen un fuerte olor, con relleno esponjoso y cubierta de chocolate. Aunque el relleno parece de malvavisco, es un poco más granulado y denso.

Desde los años 80, ‘Saltwater Taffy’ ha sido un básico estadounidense. Un favorito para comer al caminar. Estos coloridos dulces, hechos de azúcar quemada, extraída cuando se vuelve esponjosa, pegajosa y moldeable, es tan suave que se derrite en tu boca. Vienen en gran variedad de sabores, desde durazno con sandía hasta maple con chocolate y menta.

Vidal fue una de las primeras compañías en popularizar las gomitas en España. Ellos hacen gomitas de todo tipo de formas y tamaños, pero estas ranas son la mezcla perfecta entre amigos y comida. Con un sabor dulce y picoso único a fresa con canela.

Estas gomitas en forma de cerdo tienen el balance justo entre dulce y ácido; tienen una textura doble, la cara del cerdito es muy suave y sus orejas son chiclosas. La forma de las gomitas aluden al uso de gelatina de puerco, pero también hay opciones vegetarianas, que contiene proteína de chícharo y cera de abejas.

‘Coconut drops’ es un simple pero tradicional dulce de Jamaica hecho de coco fresco, azúcar mascabado, canela y jengibre en polvo. Esta golosina es una mezcla entre crujiente, suave y chicloso, con pedazos de coco caramelizados que se pegan a tus dientes.

Las gomitas de vino Maynards, son un manjar frutal muy popular en Canadá. Estos dulces vienen en diversas formas y tienen nombres de diferentes tipos de vinos. Su sabor no es como el de la bebida para adultos, sino de sabores frutales, como lima, grosella negra, frambuesa y limón.

Kasugai produce dulces en Japón desde los años 20. Los dulces de gomita vienen en todo tipo de sabores, desde kiwi con uva a litchi con mango hasta yuzu con fresa.

Palitos de la selva es uno de los dulces más populares en Argentina. Estas golosinas cilíndricas son de dos colores que representan su sabor a fresa y vainilla. Son el regalo perfecto para un niño, pues las envolturas muestran diferentes caricaturas de animales con descripciones graciosas, pensadas para enseñar sobre vida salvaje.

Esta golosina de piña cubierta de chocolate, brinda un sabor único que es por sorpresa irresistible. El ácido de la piña mezclado con la capa exterior de chocolate obscuro la hace el bocadillo tropical perfecto. Son suaves a temperatura ambiente, como malvavisco esponjoso, pero puedes congelarlos para volverlos chiclosos.

Los malvaviscos ‘Butter Mints’ combinan perfectamente lo cremoso y lo fresco, que se derrite en tu boca por seguro. A diferencia de algunos dulces duros, son tan suaves que puedes masticarlos de inmediato sin tener que dejarlos mucho tiempo en tu boca, ideales para comerte uno camino a una cita.

Las gomitas ‘Dufour Big Frut’ están llenas de sabor y a pesar de su cobertura azucarada no son demasiado dulces. Estos dulces gelatinosos son tan ligeros, que apenas necesitas masticarlos. Cada paquete viene con una variedad de sabores como frambuesa, fresa, mora azul y uva.

Estas obleas con textura parecida al unicel pueden no parecer mucho, pero esconden una sorpresa. La golosina con forma de recipiente está llena de coloridos dulces miniatura. La oblea es comparada con galletas religiosas. Livianos y ligeros, se disuelven al instante para revelar la sorpresa crujiente del interior.

Quiebre la capa exterior de estos dulces con forma de huevo ‘Trululu’ y siga por el chocolate blanco super dulce, para encontrar un oso de gomita escondido. Con una textura como la de un ‘M&M’ y un ‘Haribo’, la mezcla inusual crujiente, chocolatosa y chiclosa, te da todas las texturas que buscas en una golosina.

Si lo que buscas es una aventura, el complejo sabor de los ‘Tyrkisk Peber’ es para ti. Es un dulce de regaliz que pasa de dulce a salado mientras más se disuelve. Como si eso no fuera suficiente, el interior oculta una pizca de pimienta negra, que lo vuelve un poco picoso.

¿Cuál te gustaría probar? ¿Cuántos nos faltaron? Déjanos saber en la sección de comentarios.

AHORA LEE: El día internacional de Los Simpson llega a su cuarta edición con récords pero también con audiencia a la baja

TAMBIÉN LEE: Iván Macías, el ingeniero mecatrónico, emprendedor y fotógrafo que ganó el World Press Photo 2021

Descubre más historias en Business Insider México

Síguenos en FacebookInstagramLinkedIn y Twitter